fbpx Daniel De Santis: “Santucho era el primer combatiente y el primero en el trabajo de masas” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Debates //// 24.06.2021
Daniel De Santis: “Santucho era el primer combatiente y el primero en el trabajo de masas”

El historiador y militante mantuvo una extensa charla con AGENCIA PACO URONDO sobre la reciente aparición de su libro "Mario Roberto Santucho, sus editoriales y escritos estratégicos".

Por Miguel Martinez Naón y Araceli Lacore

El historiador y militante revolucionario Daniel De Santis ha publicado recientemente el libro “Mario Roberto Santucho, sus editoriales y escritos estratégicos” (Ediciones Nuestra América). Una antología esencial que rescata el pensamiento y el compromiso ético y combativo del máximo comandante del PRT-ERP y que deja constancia de las distintas etapas históricas que atravesó esta organización. Con prólogos de Ana Cristina Santucho y Jorge Luis Pedro Zabalza es un legado imprescindible de la lucha armada en nuestro país desde una perspectiva marxista-leninista. AGENCIA PACO URONDO dialogó con el autor acerca del libro y sobre las luchas populares en las que él mismo fue protagonista. 

APU: Nos gustaría que nos cuente cuáles son las líneas generales del FRIP (Frente Revolucionario Indoamericano Popular, organización fundante del PRT) plasmadas en documentos que usted ha incluído en su libro

Daniel De Santis: Hay dos documentos, están las diez tesis del FRIP, que los veteranos dicen que, por las formas de escritura, lo escribió Francisco Rene Santucho, pero también dicen que Mario Roberto incorpora algunas tesis marxistas, que estoy seguro son la primera y la segunda, donde se plantea que la Argentina es un país capitalista, semicolonial y el carácter de la revolución es anti imperialista y socialista; y habla sobre la alianza estratégica de la clase obrera con el campesinado y la pequeña burguesía urbana. En el desarrollo del PRT eso se mantuvo hasta los últimos días y yo lo sigo sosteniendo. Nosotros mantenemos la línea histórica del PRT.  Mario Roberto caracterizaba al FRIP como una etapa pequeño burguesa de la organización.

Había discusiones entre Francisco (el hermano), que era más indoamericanista; y Robi, que era  más marxista leninista,  le fue imponiendo esta segunda versión, por eso la visión más indoamericanista de los orígenes no es la que después va a primar en el PRT, y sí la versión latinoamericanista y antimperialista. Un partido que respondía  a la estructura de clases y que daba respuestas específicas a la estructura económico social de la Argentina.

Avanza del indoamericanismo al marxismo leninismo latinoamericanista en la línea de Mariátegui, del Che, de Fidel, pero con su particularidad argentina, porque surge de una facción trotskista. En otros países jugó otro papel, acá fue así. Ángel Bengochea por ejemplo, fue militante de Palabra Obrera, era trotskista y fue fundador de las Fuerzas Armadas de la Revolución Nacional (FARN) o Grupo Bengochea. Si lo de Masseti está en el ostracismo, lo del grupo Bengochea está más que oculto, porque encima era trotskista. Pero en los planes del Che estaban las dos organizaciones. Hay una anécdota que cuenta Manuel Gaggero, cuando estaban haciendo instrucciones en Cuba en el año 62, cuando el Che hizo el discurso “Mensaje a los argentinos”. Ahí hay una discusión del Che con Bengochea y el Che le dice: “vengo de fusilar a unos trotskistas”. El Che se permitió esa broma, muy argentina, porque le tenía gran respeto a Bengochea.

APU: Objetivamente entonces el PRT se conforma con el FRIP y Palabra Obrera que es la tendencia trotskista de Nahuel Moreno...

DDS: Claro, y después todos se hacen un poco trotskistas, ‘’trotskistas buenos’’, el PRT no tenía esa cerrazón de los trotskistas, eran más abiertos, después del Cuarto Congreso se va Moreno y el sector trotskista más reformista; previo al Quinto congreso se va otro sector menos reformista, Santucho va tomando distancia con el trotskismo, desde la práctica, pero hay dos compañeros de primera línea que son trotskistas, Luis Pujals y Pedro Bonet.

APU: Bonet, una de las víctimas de la masacre de Trelew

DDS: Sí, en la lista de la fuga el séptimo era Pedro Bonet, por eso era el responsable político.

APU: Los documentos del Cuarto y Quinto Congreso están en el libro?

DDS: Si, están completos, las diez tesis y las cuatro tesis sobre el norte argentino. Yo me incorporo en el 71, los más viejos nos hablaban sobre las tesis, pero cuando lo leí después no decía nada de la lucha armada.

APU: Tal vez la lucha armada se planteaba como una proyección en el futuro

DDS: No aparece en esos documentos. En reuniones de estudiantes, cuando nos estamos incorporando se contaban anécdotas y allí alguien mencionó las cuatro tesis, que nadie las había leído, entonces puse particular interés en encontrarlas, y cuando las encuentro no hablaba de la guerrilla. Después viene el Cuarto Congreso, hay quienes dicen que no lo escribió Santucho pero la primera firma es de él. 

APU: Muchos lo recuerdan a Santucho escribiendo en su máquina, llevándola con él en todo momento

DDS: Anita Santucho habla de eso en su prólogo de este libro. Después están las resoluciones del Quinto Congreso en el año 70, Ahí se funda el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo). La lucha armada no se terminaba de concretar. En el 69 se hace el asalto al banco de Escobar, un año y medio antes de la fundación del ERP. Ahí comienza la línea de los comandos extrapartidarios, no solo estaban los militantes del partido, sino los que estaban de acuerdo con llevar adelante la lucha armada, se podían incorporar todos, y se hacen algunas acciones en esa línea. 

APU: ¿Cuál era la concepción básica del ERP?

DDS: El ERP no se definía como el brazo armado sino que era una estructura con un programa más amplio, se podía ser del ERP sin ser del partido. Todos los militantes del partido éramos combatientes porque no estaba la concepción de “el partido piensa, el ERP combate”. Después también se distribuyen las tareas pero eran hombres orquesta o mujeres orquesta, preparados para todo. La definición de un partido de combate no era en abstracto, era un partido formado por combatientes. Después de la fundación del ERP en el 70 la consigna fue “Todo el partido al combate”. El capítulo cuatro lleva el nombre de esta consigna. 

APU: Imagino que también tenían que organizar pequeñas acciones armadas para conseguir los medios de lucha

DDS: Si, pero como concepción del marxismo leninismo, éramos ortodoxamente marxistas leninistas. Heterodoxos eran los reformistas, el marxismo leninismo no era reformista, los heterodoxos eran el PC (Partido Comunista)

APU: O sea que ante ese contexto de enormes luchas populares la formación del ERP era fundamental

DDS: El ERP se funda después del Cordobazo. Supuestamente el partido que tendría que haberse potenciado era el PCR (Partido Comunista Revolucionario) pero se potenció el PRT, ¿Por qué? porque el que se prepara mejor para la lucha revolucionaria está en mejores condiciones de hacerse cargo de cómo se desarrolla ese proceso.

APU: Los documentos de esta época ¿Quedaron plasmados en la revista El combatiente? ¿Los escribió Santucho? 

DDS: El Combatiente sale en marzo del 68 pero los artículos no tenían firma, después del Quinto Congreso tampoco, se firman después de la vuelta a la democracia, en julio del 73. Hay 80 números de El combatiente y es muy difícil establecer qué editoriales escribió Santucho y cuáles no, porque los artículos no tienen la estructura que tienen después. No quiere decir que él no haya escrito editoriales anteriores. Se decía también que Luis Ortolani escribía las editoriales y Santucho bajaba la línea. En agosto del 73 el PRT publicó un libro que se llamaba: “Las resoluciones del Quinto Congreso, y los Comité Central y Comité Ejecutivos posteriores” que llegan hasta el volante “Respuesta al presidente Cámpora”, en ese libro hay dos o tres editoriales sin firma y son los que más se parecen a los que escribió Santucho. Ese libro lo incorporé en bloque a este libro. 

APU: ¿Incluida la respuesta a Cámpora?

DDS: Sí, también está en el libro. Se escribe antes de que asuma Cámpora, que le pide una tregua a la guerrilla, entonces esa es la respuesta: “Por qué el ERP no dejará de combatir”. Se repartieron millones de volantes. Eso fue un hecho político porque toda la población sabía lo que el ERP estaba diciendo.

APU: Sobre todo por la expectativa frente a la decisión que iba a tomar el PRT frente al nuevo gobierno

DDS: Nosotros llegamos a todo el país para que el pueblo  se enterara lo que pensábamos

APU: ¿Hubo acciones armadas durante ese breve período en que Cámpora fue presidente?

DDS: Todos los grupos guerrilleros hicieron acciones armadas hasta el 24 de mayo. El 25 de mayo del 73 nosotros logramos la libertad de los presos políticos, triunfó la línea del PRT. Fuimos a la cárcel, ya tomada desde el día anterior por todos los presos. El PRT va a la cárcel, con sus aliados, amigos, con la gente que se suma. Éramos casi cinco mil personas, nuestra consigna era la libertad de los presos. Luego llega el grueso de las filas con el peronismo obrero y revolucionario. Logramos que vengan a hablar dos representantes, uno por FAR  y Montoneros y uno por el PRT. Fredy Ernst baja la línea del triunfo popular, Pedro Cazes baja la línea nuestra, hay una gran ovación. Fredy dice: “FAR y Montoneros apoyan la moción del ERP”, eso es histórico. El Negro Lopez pregunta: “¿Qué hacemos?”. Pedro le responde: “Eso lo deciden ustedes”. Y el Negro responde: ‘’Si a las 21 no los sueltan, nosotros entramos’’. Más ovaciones. Se aprobó eso. Luego empiezan a salir los presos, hubo balaceras, varios heridos. Yo ayudé a cargar varios heridos. 

APU: ¿Cómo era la relación en esos días con Montoneros?

DDS: Ya nos empezábamos a distanciar, sobre todo con FAR, no era ya la misma relación. En agosto Montoneros y FAR tienen declaraciones muy beligerantes contra nosotros. Nos decían “O se está con el FREJULI o se está en contra”.

APU: Cuando avanza la derecha, con la aparición de la Triple A ¿No se comienza a gestar una unidad de las organizaciones guerrilleras?

DDS: El 23 de mayo del 74 comienza el conflicto de Propulsora, y la relación que teníamos en la comisión interna con Montoneros era de unidad. En agosto Montoneros pasa a la clandestinidad entonces nos volvemos a acercar. 

APU: Volviendo al libro ¿Están incluidas las editoriales que escribió Santucho para el periódico?

DDS: Sí, la segunda parte del libro es sobre las editoriales firmadas por Santucho (son setenta y seis las editoriales) hay tres cartas firmadas por él, tres resoluciones del Comité Central, una declaración del Comité Ejecutivo y dos o tres notas más. Incorporé también un editorial de Estrella Roja, seguramente no la escribió Santucho pero la puse porque había que dar una información de lo que estaba pasando y nuestro papel en esa situación. Era necesaria para contextualizar lo que pasó. La novedad del libro es esta segunda parte. En la primera parte están los textos estratégicos.

Pienso que leyendo solo los escritos estratégicos se sacan conclusiones equivocadas, por qué? Porque siempre la lectura está teñida de la actualidad del que lo lee. Ahora en la izquierda hay una visión izquierdista de la política, si vos lees los escritos estratégicos teñidos con la hegemonía del izquierdismo actual sacas conclusiones erróneas. En cambio si leés la segunda parte, eso te permite ver al Santucho político, que era muy combativo e impulsaba más que nadie la lucha armada, pero no era izquierdista ni sectario. Un tema fundamental en la actualidad. Santucho era el primer combatiente y el primero en el trabajo de masas, era el primero en la lucha armada. La unidad era su bandera fundamental en todos los niveles.

 APU: En esa segunda parte hay escritos que hacen referencia al FAS (Frente Anti imperialista y por el Socialismo) ¿En qué momento se conformó ese frente y qué características tenía?

DDS: Hay muchos escritos sobre el FAS. El PRT hablaba de liberación nacional y social, porque había que luchar por la independencia nacional y por el socialismo. Los instrumentos estratégicos del PRT para esa lucha eran tres: El partido marxista leninista de la clase obrera, no clasista, porque tiene como concepción del mundo el socialismo, y el socialismo no es solo para la clase obrera, es de la clase obrera para el resto de la sociedad. Por eso es incorrecto llamar al partido de la clase obrera “partido clasista”, es una rémora de los partidos economicistas. Lenin y todos los revolucionarios polemizaron en contra el economicismo y los partidos troskistas argentinos y de izquierda adolecen de economicismo. Esa es una profunda diferencia política.

La segunda es el ejército del pueblo; y la tercera el frente de liberación nacional o frente antiimperialista, incorporando no solo a la clase obrera sino a la pequeña burguesía urbana y al campesinado. Digo esto porque se ha querido presentar al FAS como un frente de izquierda, pero surge en la concepción del frente de liberación nacional. Parecía un frente de izquierda porque Perón se había quedado con todo y nosotros teníamos lo poco que no estaba con él. El FAS era un componente del frente de liberación que debíamos construir.

APU: ¿Cómo resultó la experiencia del FAS?

DDS: Fue muy positiva, convocamos muchos militantes. En el sexto congreso hubo veinticinco mil personas. Había militantes de PCML, sectores de FAL, sectores del peronismo revolucionario, el Frente Revolucionario Peronista de Armando Jaime, pero el FAS convocaba más que la suma de las organizaciones. La unidad es lo que convoca. 

APU: ¿Usted cree que de una u otra manera los ideales del PRT siguen vigentes hoy por hoy?

DDS: Este trabajo además de tener valor histórico, el PRT resuelve muchas cuestiones de una línea revolucionaria en esta unidad político social que se llama república Argentina, resuelve la política revolucionaria de una semicolonia de desarrollo capitalista, en este país las relaciones de producción son capitalistas pero dependientes del imperialismo. Económicamente somos cada vez más dependientes.

Desde el punto de vista político la dominación de clases se ejerce a través de los partidos políticos argentinos pero también es evidente la injerencia política del imperialismo. Los 57 mil quinientos millones de dólares que le dieron a Macri para que gane las alecciones, si eso no es injerencia política…qué carajo es?. Tampoco somos una colonia, el gobierno no se ejerce a través de un gobierno extranjero, eso es necesario para la dominación. Macri es un cipayo pero es argentino, el PRO es argentino, por eso Argentina es una semicolonia.