fbpx A cuatro años de la muerte de Carlos Fuentealba, por Nahuel Placanica
Opinión //// 06.04.2011
A cuatro años de la muerte de Carlos Fuentealba, por Nahuel Placanica

El lunes 4 de abril se cumplió un nuevo aniversario de la muerte de Carlos Fuentealba, el profesor de química asesinado por la policía en la represión que tuvo lugar en la provincia de Neuquén en el año 2007.

 
Por aquellos años el sindicato docente ATEN, perteneciente a la CTERA, tomó la decisión en asamblea, de cortar la ruta 22 a la altura de Arroyito como medida de protesta, en el marco de los reclamos que venían llevando adelante. Al llegar al lugar, los docentes fueron  recibidos con balazos de goma, carros hidrantes y gases lacrimógenos. Tras las primeras corridas, se produce un dialogo entre dirigente y efectivos policiales acordando el cese de la represión policial y la retirada de los trabajadores.
 
En el asiento trasero de un 147 se encontraba Carlos Fuentealba que emprendía la retirada  junto a sus compañeros, cuando una granada de gas lacrimógeno atravesó el vidrio del auto impactando en la nuca del maestro causándole un hundimiento de cráneo. El disparo había sido efectuado por el oficial José Darío Poblete, miembro del Grupo Especial de Operaciones Policiales (G.E.O.P), que se encontraba a unos dos metros. A pesar de los esfuerzos médicos, Carlos Fuentealba muere al día siguiente en el hospital.
El hecho desató una sucesión de huelgas y movilizaciones, apoyadas por las dos centrales sindicales (CTA;CGT), que se extendieron en la Provincia de Neuquén alrededor de 50 días. Finalmente, el gremio docente acordó un aumento salarial,  una pensión para la viuda de Fuentealba y otras reinvindicaciones. Sin embargo, el pedido de juicio político al gobernador Sobisch, señalado como el autor intelectual del crimen, fue cajoneado en la legislatura.
En la justicia se abrieron dos expedientes. El primero conocido como “Fuentealba I” que llevó adelante la investigación de la autoría material del asesinato que condenó al oficial Poblete por el delito de Homicidio Calificado. El otro expediente, se conoce como “Fuentealba II”, que investiga las responsabilidades de varios oficiales de la policía y del subsecretario de seguridad Raul Pascuarelli. Aten presentó un pedido de indagatoria al ex gobernador Sobisch en la causa “Fuentealaba II”, pero la justicia lo rechazó.
El pasado lunes se cumplieron cuatro años del terrible hecho y desde la CTERA y la CTA se reclamó el avance de la causa “Fuentealba II” citando a declarar a Jorge Sobisch. Se produjeron movilizaciones frente a la Casa de Neuquén en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que en la capital de la provincia sureña los trabajadores de la educación convocaron a un paro por 24hs para exigir “justicia completa”.
En unas pocas líneas Osvaldo Bayer expresa la desmesura del gobernador que ordenó desalojar la ruta a balazos y gases y el dolor por la perdida del maestro:
“Usted, Sobisch, asesinó al mejor maestro. El último proyecto de ese maestro fue llevar la escuela a los albañiles.
Sueños, sí, pero peligrosos. "Mejor meterle un tiro en la nuca.”
Mientras los magnates viajan en autos cada vez más pesados que envenenan más y más el ambiente, Fuente Alba quería llevar la escuela a los albañiles. Sueños. (Agencia Paco Urondo)