fbpx “Me tildan de todo, menos de una madre que está luchando para encontrar a su hijo"
Más información //// 16.07.2012
“Me tildan de todo, menos de una madre que está luchando para encontrar a su hijo"

En Agencia Walsh I Facundo Rivera, cuartetero de 20 años de edad, desapareció el pasado 19 de Febrero en la Plaza Colón de la capital cordobesa; varios testigos aseguran haber visto como policías "requisaban" al joven que según cuenta su madre, con su corta edad, ya conocía en carne propia el hostigamiento policial.
Estamos próximos a cumplir los 5 meses de la desaparición de Facundo Rivera Alegre, y cual si se tratara de un caso que solo Sherlock Holmes podría dilucidar, la justicia y la policía nada tienen en que mostrar como avance en este caso.
Hipótesis uno: desde un primer momento se trato la desaparición del "rubio del pasaje" como un típico caso de joven que salió en una típica "caravana" y que allí radicaba toda la incógnita en torno al joven cuartetero.
Hipótesis dos: con el correr de los días se consideró que su ausencia era de índole sentimental, quizás con una joven de La Rioja con la cual había intercambiado mensajes de textos y a la cual vería. Pero esta pista pronto se descartó ya que la joven declaró que el encuentro nunca se realizó.
La hipótesis tres: es un poco más compleja, ya que se intenta involucrar al joven con el negocio de las drogas y que su desaparición se deba al agujero negro de este mundo y que quizás allí radique la imposibilidad de encontrarlo por parte de la policía. Este punto llama la atención porque según lo informado por las personas que conocen a Facundo, nadie habló de él como un hombre de las drogas y menos aún de alguien de tanta peligrosidad y enemigos como para ser desaparecido por los narcotraficantes.
La hipótesis cuarta: aporta datos concretos sobre los últimos minutos que fue visto Facundo, y la misma nos lleva a la zona de Plaza Colón, donde un grupo de chicas vieron cómo unos policías requisaban al "rubio del pasaje" la madrugada del 19 de febrero. Este hecho no pasó inadvertido para su madre, la cual señaló en más de una oportunidad que su hijo era constantemente hostigado y en varias oportunidades detenido por la policía, siempre por contravenciones al Código de Faltas.
El otro punto fuerte denunciado por Viviana Alegre, es la extrema pasividad con la que se movió el fiscal Alejandro Moyano, quien es el que investiga el caso. Ya que todos los pedidos en el sentido de investigar el accionar de la policía, saber cuáles eran los patrulleros apostados en la zona y analizarlos en búsqueda de pruebas u observar las cámaras de seguridad de la zona fueron demorados. Para ella, esta dilación tiene que ver con la deliberada actitud de no querer mirar sobre quienes son naturalmente sospechosos.
Días atrás el Ministro de Seguridad de la Provincia, Alejo Paredes, declaró ante la prensa que "Ninguna pista lleva la policía", y agregó "He hablado con el fiscal de la causa (Alejandro Moyano), me he puesto a disposición y él no me ha manifestado que tenga ninguna pista que involucre a personal policial". Ante esta afirmación Viviana Alegre expresó: A Paredes, la cara no le da para decírmelo personalmente. Y la fiscalía no puede decir que deslinda, si aún no hizo peritaje a los móviles, ni nada". Y remarcó: "La verdad es que a Paredes no le creo. Que va a decir si él es un ex policía".
Increíblemente la fiscalía y el propio ministro de seguridad aunaron discursos para descartar de plano la posibilidad de investigar el accionar policial, generando con estas declaraciones un refuerzo de la hipótesis planteada por la madre Rivera.
En las 10 Estrategias de Manipulación Mediática, enunciadas por el lingüista Noam Chomsky en el punto 9 señala como estrategia deliberada desde el poder la de "Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos", en este punto, y según la policía que agita la hipótesis del narcotráfico, la víctima pasaría a ser quien generó las condiciones para su desaparición y las fuerzas de seguridad y justicia, solamente tratarían de resolver el enigmático caso del "rubio del pasaje".
Con gran pálpito Viviana Alegre expresó: "Esto es una lucha de no acabar... la mafia es legal".