fbpx El caso de Ismael Sosa: “A 6 años del asesinato de mi hijo, la Justicia sigue sin darnos respuestas” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 27.01.2021
El caso de Ismael Sosa: “A 6 años del asesinato de mi hijo, la Justicia sigue sin darnos respuestas”

Nancy Sosa, madre de Ismael Sosa, el joven que falleció luego de asistir a un recital de la Renga en Villa Rumipal en enero del 2015, dialogó con AGENCIA PACO URONDO sobre la causa que investigó la muerte de su hijo y apuntó a la Policía de Córdoba por el homicidio. 

Por Juan Borges

Nancy Sosa, madre de Ismael Sosa, el joven que falleció luego de asistir a un recital de la Renga en Villa Rumipal en enero del 2015, conversó con AGENCIA PACO URONDO sobre la falta de respuesta de la Justicia para determinar lo sucedido con su hijo. En este mismo sentido, la madre del joven apuntó a la hipótesis de un crimen policial a manos de la fuerza de seguridad cordobesa.

Según determinaron testigos presenciales el joven de 24 años, no había podido atravesar los controles policiales del recital, su novia y sus amigos no lo vieron más. Tres días después su cuerpo apareció flotando en el Rio Embalse Tercero. Según la autopsia Ismael falleció la misma noche del recital, el 24 de enero de 2015, se estima que por asfixia debido a la sumersión. La familia no creyó en la hipótesis de la Justicia y exige respuestas.

APU: ¿Qué reflexión le gustaría hacer a seis años de la muerte de su hijo Ismael Sosa?

Nancy Sosa: A 6 años del asesinato de mi hijo sigo existiendo justicia, seis años sin tener respuesta. La causa aún sigue dormida sin que nadie nos dé una respuesta. El único apoyo que tuve estos años es la unión de los familiares de víctimas de gatillo fácil.

APU: ¿Qué sucedió con la causa procesalmente?

NS: Cerraron la causa de Ismael como accidente cuando tenemos muchos testigos que testifican a nuestro favor, pero archivaron la causa igual. En un momento nos pidieron el expediente de la causa de Ismael gente de Nación, pero tampoco pudieron hacer nada. El expediente está parado desde hace seis años.

Nosotros los familiares sentimos mucha impotencia, aun así, creemos mucho en la unión de todos y en lograr que se haga justicia. Es necesario estar todos unidos para lograr justicia en los miles de caso de gatillo fácil. Fue muy injusto lo que paso con mi hijo y con tantas jóvenes víctimas de gatillo fácil. Desde el 2015 vengo sufriendo muchas faltas de respeto desde la Justicia, el Estado y la policía.

APU: ¿Se pudo apelar la decisión del Poder Judicial?

NS: Es necesario que llamen a los testigos para declarar, ellos están dispuestos y en la espera. Nuestro abogado presento un escrito para apelar en la causa. Yo me instale en Córdoba para encontrar testigos y evidencias. Muchos fueron amenazados y a sus familias. Los policías culpables están en libertad. Me gustaría estar frente a frente a esos policías para preguntarles muchas cosas. Ellos atacan a los jóvenes, pero también a trabajadores y trabajadoras. Quiero que me miren a los ojos y me respondan que sienten, porque hacen todo lo que hacen, cuáles son sus razones. Que les queda en su corazón después de hacer semejantes cosas.

El Estado no condena al que comete estos crímenes y sale a arruinar la vida de nuestros pibes. La justicia no es justa para todos. Todos deberíamos tener los mismos derechos, pero lamentablemente no es así, ese mismo Estado no le importa nuestra juventud, ni la salud ni la seguridad. Aunque mayor seguridad a veces implica más violencia contra los pobres en los barrios.

APU: ¿Cómo analiza la actuación de las fuerzas de seguridad en la actualidad?

NS: En la actualidad el gatillo fácil sigue avanzando con más fuerza e impunidad incluso que antes. Se repite en todo el país. Con la cuarentena es donde se ve mucha más violencia en nuestra provincia de Buenos Aires y en todo el país. Condenan a nuestros jóvenes por pobres. Hay un odio muy grande lamentablemente. La policía está destruyendo a nuestra juventud. Ellos hacen lo que quieren en nuestra sociedad. Cambian los gobiernos, pero eso nunca cambia. Nos presionan de todas maneras, pero seguimos luchando.

Este año no pude hacer el festival homenaje para Ismael que hacemos todos los años porque me caí, me rompí los ligamentos y me tuvieron que operar.

Yo voy a seguir luchando contra la violencia y la falta de derechos para nuestros jóvenes humildes. Quiero justicia y respeto para nuestros jóvenes. Yo voy a seguir de pie y luchando siempre.