fbpx Nuevo disco de Juan Subirá: “Coro de fantasmas”, canciones para exorcizar el dolor | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 17.10.2021
Nuevo disco de Juan Subirá: “Coro de fantasmas”, canciones para exorcizar el dolor

AGENCIA PACO URONDO dialogó con el tecladista, compositor y fundador de Bersuit Vergarabat que presentó su segundo álbum solista el 14 de octubre en Rondeman Abasto. 

Por Mariano Nieva |​ Fotos: Noelia Guevara

Juna Subirá se encarga de los teclados el acordeón y gran parte del repertorio de La Bersuit, su banda de toda la vida. Convocado por AGENCIA PACO URONDO se refirió entre otras cosas a la edición de Coro de fantasmas (2021) su nueva placa en solitario, a la esperada presentación en vivo en un boliche del Abasto, a la política y a su simpatía por el kirchnerismo y a cómo es la relación hoy con Gustavo Cordera. “En  mi nuevo disco hay un intento de exorcizar el dolor que necesitaba hacer y que a través de la música, encontré la mejor manera”, reflexionó.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo surgió la idea de editar Coro de fantasmas (2021) tu segundo trabajo en solitario?

Juan Subirá: La idea de sacar este segundo disco empezó el año pasado en medio de la etapa más dura de la pandemia. Con la imposibilidad de tocar en vivo y poder encontrarme en el lugar que más me gusta estar que es el escenario compartiendo con la gente. Durante el encierro, empecé a tocar repetidamente estas canciones que tienen un tiempo de compuestas al mismo tiempo que también iban saliendo otras nuevas. Así es que me levantaba a la mañana en esos días que parecían todos iguales y me iba a la parte de atrás de la casa donde tengo una salita con mis instrumentos y empecé a hacer maquetas y a grabarlas. Hasta que en un momento le dije a mi hijo mayor Telmo Subirá que es baterista, que tenía ganas de hacer un disco y que quería que él se encargara de la batería. Y así fue que en noviembre de 2020 reservé una fecha en un estudio y entramos a registrar los temas con mi hijo y con Miguel Suárez un bajista que también toca con mi amigo Ariel Prat.

APU: Decías que en el repertorio escogido para el disco no todo el material es nuevo. ¿Cuál fue el criterio entonces de selección de las composiciones que pertenecen a otra época teniendo en cuenta que no todas las canciones envejecen bien?

J.S.: Para completar las doce canciones incluidas en Coro de fantasmas tuve que fijarme si las viejas composiciones soportaron bien el paso del tiempo y si me seguían gustando. Porque si bien generalmente los/as artistas nos enamoramos de lo último que hacemos, yo desconfió a veces de esto. Entonces si las canciones tienen un tiempo de compuestas y me siguen conmoviendo las tomo y las termino recreando. Y de esta manera fui armando el repertorio.

APU: ¿Pensaste la posibilidad de editar el material en algún formato físico que le de más concepto al álbum con una portada y un booklet con ficha técnica, o simplemente lo vas a subir a las plataformas digitales que existen?

J.S.: Tengo ganas de sacar Coro de fantasmas en formato físico y hasta en la posibilidad de editarlo en vinilo, pero me enteré que hay sólo dos empresas en nuestro país que los fabrican y al día de hoy están teniendo mucha demanda. Entonces tendría que esperar desde que lo entrego unos seis meses para que esté listo aunque esto no sería un gran problema. Y la otra chance que manejo es hacer un disco compacto sabiendo también que es mucha la gente que ya no tiene ni donde escucharlos. Pero lo sigo pensando porque como vos decís le agrega más concepto al disco con la información que trae en tapa y en el interior, que es una pena que el público que disfruta y se interesa por la música se la pierda. 

APU: En Coro de fantasmas hay un par de canciones dolientes que las siento como una forma de exorcizar un dolor. ¿Haber decidido incluirlas en la placa tiene que ver con un duelo que sentiste ya elaborado?

J.S.: El duelo con los seres queridos, con los cercanos, es como que está siempre presente y cada uno/a lo elabora como puede. No tiene un tiempo definitivo ni un final. El tema “Con los botines puestos” por ejemplo, tiene que ver con una de las partidas que más me golpeó en los últimos años y fue la del Taura mi cuñado porque fue muy inesperada. Un tipo muy lindo, alegre y querido por todos/as que un día jugando al fútbol juntos se descompuso y falleció a mi lado. Entonces todo aquello fue muy difícil de elaborar, pero pude hacer esta canción tan hermosa que es como una despedida. Y mirando el resultado me pareció muy acertada su inclusión porque la letra tiene mucho que ver con esta persona. Así que efectivamente, en el disco hay un poco de esto que mencionás de exorcizar el dolor, que yo necesitaba hacer y que a través de la música encontré la mejor manera.

La Bersuit. Políticamente correctos

APU: Por otro lado, con La Bersuit están trabajando en el sucesor de La nube rosa (2016) ¿En qué etapa está el nuevo disco de estudio?

J.S.: Con Bersuit estamos haciendo demos desde hace un tiempo para un futuro disco. Porque después de La nube rosa, sacamos De la cabeza 2 (2019) un hermoso álbum doble en vivo grabado una parte en sesiones con invitados en los estudios Romaphonic y la otra con una serie de canciones grabadas en un show en Obras Sanitarias. Y de alguna manera también representa un documento muy importante de lo que es Bersuit en los últimos años ya sin Gustavo Cordera. Por eso y desde entonces, es que venimos acumulando canciones que tenemos muchas ganas de registrar en los próximos meses. 

APU: Cada vez que los medios nos ocupamos de La Bersuit no solo es para abordar la parte artística sino también para analizar la realidad política del país. Ustedes nunca ocultaron su simpatía con el kirchnerismo por ejemplo. 

J.S.: Nosotros con el tiempo nos empezamos a posicionar desde un lugar muy claro con respecto a la política porque sentimos que había empatía con los gobiernos de Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández de Kirchner después. Aunque al principio lo vivimos de manera muy extraña porque era más cómodo estar siempre en la vereda opuesta del poder con esa postura rebelde de pensar que los/as políticos/as son todos/as iguales. No te olvides que con Bersuit teníamos una impronta muy de izquierda y contestataria que la expresamos sobre todo en el disco Libertinaje (1998) en temas como “Señor Cobranza” o cuando cantábamos que se venía el estallido. Pero cuando con Néstor empezaron todas las políticas de Derechos Humanos con el acto en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y la orden de retirar los cuadros de los genocidas me sentí realmente muy emocionado. Por eso te diría que me siento más kirchnerista que peronista aunque sé muy bien que uno es imposible sin el otro.

APU: Mencionaste a Libertinaje, esa placa que de algún modo anticipó el final de la primera etapa del neoliberalismo y que hizo saltar por los aires al gobierno de Fernando De La Rúa. Pero que sin embargo, pertenece a un pasado cada vez más lejano sobre todo para los/as más jóvenes. ¿Cómo ves que viven los/as pibes/as que siguen a Bersuit esta clara toma de posición política de la banda?

J.S.: Lo que iba viendo en muchos/as de los/as pibes/as que nos vienen a ver es que a ellos/as les provoca una contradicción importante ese cambio de parte nuestra. Pero también sé que es muy difícil de explicarlo, porque como vos decís, quedó muy lejos todo lo que pasó en 2001 con el estallido social que acabó con el gobierno de la Alianza. Y esta dificultad la podés seguir apreciando en los/as chicos/as que hoy políticamente se referencian en Javier Milei por ejemplo. Porque no tienen ni idea quién es, de dónde viene y qué es lo que realmente representa este personaje que a veces te da risa pero que también puede ser muy peligroso. Entonces, termina siendo una encrucijada para todos/as los/as que nos sentimos parte del campo nacional y popular.

APU: Y en función a lo que venimos hablando ¿Sentís que queda algo de aquel espíritu contestatario que siempre caracterizó al rock? 

J.S.: Salvo ejemplos como León Gieco o Víctor Heredia que son contados con los dedos de una mano, en general creo que los/as artistas evitan posicionarse porque saben el peligro que corren. Ya que por un lado te puede generar adeptos y gente que te quiera pero también mucha tirantez y castigo de diferentes lugares. De todos modos me parece que antes los/as músicos/as eran mucho más jugados/as tanto desde el discurso como en la forma de componer. Y en el rock creo que se nota mucho más esa falta de compromiso.

Cordera

APU: Hace unos días Gustavo Cordera se presentó en el Teatro Gran Rex y allí sobre el escenario estuvo de invitado Pepe Céspedes para interpretar una hermosa versión acústica de “Mi caramelo”. ¿Cómo está hoy la relación con el pelado? ¿Sigue abierta la posibilidad de su retorno a la banda?

J.S.: Es verdad, en el último show que hizo en el Gran  Rex lo acompañó Pepe y la verdad que cuando me contó que iba a cantar con el pelado me puso muy contento. Yo en los últimos años hablé muchas veces con Gustavo tratando de reencontrarme con él y creo que lo logré. Fundamentalmente preservando la parte humana y amistosa porque juntos vivimos una gran cantidad de cosas hermosas. Y su retorno claro que sigue abierto porque nunca se cerró totalmente tampoco. Lo que sucede es que así como yo te decía que pude sanar y restituir mi relación con Cordera todavía hay algunos de los integrantes de la banda que no lo pudieron hacer. Por lo que creo que todos se deben una charla sabiendo que eso lleva tiempo también. 

APU: De todos modos las últimas y desafortunadas declaraciones públicas del pelado no deben ayudar mucho tampoco para seguir acercando las partes. 

J.S.: Es que Gustavo fue siempre un tipo provocador diciendo cosas a veces geniales y acertadas y otras declarando grandes estupideces también. No es nada novedoso viniendo de él. Lo que sucede es que lo ocurrido en los últimos años con sus dichos en el Taller Escuela Agencia (TEA) en 2016 fue muy costoso y doloroso. Y creo que nunca lo terminó de cerrar ni de aclarar totalmente. Es más, siento que nunca se detuvo en hacer una lectura adecuada de todo este movimiento producido por las mujeres con los cambios culturales y sociales que trajo consigo. 

Juan Subirá se presentó junto a su banda integrada por Telmo Subirá en batería, Miguel Suárez en bajo, Nano Campoliete en guitarra, Guillermo Campano en saxo y flautas y Alejandro Caraballo en percusión, con su segundo trabajo solista Coro de Fantasmas el 14 de octubre en Rondeman Abasto. Artistas invitados: Hernán Cucuza Castiello, Frichi Fridman, Ariel Prat y Limón García.