fbpx Miles de personas esperan el recital del Indio en Salta
Más información //// 26.03.2011
Miles de personas esperan el recital del Indio en Salta

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en El Tribuno) Cientos de carpas se distribuyeron ayer en el balneario municipal Carlos Xamena, donde el grueso de la comunidad ricotera está haciendo base. La administradora del balneario Carlos Xamena, Graciela Balmaceda, le dijo a El Tribuno on line que había superado el millar de acampantes y se espera que la cifra se multiplique por diez. “El camping tiene capacidad para 300 casas rodantes, 500 carpas y aproximadamente unas diez mil personas”, explicaba.
 
Con la experiencia del recital del 2009 el predio se vio colmado acampando en todo el parque e incluso dentro de lo que es la pileta de natación. “En cuanto a los servicios tenemos agua caliente las 24 horas, vigilancia, luz en todo el predio y baños en perfecto estado; incluso se está manejando la posibilidad de que al alcanzar el cupo de diez mil personas cerremos el acceso para comodidad de las personas que llegaron antes”, anticipó Balmaceda.
La capacidad hotelera en Salta está cubierta en un 98% y ya se abrió el registro para casas de familia, departamentos y hoteles alojamiento para derivar los turistas que elijan este tipo de albergue.

En viaje desde el  1 de marzoEduardo, Gabriel y Celeste son de San Clemente del Tuyú. Llegaron ayer a Salta e inmediatamente se dirigieron al camping municipal. “Salimos el 1 de marzo cuando terminamos la temporada en la costa. Esto es una pasión que no tiene explicación, somos una gran familia convocada por el Indio, donde toque,  en la época que sea va a tener a su familia siguiéndolo”, señala Gabriel  quien trabajó en una heladería durante el verano.
En avión y en carpaMarcos y Juan son de Buenos Aires, se conocieron en un festival del Indio Solari en Tandil. Fueron los primeros en llegar de un grupo de 10 personas de diferentes lugares del país y lo hicieron en avión. Vinimos el martes a ganar una buena ubicación. “Tuve que renunciar a mi trabajo porque no me querían dar las vacaciones, pero no es la primera vez, ya que en el anterior recital del Indio también renuncié porque no me coincidían los horarios”, expresó Marcos quien es carpintero y más allá de quedar desempleado pagó su boleto de avión y llegó a Salta en sólo dos horas.
“Yo coloco polarizados para una empresa de Buenos Aires y en el contrato que firmé había puesto como cláusula que mis vacaciones las tomo con los recitales del Indio Solari. Así estoy desde hace cuatro años y espero seguir muchos más”, contó Juan quien al no conseguir avión directo desde Buenos Aires a Salta tomó uno a Tucumán y desde ahí tomó un micro llegando el miércoles pasado.
Un punto de encuentroPili, Carmen, Sofía, Ale, Charly, Patricio y Gustavo se comunicaron vía mail y se encontraron en Salta. Dos de ellos pasan la barrera de los 40 años, tres tienen 25 y dos son treintañeros. Sofía, Carmen y Ale estaban en Bolivia trabajando y bajaron a Salta; Charly trabaja en Mendoza; a Pili la vida lo encontraba en Córdoba; Patricio y Gustavo salieron el lunes pasado a dedo desde Luján para llegar a Salta. Se conocieron en los recitales, son de generaciones diferentes, pero el Indio Solari es su motor para el reencuentro.
3600 kilómetros en autoSon amigos más allá de uno vivir en Cacabuco, Tandil, San Fernando y Capital. El dueño del auto salió desde San Fernando y comenzó a buscarlos uno por uno. Salieron ayer y saben que el lunes deben estar trabajando. Son 3600 kilómetros detrás una pasión que no tiene otra explicación que la pasión misma. (Agencia Paco Urondo)