fbpx Abuelas denuncia que la Sra. Herrera de Noble busca obstruir la justicia
DDHH //// 01.06.2010
Abuelas denuncia que la Sra. Herrera de Noble busca obstruir la justicia

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)
Abuelas de Plaza de Mayo denuncia que la Sra. Ernestina Herrera de Noble busca remover a la jueza Sandra Arroyo Salgado por haber avanzado con una investigación independiente y en cumplimiento de órdenes de los tribunales superiores.

Con indignación, observamos que la estrategia de la defensa de la Sra. Herrera de Noble apunta a derribar la actuación del Banco Nacional de Datos Genéticos en éste y en todos los casos de apropiación de niños durante la dictadura. Así , han llegado a poner en duda todos los análisis efectuados en el BNDG desde 2006 en adelante. Es decir que están cuestionando la identidad de 18 nietos y nietas que fueron restituidos desde entonces.

Abuelas de Plaza de Mayo defiende el procedimiento judicial y da fe de que Marcela y Felipe Noble Herrera entregaron sus prendas íntimas voluntariamente. La requisa no llegó a producirse ya que ambos entregaron sus prendas de manera voluntaria. Queda claro que este procedimiento se llevó a cabo respetando el género de cada uno y tal como lo establece la ley.

Los abogados de la Sra. Herrera de Noble sabían que si Marcela y Felipe se negaban a entregar muestras de sangre o a consentir que se usaran las del Cuerpo Médico Forense, el desenlace iba a ser el que finalmente se produjo, puesto que se ejecutó una orden confirmada por la Cámara de Casación que así lo disponía y que era conocida por todas las partes.

Debe destacarse que si el juez Conrado Bergesio hubiera actuado en forma diligente y de acuerdo a la ley, estas penosas circunstancias se habrían evitado. Cabe recordar que Bergesio fue apartado de la causa luego de que la Fiscalía advirtiera su “falta de imparcialidad” y que el viernes último fue denunciado penalmente por Arroyo Salgado por los delitos de denegación de justicia, incumplimiento de los deberes de funcionario público y prevaricato. Asimismo, la jueza lo denunció ante el Consejo de la Magistratura de la Nación.
 
Por último, con preocupación observamos que dirigentes políticos sin más información que la brindada por una de las partes, se han involucrado irreflexivamente en una estrategia de obstrucción a la verdad y a la justicia, que no es más que una reedición de la estrategia desplegada en 2002 cuando se apartó de la causa al juez que inició la investigación.

Abuelas de Plaza de Mayo
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1º de junio de 2010
(Agencia Paco Urondo)