fbpx Teatro: “El sello Manzover” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 08.05.2022
Teatro: “El sello Manzover”

AGENCIA PACO URONDO dialogó con Pamela Raponi, dramaturga, directora y actriz, sobre la obra que dirige y que permanecerá en cartel todos los sábados de mayo en El Vitral.

Foto: Luciana Antolín

Pamela Raponi es dramaturga, directora y actriz de El Sello Manzover, que estrenó el 9 de abril y sigue en cartel durante todos los sábados de mayo en El Vitral a las 20:00 h.

El sello Manzover es un thriller psicológico que cuenta la historia de dos hermanos que a partir de un hecho inesperado, sacan a la luz secretos familiares. Tras protagonizar un accidente fatal, Emilio recurre a su hermana Érica en busca de refugio, pero el reencuentro fraternal no acontece según lo esperado. Durante el transcurso de la noche, antiguas cicatrices se abrirán paso para develar oscuros secretos familiares. En escena Guillermo Payo y Pamela Raponi interpretan a Emilio y Érica.

La obra fue seleccionada como parte del ciclo “Dramaturgas/os Argentinas/os contemporáneos" del Teatro Vitral.

https://m.youtube.com/watch?v=9AkUq32j7Rk&feature=youtu.be

En diálogo con AGENCIA PACO URONDO Pamela Raponi conversó sobre el proceso creativo, la construcción de los personajes y destacó el trabajo de los/as actores en pandemia.

AGENCIA PACO URONDO: El sello Manzover aborda la historia de dos hermanos que, a partir de un hecho inesperado, sacan a la luz densos secretos familiares. ¿Cuál fue el punto de partida a la hora de crear esta obra? ¿Desde un comienzo tuviste claro que querías contar esta historia a partir del Thriller psicológico?

Pamela Raponi: La obra surgió a partir de una imagen que es con la que comienza la obra. A raíz de ese evento, había cosas que yo sabía y otras que no sobre por qué estos dos hermanos se relacionaban de esa manera. Fue cuestión de ir indagando y profundizando en ese vínculo, tendiendo redes hacia el pasado y escuchando lo que los personajes se decían entre sí. Esto puede parecer un poco loco, pero ocurre cada vez que escribo teatro. Por un lado, estoy habitada por ciertas voces que conversan entre sí y, por el otro, hay una tarea más de escritorio que es cuando pienso y desarrollo el plot, la trama, que puede ser anterior o posterior a esa escucha.

En cuanto al género, sí. Supe que iba a ser un thriller psicológico porque el eje central, la confrontación esencial entre estos hermanos, tiene lugar en un espacio más mental que físico. El verdadero duelo está en relación a ese pasado en común y la tensión que va escalando entre ellos sobre lo que ocurrió. Por tanto la redada es psicológica y mnésica a su vez: cómo se recuerda o qué se recuerda y qué se hace/hizo con eso. También quería que el público tuviese una reacción emocional al conflicto, porque de este modo, el cuerpo del espectador sale modificado; la tensión o incomodidad acumulada hace que los hechos se lean desde un punto de vista más emocional y la historia se va metiendo adentro desde un lugar más fisiológico para luego acceder a ese espacio reflexivo sobre lo que acaba de suceder. En inglés “to thrill” es excitar los sentidos, conmocionar, pero también tensionar en el sentido de capturar sensiblemente al otro. Y precisamente, los thrillers tienen una escalada emocional y sensitiva importante en donde el espectador se ve atrapado por esa historia porque se pregunta qué más o hasta dónde puede llegar esta situación, cómo se resolverá.

APU: ¿Escribiste la obra sabiendo que la dirigirías e interpretarías uno de sus dos personajes? ¿Cómo coexisten en esta experiencia tus roles de dramaturga, directora y actriz?

P.R.: Cuando escribí la obra estaba sumergida intensamente en la historia, los personajes  la trama y no pensaba demasiado en cómo iba a dirigir eso después. El momento de la escritura se lo encargo a la dramaturga y después es la directora la que tiene que arreglarse con el embrollo de lo que la otra escribió. No me limito a lo que es posible en términos técnicos y teatrales (disponibilidad de actores, elementos escenográficos, ensayos, etc.), sino a lo que deseo en términos de contar una historia. Después hay obras que son realizables en ese momento y otras que no.

En cuanto a mi rol como actriz, debo decir que fue un evento inesperado, ya que yo sólo quería dirigir la obra (¡ya bastante trabajo tenía con eso!). Luego de haber pasado por castings para ambos personajes, en el que quedó finalmente Guillermo Payo (quien interpreta a Emilio), y luego de algunos ensayos trabajando con otra actriz que finalmente, de mutuo acuerdo, no continuó en el proyecto, le propuse a Guille que iba a probarme en el personaje de Érica, a ver qué pasaba. Funcionamos muy bien y al segundo ensayo nos cayó la pandemia, por lo cual la decisión fue tomada en el momento justo.

APU: Más allá de las limitaciones que trajo la pandemia al sector de la cultura en particular, ¿cómo incidió este contexto a la hora de generar un hecho artístico? ¿Crees que los cambios llegaron para quedarse?

P.R.: Creo que como todo cimbronazo, hubo un momento de pausa, contemplación y nueva puesta en marcha. Yo empecé a notar el fenómeno del streaming, que era una salida que colegas y amigos empezaron a utilizar como forma de seguir haciendo teatro. Lo entendí como una necesidad de estar comunicados, a pesar de que en lo personal no me atrajo  para ser espectadora ni creadora del fenómeno. Preferí por tanto esperar y seguí ensayando de forma remota con Guillermo con la expectativa de que en algún momento volveríamos al hecho teatral en sí, a esa comunión con el público. Por suerte esa espera de casi dos años hoy día se ve gratificada con estas funciones.

Sin embargo, sí pude dictar seminarios y clases online que evidentemente era una forma mucho más práctica de tener un espacio de taller en esos tiempos. Este cambio fue positivo para muchos artistas que como medio encontramos las clases como principal fuente de ingresos, ya que una alumna o alumno que vive muy lejos ahora puede tener un acceso remoto en tiempo real a ese espacio de trabajo.

Ficha técnica:

Dramaturgia: Pamela Raponi

Actúan: Guillermo Payo y Pamela Raponi

Asistencia y operación técnica: Martín Frías

Música original: Esteban Sehinkman

Diseño de Escenografía y Vestuario: Pamela Raponi

Producción: Pamela Raponi

Dirección: Pamela Raponi

Funciones: Todos los sábados de mayo a las 20h en Teatro Vitral (Rodríguez Peña 344, CABA)

Entradas disponibles: http://www.alternativateatral.com/obra77668-el-sello-manzover