fbpx Reunión del presidente con las organizaciones sociales: "Es tiempo de peronismo" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Militancia //// 24.04.2020
Reunión del presidente con las organizaciones sociales: "Es tiempo de peronismo"

El secretario general de la Martín Fierro, Nahuel Beibe, aporta elementos para amortiguar el impacto de la cuarentena en los sectores más humildes.

Por Nahuel Beibe*

Este jueves24 de abril se reunieron con Alberto los dirigentes de algunas organizaciones de la UTEP, de la cual nuestro Frente Barrial 19 de Diciembre también forma parte, para expresarle la necesidad de reimpulsar la economía popular y también para alertarlo sobre las dificultades en los miles de comedores, merenderos y ollas populares que con militancia y solidaridad se multiplicaron para combatir el hambre en la pandemia aunque muchos ya no están pudiendo hacerlo por falta de alimentos.

Recuerdo otros momentos difíciles del país en los que la comida fue tan necesaria y me alegro de tener un presidente peronista. Conversando entre compañeros para ver como aportar en este tema, nos pusimos a buscar la demonizada Ley de Abastecimiento que impulsó Peron en el año 1974, y vimos con agrado que la Secretaría de Comercio la está implementando junto a provincias y municipios para el control de precios máximos.

Ahí nomás nos entusiasmamos con la posibilidad de “encarcelar a los empresarios que no lo cumplan” y con “expropiar por necesidad pública los bienes destinados a la sanidad y a la alimentación”,  pero desde la modificación del 2014 ya no es posible.  De todos modos sigue siendo una herramienta válida para intervenir la economía en esta crisis y permite decomisar en el acto la mercadería que se encuentra en infracción (con precios mayores al seis de marzo) lo cual debería hacerse con urgencia en las distribuidoras de alimentos y grandes cadenas comerciales para ser entregada en los comedores populares que no están pudiendo contener la necesidad que viene en aumento.

Claro que el peronismo siempre tiene otras opciones menos burocráticas, como cuando Evita -haciendo justicia social por sus propios medios- “pedia” a las grandes empresas donaciones para repartir desde la Fundación, porque si los niños y niñas deben ser los únicos privilegiados (junto a los adultos mayores por supuesto que son los más atacados por el coronavirus) los necesitamos bien comidos para estar fuertes y no enfermarse, y contra eso no puede haber interés individual ni propiedad privada que se imponga a la función social que tiene como razón de ser nuestra economía como decía con tanta vigencia la Constitución de 1949.

Ojala que el fracaso de la globalización nos permita sacarnos de encima los condicionantes del capital especulativo (la propuesta de renegociación de la deuda es buena en ese sentido) y reconstruir un Estado Nacional Peronista que controle las palancas que mueven la economía: la importación y exportación, el transporte y el sistema financiero.  A pesar de todo, esta crisis nos encuentra bien parados: somos un país productor de alimentos, tenemos los bienes naturales que hacen funcionar el mundo, la infraestructura necesaria para salir adelante y fuertes organizaciones populares y sindicales con la decisión de ser protagonistas en la construcción de una patria justa, libre y soberana.

*Secretario General Corriente Nacional Martín Fierro.