fbpx DDHH | Page 163 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH
14.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado por el Observatorio de Derechos Humanos) La Dra. Andrea Danas, a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 9, prohibió de manera definitiva el uso de las neopicanas Taser. El fallo argumenta que su uso viola la Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas (convención a la que suscriben la Constitución Nacional y también la de la Ciudad). La sentencia ordena que el Gobierno porteño se abstenga de comprar y/o usar estas armas eléctricas.
"Reconocer la dignidad de las personas a la luz de los tratados internacionales que el Estado argentino ha decidido suscribir implica indefectiblemente aceptar que el Estado no puede proferir tratos crueles, inhumanos o degradantes que provoquen sufrimientos o dolores intensos, tal como lo ha descripto el Comité Contra la Tortura. Si ésta es la calificación que ese Comité ha efectuado de las armas Taser, debe estarse a la altura de esas conclusiones, y admitir que hemos decidido vivir en un sociedad donde deseamos que ciertos hechos no sucedan 'NUNCA MAS'", detalla la sentencia en uno de sus párrafos. (Agencia Paco Urondo)

13.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Basta de Zonceras! entrevistó a Pablo Ciotta, militante de la Agrupación Diversia sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. Iglesia, discusión en el Congreso y avances sociales de las minorías.
  Escuchar entrevista

(Agencia Paco Urondo)

13.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en prensa. medios.gov.ar) La Presidenta manifestó en China su sorpresa y preocupación por el tenor del discurso de la Iglesia en torno del proyecto de matrimonio igualitario que en algunos casos "remiten a tiempos de la Inquisición porque aluden a una guerra de Dios". La presidenta Cristina Fernández dijo hoy estar “sorprendida por el tenor y el tono que ha adquirido el discurso en torno a la discusión por la ley del matrimonio igualitario en la Argentina” y manifestó que “es preocupante escuchar frases como guerra de Dios o proyectos del demonio, que son cosas que nos remiten a tiempos medievales y de la inquisición” En un diálogo con la prensa argentina en Beijing sostuvo que lo que la sorprendió es que esos términos provienen de “sectores que deben promover la paz y el dialogo” y lamentó que el tema del matrimonio igualitario “se plantee como una cuestión de moral religiosa y atentatoria del orden natural, cuando en realidad lo que se está haciendo es mirar una realidad que ya está". Cristina se refirió durante esa conversación con periodistas en el hotel Saint Regis de Beijing al debate sobre ese proyecto que se está desarrollando en el Congreso, en particular en el Senado y que ha generado voces adversas, especialmente desde la Iglesia. Al respecto estimó que “he escuchado que hasta se habla de una guerra de Dios y algunos incluso han planteado la posibilidad de un plebiscito, sin tener en cuenta que estarían plebiscitando un derecho de la minoría"."No quisiera que una ley permita que un funcionario amparándose en una cuestión de conciencia pueda decidir si atiende o no a una persona debido a su condición de gay o lesbiana e incluso decida si permite que una persona pueda o no acceder a una fertilización asistida", sostuvo la Presidenta. Entre otras consideración sobre las reacciones al proyecto de matrimonio igualitario Cristina manifestó que “ese discurso tan agresivo y descalificador invoca razones de derecho natural, y yo creo que si miramos hacia el siglo pasado, en los EEUU, por ejemplo, se consideraba que la personas de piel negra era inferiores y no podían tener los mismos derechos que los blancos, y hoy el presidente de ese país (Barack Obama) es negro”.En otro orden, Cristina Fernández se refirió a la relación comercial con China, y en ese sentido señaló que “no existen ni discusiones ni choques, apuntamos a dessojizar la relación entre Argentina y China”. Explicó que si la relación pasara solamente por el aceite o el porto de soja “estaríamos en problemas. La soja no es lo único que nos debe unir. Si fuera eso solo no habría posibilidad de una relación estratégica con China”. Indicó que hay otros temas en común como el de la infraestructura ferroviaria, la industria del autopartismo, del software o el turismo, entre otros.También la primera mandataria señaló respecto de la posición en el ámbito internacional de la Argentina que "creemos conveniente llegar a la reunión del G-20 con un programa concreto de regulación financiera" y también "con la decisión de la desaparición de los paraísos fiscales como base para que no se repita la crisis" financiera internacional. Cristina conversó con los periodistas argentinos luego recibir el doctorado Honoris Causa y de disertar en la Universidad de Negocios Internacionales y Economía, en Beijing, donde afirmó que "es necesario reconocer un nuevo escenario internacional. Es necesario que los países crezcan de manera armoniosa", dijo. (Agencia Paco Urondo)

12.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Patricio era nuestro padre y compañero. Ex cura obrero, ex detenido-desaparecido. Luchador y militante de la vida y los derechos humanos. Tenía la sonrisa más hermosa, la mirada más transparente, el corazón más bondadoso. Vivió todos sus días con alegría, convencido que un mundo justo, solidario y sin discriminaciones era posible. Nos enseñó que para transformarlo había que empezar por las propias manos. Supo sumar y sumarse a las luchas y resistencias en todo el mundo. Escribió en el libro que construyó con sus compañeros de la Fraternidad Carlos de Foucauld “En medio de la tempestad”, algunas palabras que hoy nos lo recuerdan:“Respecto a mi detención-desaparición, nunca pensé seriamente que algún día me iba a tocar. Hasta hoy me cuesta creer que como pudo haber seres tan depravados y perversos que torturan a otros seres humanos en estado de total indefensión. Ahora sé que es así y que el ser humano tiene una capacidad única para la brutalidad y la maldad. (…) Si bien fue una experiencia atroz, también tengo que confesar que pude descubrir a Dios en medio de todo ese dolor y esa incertidumbre. Nunca me sentí verdaderamente derrotado y creo que con Fátima, detenida junto a mí en ese momento, compartimos algo muy profundo con nuestros hermanos y amigos que hoy no están. Sobre todo su fortaleza y su alegría a pesar de todo.” “(…) Decía Monseñor Romero: ‘Si me matan, resucitaré en la lucha del pueblo salvadoreño’. Y los primeros cristianos afirmaban: ‘Los mártires son las semillas’. Estoy seguro que ninguno de nuestros amigos y compañeros se adjudicaría ese título de mártir. Estuvieron tan llenos de vida y proyectos hasta el final. No se los puede imaginar de otra forma. Como el propio Carlos de Foucauld. Este espíritu y la entrega generosa y creativa de sus jóvenes vidas es la herencia que queremos transmitir a las nuevas generaciones.” A nuestro irlandés se le detuvo su apasionado corazón cuando se proponía lograr la ratificación de los países a la Convención contra la Desaparición Forzada de Personas, para la triste realidad de que sea un derecho no ser víctima de la desaparición forzada. Con una sensibilidad honorable lloraba la muerte pero sabía que era un paso más que había que dar. Hoy con infinita tristeza sabemos que quería que lo recordáramos con alegría y los invitamos a despedirlo de esta forma. Diciéndole adiós pero asumiendo el compromiso de no bajar los brazos hasta conseguir un mundo más justo.El lunes 12/07 desde las 17 hs. vamos a estar despidiendo a nuestro querido viejo y compañero en la Iglesia “Santa Cruz”, Estados Unidos y Urquiza, Ciudad de Buenos Aires. Junto a nuestra familia, amigos y compañeros tendremos a las 19 hs. un acto ecuménico, a las 20 hs. un espacio con todos sus compañeros del movimiento de derechos humanos, y terminaremos a las 21 hs. con una celebración a cargo del Padre Bernardo y la Fraternidad Carlos de Foucauld. El martes 13/07 a las 15 hs. le daremos nuestro último adiós en el Cementerio Británico de Chacarita, Av. Elcano 4568, para que finalmente pueda descansar en paz.Fátima, Carlos, Blanca y Amy Rice Cabrera.

(Agencia Paco Urondo)

12.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Una encuesta del matutino pregunta a los lectores: "¿Está de acuerdo con la adopción por parte de parejas del mismo sexo?". Y la respuesta de más de cien mil personas puede sorprender: 55.37% por el "sí" y 44.63% por el "no". ¿La Nación se suma a la "guerra contra Dios"? (Agencia Paco Urondo)

12.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, audio) Basta de Zonceras! (martes de 10 a 13, FM La Boca, 90.1) charló con Giselle Tepper, militante de la agrupación H.I.J.O.S.. Situación judicial del dictador Jorge Videla, mapa de los juicios y su opinión sobre la Causa Herrera de Noble.

 
Escuchar entrevista.

(Agencia Paco Urondo)

12.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Basta de Zonceras! (FM La Boca, 90.1, martes de 10 a 13) charló con Fernando Azcoaga, especialista en seguridad. El experto analiza la política de seguridad del Gobierno de Daniel Scioli, la represión en Bariloche, y la propuesta por una Seguridad Democrática. Escuchar entrevista.

 

(Agencia Paco Urondo)
 

12.07.2010

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo)(Publicado por Página/12 el 10/07/2010)
Osvaldo “Valdi” Uferer fue detenido en dos ocasiones: a fines de abril del ’75 estuvo en la alcaidía del Chaco durante 20 días. La segunda, ocurrió un año después, en 1976, cuando un patrullero lo levantó de la calle y lo depositó en la Brigada de Investigaciones de la policía chaqueña. Estuvo siete años preso. Pasó por la alcaidía, la U7, y la U9 en La Plata.
El jueves declaró en la causa “Caballero”, en Resistencia. Contó que en la Brigada una vez lo torturaron hasta que se desmayó: “Me dejaron tirado en el piso al lado de una puerta vaivén”. Cuando despertó escuchó la voz de Gabino Manader y los gritos de Nora Valladares durante un interrogatorio. “Manader le decía bueno... bueno... terminemos... decime lo que quiero saber y te devuelvo la bombacha, te vestís y listo...” Como la mujer no respondía la torturaron un poco más, hasta que el policía (imputado en la causa) se cansó y le dijo: “Bueno, ¿sabés qué? Vamos a traer a tu hijo”. “Nora estaba detenida con un bebé de siete meses –continuó Valdi-. Le aplicaron la picana, porque cuando sonaba la picana el bebé lloraba.”
Valdi observaba y escuchaba todo tirado en el piso. Pudo ver a la hoy diputada nacional Elsa Quiroz, a Horacio Cracogna, a Nora Valladares, Jorge Migueles y también a Arturo Franzen y Manuel Parodi Ocampo, dos de las víctimas de la Masacre de Margarita Belén. “Yo me preguntaba por qué se torturaba en el centro de la ciudad, enfrente de la plaza central, donde juegan nuestros niños. Ahora tengo la idea de que esto era un plan premeditado para sembrar el terror”, reflexionó.
 
 
(Agencia Paco Urondo)
 

10.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, gentileza Claudia Lamattina) El pasado 7 de junio, la Juventud Sindical fue a visitar la Escuela de Mécanica de la Armada, hoy convertido en Museo de la memoria.
 
En la imagen, el ingreso a la ESMA.

Mirando documentos y fotos, Facu Moyano. Detrás, a la izquierda, el Mono del Movimiento Evita.  

Prestando atención, Camilo Juárez, militante de los organismos de Derechos Humanos e hijo del desaparecido Quique Juárez, director de cine.

 Todos Juntos. Más fotos en http://www.facebook.com/album.php?aid=61663&id=1065734998&ref=mf#!/album.php?aid=61663&id=1065734998. (Agencia Paco Urondo)

10.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) “Si alguien inocentemente pensó que los genocidas podían expresar algún tipo de arrepentimiento respecto de los hechos atroces y aberrantes que llevaron a cabo, la reivindicación apologética de Videla, tira por la borda cualquier ilusión”, expresó el Diputado. El diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo presentó hoy un Proyecto de Resolución para expresar “su más enérgico repudio” a las expresiones del “genocida Jorge Rafael Videla” quien “reivindicó la metodología del Terrorismo de Estado perpetrado por las FFAA contra la sociedad argentina” en lo que constituyó “la mayor violación, masiva y sistemática, de los Derechos Humanos en nuestro país”.
  
El Diputado también manifiesta “su convicción de que solo a través del juzgamiento y condena de todos los genocidas, se podrá consolidar la democracia recuperada en 1983  y honrar los principios de ‘Memoria, Verdad y Justicia’ que caracterizan al Estado de Derecho y que distinguen a una sociedad que, como la argentina, ha ratificado los valores y la metodología de resolución pacífica de los conflictos, la tolerancia y la no violencia como guías ineludibles de su funcionamiento”. En los fundamentos del proyecto Dante Gullo destaca que las declaraciones del dictador “no son más que una reiteración de su concepción autoritaria, mesiánica, antipopular y profundamente reñida con los valores y principios del más elemental humanitarismo”, en las que reivindica “una vez más su política de terror y exterminio, llevada a cabo como uno de los máximos responsables de la dictadura instalada en nuestro país el 24 de Marzo de 1976”. En este caso, se juzga por delitos de lesa humanidad al dictador Jorge Rafael Videla y a otros 29 imputados -entre ellos Luciano Benjamín Menéndez-, por el asesinato de 31 presos políticos cometidos en la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Córdoba. (Agencia Paco Urondo)

10.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Asteriscos TV) El arzobispo afirmó que en ese proyecto está la "envidia del Demonio". Ademas, pidió que "el Señor envíe su Espíritu a los senadores". 
En medio del debate y la incertidumbre sobre el destino del proyecto que aprueba el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, la Iglesia volvió a embestir contra la aprobación de dicha ley. "No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios", dice el cardenal Jorge Bergoglio, en una carta dirigida a los cuatro monasterios de Buenos Aires, a la que tuvo acceso lanacion.com. "No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una "movida" del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios", continúa la misiva.
El cardenal también recordó una frase de Santa Teresita, cuando hablaba de su enfermedad de infancia, en la que decía que "la envidia del Demonio quiso cobrarse en su familia la entrada al Carmelo" de su hermana mayor. "Aquí también está la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra", insiste el prelado. En la misma carta, Bergoglio pide a los Monasterios que "clamen al Señor para que envíe su Espíritu a los Senadores" que van a votar el próximo miércoles 14.
 
"Que no lo hagan movidos por el error o por situaciones de coyuntura sino según lo que la ley natural y la ley de Dios les señala", reclama el cardenal. (Agencia Paco Urondo)
 

08.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Jimena Rosli, publicado en Miradas al Sur) Entrevista a María José Ferré y Ferré. Diálogo con una psicóloga argentina que trató durante diez años a hijos de militares.

María José Ferré y Ferré tiene 49 años y se recibió de licenciada en Psicología de la Universidad Católica en 1985. Durante diez años trabajó en una obra social de las FF.AA., con niños y adolescentes de hasta 18 años. Muchos eran hijos de militares que estuvieron en actividad entre los años 1976 y 1983. Durante la cursada de la diplomatura en Problemas y Patologías del Desvalimiento de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (Uces) se interesó en la temática y decidió investigarla.
Tomó los casos de 45 pacientes nacidos durante el período de la última dictadura. Se especializó en el análisis de las pesadillas y se puso a estudiar sobre el tema. A todos les pidió permiso para trabajar de manera académica con sus casos clínicos. Presentó los resultados en el XI Foro Internacional de Psicoanálisis que se hizo en Chile en 2008. Era una versión corta de la investigación, que se llamó Mi padre ¿fue? un represor: transmisión generacional del trauma. Ese mismo año revalidó su título de psicóloga en Chile, defendiendo el trabajo completo. Miradas al Sur la entrevistó en su consultorio, con las paredes cubiertas por una biblioteca llena de libros.
–¿Cómo nace el interés por esta temática?
–Empecé a notar una serie de características, síntomas y rasgos que se repetían en los casos. Armé ciertos patrones o cosas en común. Los psicólogos no creemos en las casualidades. Me interesé en todo esto y descubrí el sufrimiento de estos chicos y chicas, ya hoy hombres y mujeres de entre veinte y treinta años. Al crecer se fueron preguntando sobre qué hicieron sus padres en esa época.
 
 
–¿Cómo lo empezó a trabajar?
–Los pacientes traían a la sesión sus sueños y pesadillas. Empezamos a hablar, a interpretarlos y enfocarlos en la relación que podían tener con la actividad de sus padres. En vez de recibir resistencias, me encontré con que sentían alivio. Me decían “uy, ¿de esto puedo hablar acá?”, “¿a vos te puedo contar?” o “¿sabés que nunca se lo pude decir a nadie?”.
–Claro, justamente estando en una obra social de militares…
–Pero no se daba una particular indicación que diga “de esto no hay que hablar”. Crecieron con ese mandato. En casa se daban pautas que no se podían cuestionar. “Vos en el colegio tenés que decir que tu papá es peluquero”, les explicaban. Una paciente me decía: “Yo con ocho años me preguntaba, ¿por qué tengo que decir que es peluquero si es militar?”, “vos decís eso, porque lo digo yo”, le respondían. Ahora los pacientes son adultos, que si hoy en día van a una entrevista de trabajo definen a su padre como empleado estatal. Décadas después no pueden decir o prefieren no decir “mi padre es militar”.
–¿No lo decían con orgullo?
–No en esa época. En muchos casos la versión era que no se podía decir porque era peligroso o había gente mala. Los malos eran los otros. Era una cuestión de proteger a la familia. “¿Por qué no volvemos dos días seguidos por el mismo camino de la escuela?”, se preguntaban, por ejemplo.
–¿Qué síntomas se ven en estos pacientes?
–Me volqué en terapia al tema de las pesadillas, pero también hay síntomas físicos. Hay un común denominador, y no es el mismo en varones y mujeres. Todavía estoy analizando el por qué de la diferencia. Es la segunda parte de mi estudio. A grandes rasgos, en los hombres hay personalidades transgresoras: repetir en la escuela, consumo de drogas y hasta situaciones de delincuencia. Se podría hablar de lo que para esos papás sería transgresor, como hijos militando en partidos de izquierda o estudiando Filosofía. Cada generación hace lo que puede con lo que recibió de la anterior. Algunos repiten y otros tratan de elaborar algo distinto.
 
 
–¿Y las hijas mujeres?
–Tienen personalidades tendientes a la sumisión. Crecieron en el no preguntar, en el “no se entiende muy bien pero no importa”. Desarrollaron una capacidad de negación inconveniente para ellas mismas. Por ejemplo, encontré muchas chicas con relaciones de pareja terribles. Eran engañadas, los hombres tenían historias y hasta vidas paralelas. No era una canita al aire. Lo que llama la atención es que realmente no se daban cuenta. Te dicen que mucho no les “cerraba” cuando sus novios o maridos les decían “mirá, no me llames por las próximas cuatro horas porque voy a estar en una entrevista”. No está la curiosidad de investigar y no detenerse hasta entender. Está este entrenamiento, esta facilidad de negar, que por ahí otras personas no tenemos.
–Algo así como “el silencio es salud”...
–Claro, terminan ellas teniendo parejas donde hay cosas no dichas, secretas o cuestiones ocultas. El “de esto no se habla” está a la orden del día en la casa. No se habla del tema de la dictadura. Son familias donde el padre ha sido tan autoritario dentro del hogar como lo era afuera. El silencio es cualquier cosa menos salud. Todo lo no dicho tiene riesgo de ser repetido. Todo lo que se calla en una generación de alguna manera aparece en las siguientes.
–¿Eso es la transmisión transgeneracional?
–Sí, es como una posta. Un corredor que llega hasta un punto, le entrega el testimonio al siguiente corredor y ése arranca donde lo dejó el anterior. Le deja todo un saber inconsciente que se transmite por mecanismos que hoy por hoy no están del todo precisados, pero vemos los resultados. Como en las pesadillas.
–¿Cómo eran?
–Muchísimas historias de persecución. Los pacientes son los perseguidos y son atrapados. Incluso aparecen Falcon verdes. Otras veces eran los encargados de rescatar personas de situaciones de riesgo. A veces eran catástrofes naturales. Había una inundación y ellos eran quienes tenían que salvar a todos. Pero también tuve una paciente que soñaba que la torturaban con picanas y que la colgaban viva de un gancho. Describía las torturas que sus agresores le hacían con una nitidez que era escalofriante. Con lujo de detalles y en tanto lo vívido de su sufrimiento durante el sueño.
–¿No podrían haberlo escuchado u oído en algún lado?
–No lo vivieron, el conocimiento que tuvieron fue por lo que se enseña en la escuela. Los padres les decían “esa no es la verdadera historia”. Algunos tenían el Nunca Más abajo de una pila de libros.
–¿Todos sabían lo que habían hecho sus padres?
–No. Y acá se presenta un dilema interesante. Más que saber, estaba la sospecha. En un momento, si partís de lo psicoanalítico, con develarlo, con hacer consciente lo que está inconsciente, se supone que caminás a una cura. Pero éste no es el caso, porque en realidad, que estos hijos lleguen a comprobar o saber fehacientemente la participación de sus padres termina con la incertidumbre, pero inaugura la certeza. Una certeza destructiva. Hubo quienes fueron a la Conadep a buscar si sus padres estaban en la lista de represores. Terminan como en un callejón sin salida. El sospechar y no animarse a preguntarlo te daña de una forma. El saberlo y confirmarlo inaugura un nuevo drama. Tuve una paciente cuyo padre se sentó a confesarle con lujo de detalles todo lo que había hecho. Lejos estaba de decir “ah, que bueno, ahora que lo sé me quedo más tranquila”.
–¿Y esto los llevó a replantearse lo que hacían sus padres?
–En muchos casos sí. El trabajo analítico ayudó, pero no crea algo que no está latente en el paciente. Nosotros ayudamos a que salga, no ponemos algo que no está. Si salió, es porque estaba.
–¿Le tocaron casos de chicos que estén de acuerdo con lo que hicieron sus padres?
–Es raro que lleguen a terapia por el armado psíquico que tienen.
Ferré y Ferré se levanta del sillón y camina hacia la biblioteca. La estantería rebalsa de libros. Con el dedo marca los que usó para su trabajo. Señala La interpretació n de los sueños , de Sigmund Freud, y El alma de los verdugos , de Baltasar Garzón y Vicente Romero. “Hay un mexicano que tiene un capítulo dedicado a la Argentina –explica–. Se llama Fernando González.” El título confirma lo que estudia: La guerra de las memorias. Psicoanálisis, historia e interpretació n. “La poca bibliografía que hay sobre hijos de victimarios es la que escribieron sobre los descendientes de los nazis”, cuenta la psicóloga. Habla de Tú llevas mi nombre. La insoportable herencia de los hijos de los jerarcas nazis, que escribieron Norbert y Stephan Lebert. El libro cuenta el padecimiento de los hijos que cargan el apellido y la culpa por los crímenes de sus padres.
–¿Cómo tomaron los pacientes el hecho de que analizó sus casos?
–A todos les pedí el consentimiento para trabajar en mi tesis. Contestaban: “Qué bueno que alguien se acuerde de nosotros”. De hecho, hay algo curioso. Los casos más graves eran pacientes cuyos padres mejor estaban a nivel psíquico, económico y social. Cuanto menos procesó esa generación, más negó y silenció, peor paquete le pasó a la siguiente. Cuando hubo padres militares ya retirados que desarrollaron un cáncer o enfermedades terminales, o sea, cuanto más les quedó a ellos dando vueltas, mejor estaban los hijos. Eran conflictivas más leves y trabajables, estaban menos traumatizados.
–¿Cuál es el resultado de su estudio?
–Hay muchísimo hecho para los hijos de las víctimas y muy merecido que lo tienen. Tienen instituciones, orientación y tratamiento. Pero no hay nada para los hijos de los victimarios. Son una nueva categoría o clase de víctimas. Creo que es una postura que no está constituida ni es clara en el país. Habría que habilitar espacios de orientación o asistencia. O donde se dé formación a los psicólogos que reciban este tipo de casos. Todavía es una pelea solitaria.
–¿Por qué cree que es así?
–Me parece obvio el porqué no hay nada trabajado desde las instituciones militares. Lo que me pregunto es por qué no desde los gobiernos que siguieron después. Es un tema que todavía genera resistencias en la sociedad, creo que está atravesado por cosas como la heredabilidad de la culpa. ¿Son culpables, son responsables? Hay que poder desligar a los hijos de lo que hicieron sus padres. Los hijos nunca debemos responder por los actos de los padres, ni en éstas situaciones ni en otras. Salvo que vos elijas hacerlo por algún motivo equis. Me parece que hay algo todavía de esto, de no poder justamente pensarlos como otras víctimas.
El trauma de una generación
Los psicólogos llaman “trauma transgeneracional” a las situaciones no resueltas que se transmiten de una generación a otra. Aunque una persona no haya sido partícipe directa ni haya vivido una problemática, la arrastra en su psiquis. Trasciende las generaciones, son traumas que continúan de padres y ancestros a hijos. Es una herencia inconsciente, como un trabajo pendiente a solucionar que se manifiesta de distintas maneras, como en enfermedades y pesadillas. La terapia del psicoanálisis ayudaría a resolverlas.
Según el psiquiatra francés Serge Tisseron, el trauma transgeneracional no es por simple transmisión –en donde la persona se identifica con una situación anterior, se la apropia y la reelabora a su modo y estilo–. No es una decisión consciente, sino una influencia que no se percibe ni se puede asimilar. Así, el psiquismo de las personas no sólo estaría formado por lo individual, sino que es una construcción colectiva. (Agencia Paco Urondo)

08.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado prensa. medios.gov.ar) "La idea es que todos los que fueron responsables, tanto militares como civiles, sean juzgados y sancionados como corresponde en un proceso que les dé las garantías de la ley", afirmó Luis Alen, jefe de Gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos
Alen, funcionario del organismo oficial que es querellante en los juicios en los que se investigan los crímenes cometidos durante la dictadura, salió a responder a algunos líderes de la oposición que denunciaron que la gestión de la presidenta Cristina Fernández buscaría dilatar los juicios para sacar un supuesto rédito político durante este año pre-electoral.

 
Al respecto, Alen salió a aclarar hoy que esas versiones son parte de un discurso de sectores que estarían molestos por la reapertura de los casos y pidió que éstos "hagan cargo" de su apoyo a quienes participaron activamente del golpe de Estado. La posición oficial es clara: los delitos de lesa humanidad no prescriben. Por eso, a pesar de haber sido indultados por la gobiernos democráticos, tanto militares como civiles son hoy juzgados por el genocidio cometido durante la última dictadura en la Argentina. Para Alen, en ese contexto, "Es un disparate lo que dice la oposición. Se trata de esa oposición que apoyó la Ley de Obediencia debida y Punto final, esa que pidió los indultos, ahora se queja del Gobierno que abrió los juicios. La oposición debería hacerse cargo de lo que hizo, de su pasado", fustigó el funcionario en declaraciones radiales. En ese sentido, dijo que "Estamos satisfechos por los juicios que hay. Evidentemente, se ha adquirido un rumbo definitivo que no tiene vuelta atrás. La Secretaría tiene una parte importante porque somos querellantes". Tras reiterar que "La idea es que todos los que fueron responsables, tanto militares como civiles, sean juzgados y sancionados", se lamentó de que sobre estos últimos "hay algunos pocos que están siendo enjuiciados, como Martínez de Hoz; pero hay otros civiles que en el transcurso de estos juicios van a ir apareciendo, y de hecho se condenó incluso a un ex juez". (Agencia Paco Urondo)

08.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en AgMagazine.info)
Estoy completamente a favor de permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.
Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos. Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.
Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas. También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la Iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por “el qué dirán” o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familias católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.
Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma no es más que una manera un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.
Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente sobre el que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: también estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.
Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo “¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrían hacerse católicos!”.
Veo ese tipo de críticas y respondo: si bien es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor probabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.
Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.
En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.
Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales.

(Agencia Paco Urondo)

06.07.2010

Bariloche, Río Negro (Agencia Paco Urondo, gentileza Agustín Cetrángolo) Los integrantes de la Multisectorial, denunciamos y repudiamos la persecución, las agresiones, amenazas y hostigamiento cotidiano que reciben nuestros jóvenes por parte de la policía provincial.  Seguimos reclamando junto a los familiares de las victimas JUSTICIA YA!
Asimismo, rechazamos de plano la recusación del Juez Martín Lozada, efectivizada por la Cámara Segunda del Crimen: integrada por los doctores Eduardo Lanfranchi, Héctor Leguizamón Pondal y Miguel Angel Lara. Una vez más la corporación judicial castiga y persigue duramente a los jueces que se animan a trabajar en pos de una justicia verdadera. Una corporación judicial que amparada en meros tecnicismos oculta sus auténticas intenciones persecutorias ante un juez que en su intachable trayectoria ha demostrado esforzarse con ahínco por abrazar los ideales republicanos y democráticos de justicia. Queda claro que el poder judicial, único de los tres poderes del estado capaz de operar en forma autónoma sin el consenso del pueblo, no tolera que un “descarriado” de su seno se acerque al pueblo y se imbuya de sus problemáticas para ejercer una verdadera justicia. En lugar de esto es voluntad de la corporación judicial no hacer justicia junto al pueblo sino impartir justicia desde sus tronos, cual deidades olímpicas.
Repudiamos los dichos vertidos por el abogado de la defensa, Marcelo Ganuza, acerca de la actuación del Magistrado en el caso del asesinato de Diego Bonefoi. Resulta vergonzoso que un abogado se dirija de manera tan impertinente y soez hacia un Magistrado de la talla de Lozada, en el marco del estado de derecho. Los improperios ultrajantes proferidos por el defensor del cabo Colombil,  no hacen más que confirmar el poco respeto por un sistema judicial autónomo de las mafias policiales y políticas y en definitiva su profundo desprecio por una verdadera acción de justicia.      
Seguimos reclamando junto a las familias de los jóvenes asesinados:

  • INVESTIGACIÓN JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES MATERIALES E INTELECTUALES DE LOS ASESINATOS DE DIEGO, SERGIO Y NICOLÁS
  • CÁRCEL COMÚN Y EFECTIVA ¡YA!
  • Exigimos la renuncia del Gobernador Saiz, del Ministro de Gobierno Larreguy y el Secretario de Seguridad Cufré.
  • Investigación y Desafectación de los policías con causas penales.
  • Exigimos a los Gobiernos Municipal, Provincial y Nacional la disposición de recursos necesarios, para la implementación de Proyectos productivos y  becas para jóvenes bajo control de los vecinos organizados.
  • Protección efectiva a las víctimas de torturas y vejaciones como así también las garantías necesarias para que puedan efectuar las denuncias correspondientes.
  •  Creación de puestos de trabajo genuinos.
  • Apertura inmediata de espacios recreativos, deportivos y culturales.
  • Aumento de presupuesto para Educación, salud y equipamiento para los centros de salud y escuelas de los barrios.

(Agencia Paco Urondo)