fbpx Libro “Crisis y crítica”: una revisión conceptual imprescindible | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 03.04.2022
Libro “Crisis y crítica”: una revisión conceptual imprescindible

Una obra en formato digital compilada por Agustín Prestifilippo y Santiago Roggerone: ¿Es posible elaborar una crítica en una sociedad cada vez más complaciente y blindada a las diferencias auténticas?

Por Dani Mundo

Tuve la suerte de que llegara a mis manos, o mejor dicho a mi pantalla, un libro compilado por Agustín Prestifilippo y Santiago Roggerone en el que el pensamiento se enfrenta a su auténtica tarea, desentrañar o profundizar el origen común del que surgen la crisis y la crítica: “Pensar y actuar desde la crisis, pensar y actuar hacia ella: he aquí los dos momentos que configuran la singularidad de la crítica”, afirman los editores en la introducción. Y, obviamente, tienen razón. Crisis y crítica están íntimamente emparentados, y no solo por su raíz etimológica común.

Crisis y crítica. Intervenciones en presente sobre el futuro de la emancipación es un libro en el que se pone al día una tradición, la tradición de izquierda (en particular se profundiza en las diferentes generaciones de la Escuela de Frankfurt, entre otras revisiones), ofreciendo insumos conceptuales para encarar una realidad nacional que exige una crítica acorde con su estado de crisis endémico. ¿Lo logra? Dependerá de lo que el lector sea capaz de hacer con los conceptos revisados y reconstruidos. Es una revisión muy seria. La pregunta es obligatoria: ¿realmente somos capaces de elaborar un pensamiento, es decir una crítica, que provoque un cimbronazo en una realidad normalizada que desconfía de las crisis, que vive deseándolas superar aunque se reproduce inmerso en ellas? ¿Es posible elaborar una crítica en una sociedad cada vez más complaciente y blindada a las diferencias auténticas? Como se sostiene en alguno de los ensayos que integran el libro, el nuestro es “un mundo concebido como un contexto total de obnubilación”. Esa obnubilación, ¿afecta también a los intelectuales, o solo afecta a “la sociedad”? ¿O acaso el libro no está tratando de revisar esa diferencia entre LA sociedad y sus intelectuales? En última instancia, como repiten diferentes autores, la filosofía y la teoría no deberían estar desacopladas del contexto social en el que se encuentran y del que surgen.

Como en toda compilación, aquí también las voces varían de un ensayo a otro, como cambian los temas de reflexión. Tenemos artículos en los que se repasan conceptos centrales de la izquierda (como el de ideología o el de reificación, por ejemplo, o el de sujeto althusseriano, entre muchos otros), y otros donde se avanza con el análisis de la realidad argentina (una de las tesis para entender esta realidad me impactó: más allá de la ideología política de la persona, sienta esta simpatía por Juntos por el Cambio o por el Frente de Todos, la idea de justicia que impera, no es la de la justicia social, sino la de la “justicia del mercado”, esencia del capitalismo neoliberal). Es tanto un trabajo de epistemología como de política.

No es una novedad afirmar que la crítica está en crisis, entre otros motivos por uno central al que se refieren los compiladores: porque el capitalismo tiene la capacidad de incorporar las críticas que se le formulan, transforma los “elementos subversivos en fuerzas productivas” que producen nuevas interpelaciones ideológicas. Lo cierto es que esa crítica certera e inédita que no puede ser asimilada por el capitalismo tampoco puede ser formulada, salvo que apelemos, tal vez, a lo que Gisela Catanzaro sugiere en el prólogo: por un lado, elaborar “nuevas palabras e imágenes para nombrar la época”. OK. Por otro lado, y acá radica para mí el secreto de una crítica: preservar en la experiencia una dimensión “para el no saber”, en una sociedad “saturada por la proliferación de auto-evidencias y ‘acontecimientos’ siempre-ya comprensibles en los términos de los sentidos actualmente dominantes”. El imperativo de entenderlo todo, de explicar todo, posiblemente sea una falencia central de los intelectuales que experimentamos una de las transformaciones culturales más importantes de la Época Moderna, el pasaje de un mundo de la vida presencial, físico, a otro mundo de la vida virtual y seudo descorporizado. ¿Somos capaces de entender esta transformación, que el COVID 19 generalizó pero no inventó?

Crisis y crítica es un libro que por ahora se consigue en digital. Está avalado por esas dos grandes instituciones que son el Instituto Gino Germani y CLACSO. Esperemos que pronto conozca su edición en papel, necesaria teniendo en cuenta la densidad teórica y la novedad de los autores y conceptos que elabora.