fbpx Alberto Fernández: “No sembramos discordia, sino igualdad” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 11.09.2020
Alberto Fernández: “No sembramos discordia, sino igualdad”

Lo señaló dos días después de los anuncios sobre la coparticipación. El mandatario participó de una videoconferencia en la cual se anunciaron obras públicas de importancia para las provincias de Chubut, Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán y Tierra del Fuego.

Por Fernando Latrille / Foto Dani Moran

El presidente Alberto Fernández anunció hoy viernes- mediante videoconferencia desde la Residencia de Olivos-, la reactivación de obras y  firma de convenios para otras nuevas destinadas a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, Chubut y Tierra del Fuego con una inversión de $31.000 millones. Obras de infraestructura ferroviaria, ampliación de redes de agua potable y saneamiento, mejoras viales y trabajos de infraestructura hídrica, fueran las anunciadas en esas provincias. “Nosotros somos un Gobierno Nacional de un país Federal, que a lo largo de los años se ha construido de un modo muy desigual, de un modo muy poco equitativo, de un modo poco equilibrado. Que ha sido construido de tal modo que exista una suerte de país central y exista una periferia en el sur y una periferia en el norte”, indicó el mandatario

Tambíen explicó que esas “argentinas periféricas” -entre comillas-, remarcó, “son argentinas olvidadas durante muchos años”, reiteró. “Ha llegado la hora de darse cuenta que son Argentina y punto”, indicó y explicó que “no hay una Argentina central y una Argentina periférica. Hay una Argentina y punto”, repitió y refiriéndose al propósito que tiene como Presidente destacó que “el esfuerzo que tenemos que hacer todos es el de integrar la Argentina del mejor modo posible, de la mejor manera posible”, señaló y se refirió al contexto en el que le tocó asumir las riendas del país, expresando “que venimos de un tiempo difícil, de un tiempo donde se dilapidó mucho dinero porque nos endeudamos y ese dinero desapareció”, sostuvo.

Fernández señaló que fue la peor deuda al indicar que “no es que nos endeudamos para producir, nos endeudamos para que la habilidad (entre comillas) o la picardía, como solíamos decir nosotros francamente, hagan que ese dinero desaparezca de las arcas del Estado y no beneficie a ninguno de esos argentinos que están representando estos gobernadores”. 

Además, se refirió al objetivo de su gobierno que llegó para “tranquilizar la economía y tranquilizar al país. Pero al país no se lo tranquiliza con discursos condescendientes, al país se lo tranquiliza con acciones realmente equilibradas. Que allí donde la desigualdad aparece, aparezcan acciones que igualen”, destacó. “Que allí donde la marginalidad asoma aparezcan políticas que abracen”, dijo nuevamente trazando el objetivo de su gobierno de construir un país más justo, igualitario y federal. “Que allí donde los recursos abundan, se distribuyan de otro modo para aquellos que lo están necesitando.”, subrayó y apuntó que “así, se construye una Argentina solidaria. Así, se integra la Argentina”.

En respuesta al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, que se mostró enojado por la decisión adoptada por el poder ejecutivo de quitarle un punto de coparticipación por decreto, expresó Alberto Fernández que ”todas la políticas que nosotros tomamos no son políticas en perjuicio de nadie, son políticas en favor de la gente”, dijo. “Son política dictadas en favor de las mayorías argentinas”, reivindicó.

En este día y cada día

El mandatario en el día del maestro aprovechó para saludar a les maestros y maestras y recordó a Sarmiento “como personaje inmenso, lleno de contradicciones como somos los hombres, como son las mujeres, como somos los seres humanos”, puntualizó. “Pero cuando se pone en la balanza, fueron más los aciertos de Sarmiento de lo que pudieron ser errores, vistos con el transcurso del tiempo, porque tal vez si miráramos a Sarmiento en el contexto que se vivía tal vez lo explicaríamos de un modo más condescendiente”, expresó y reiteró que: “Sarmiento fue un hombre inmenso”. Detalló que “junto con Alberdi vislumbraron la importancia de la educación pública para que la Argentina creciera y se ocupó que esa educación pública exista. Y se ocupó de fundar escuelas y se ocupó de traer maestros que preparen maestros argentinos, Y se ocupó que en esa educación pública, las diferencias sociales no asomen. Por eso todos se pusieron un guardapolvo blanco”.

“En el medio de la pandemia que tantas dificultades nos ha traído no quiero dejar de recordar a los maestros y a darles las gracias de corazón, desde lo más profundo de mi afecto. Porque sé que han estado siempre. Han estado educando a la distancia a los chicos, han estado cerca de los chicos cuando los chicos los necesitaron. Han estado dando alimentos allí donde hizo falta, siempre están, y de corazón: gracias”, dijo el Presidente y añadió que “son parte del espacio que debemos revalorizar y tenemos que cuidar, juntos con quienes nos cuidan en la salud, junto con quienes nos cuidan en las calles”, y en su día brindó como mensaje: “Feliz día maestros argentinos”.

“Esos maestros son un poco hoy el emblema de lo que debemos ser. Una Argentina que se integra, que rompe desigualdades”, dijo Fernández. “Una Argentina donde todos deberíamos cargar un guardapolvo blanco para no ver las diferencias. Y una Argentina que le de educación  a todos”, indicó y sugirió “cambiemos la palabra educación por oportunidades, que le de oportunidades a todos hoy, porque eso es lo que hace falta”, dijo.

Quitarle a los que nadan en la abundancia para distribuir en las carencias

Asimismo, Fernández volvió sin mencionar a Rodríguez Larreta a explicar su decisión que se enmarca en su objetivo de gobernar para las mayorías, haciendo que las carencias sean remediadas y buscando recursos donde está la abundancia, por eso señaló en su intervención que valora mucho la palabra “y que mi palabra fue siempre construir con los 24 gobernadores un país federal. Pero partamos de la premisa que ese país federal hay que construirlo, no existe. Éste es un país muy desigual. Y que por lo tanto hay que tomar medidas que van  beneficiar a unos y perjudicar a otros y allí tiene que asomar la solidaridad de todos nosotros”, explicó. “Porque perjuicio no es quitarle a alguien lo que necesita. En todo caso el perjuicio (también entre comillas), es quitar la abundancia de algunos lados para distribuirla en las carencias que existen en la Argentina”.

En este misma sentido, enumeró las obras en cada una de las provincias y remarcó que varias de las obras eran las que se había comprometido en realizar cuando estaba en campaña. Volvió nuevamente a señalar que es un hombre de palabra y que su palabra la cumple. Dijo que quiere cuando su mandato termine que “la Argentina sea un país más igualitario, más federal, que la Argentina crezca de otro modo”, sostuvo y remarcó “que la Argentina crezca no en la concentración de unos pocos sino en la felicidad de millones. Y voy a trabajar denodadamente para eso”, dijo Fernández.  

Finalmente, subrayó: “Estoy seguro que lo que estamos haciendo no es sembrar discordia, sino sembrar igualdad, que es otra cosa. Vamos a seguir dialogando, ningún diálogo se rompe. A veces no se está de acuerdo, simplemente eso. Y a veces a algunos les duele renunciar a los privilegios. Pero vamos a seguir dialogando y eso está garantizado. El diálogo es el modo, no conozco otro”.