fbpx 66 años de los fusilamientos: “Mi mensaje para los jóvenes es que redescubran la historia de la resistencia peronista” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Militancia //// 08.06.2022
66 años de los fusilamientos: “Mi mensaje para los jóvenes es que redescubran la historia de la resistencia peronista”

Berta Carranza, una de las hijas de uno de los obreros fusilados por la dictadura de Aramburu, conversó con AGENCIA PACO URONDO e hizo una semblanza sobre los perseguidos políticos de “la Revolución Fusiladora”.

Por Juan Borges

El 9 de junio de 1956,  los generales Raúl Tanco y Juan José Valle se sublevaron contra la dictadura militar que había destituido la presidencia constitucional de líder de masas Juan Domingo Perón, en septiembre de 1955. El levantamiento fue reprimido salvaje e ilegalmente y la dictadura que lo hizo fue denominada, para la inmortalidad, como “Revolución Fusiladora”. Nicolás Carranza fue uno de los obreros peronistas fusilados por la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, historia que fue retratada por el periodista y escritor Rodolfo Walsh en Operación Masacre. Berta Carranza, una de las hijas de Nicolás, conversó con AGENCIA PACO URONDO en relación a un nuevo aniversario de los fusilamientos de José León Suarez.

AGENCIA PACO URONDO: Usted era muy pequeña cuando sucedieron los hechos del 56, ¿pero alcanza a tener recuerdos de esa época?

Berta Carranza: No tengo recuerdos de mi padre porque era muy pequeña cuando falleció, lo que recuerdo son detalles que me conto mi madre y los compañeros de él, como Norberto Gavino, Julio Troxler, Reinaldo Benavidez, Juan Carlos Livraga. Esos son los recuerdos que me acompañan. La historia de los fusilamientos la conozco desde que tengo uso de razón. Mi madre nos contó la verdadera historia y porque lo habían asesinado. Era un tema tabú que no podíamos difundir, solo era tema de conversación en la familia.

APU: ¿Cómo considera que fue tratada la historia de los fusilamientos del 56?

B.C.: Se trató muy mal la historia y la memoria de los fusilados. Al punto que se dice “fusilados de José León Suarez” cuando hubo asesinados en distintos puntos del país. El levantamiento fue cívico-militar al que adhirieron trabajadores. Esta historia fue escondida por la proscripción del peronismo durante dieciocho años. Para poder darla a conocer tuvimos que esperar una generación. Recién cuando fuimos adolescentes pudimos reivindicarlos como mártires que luchaban por la patria. Los militares que participaron fueron verdaderos héroes, Valle, Cogorno, Ibazeta, que eran militares del pueblo, no como los militares asesinos que dieron el golpe en 1976.

APU: ¿Cómo es su militancia actual?

B.C.: Mi militancia actual es acompañar los homenajes que se hacen, incluso con la comisión “Memoria, Verdad y Justicia” estamos difundiendo un documental llamado: “Hay un fusilado que vive” y hemos ido a los colegios a las universidades con la proyección y dando el debate. Mi militancia en la actualidad es trabajar para mantener viva la memoria de estos hechos para que no queden en el olvido. Nuestra intención es que se discuta en las escuelas para mantener viva la memoria. En la década del 70 milite en la Juventud Peronista. Hoy deberán ser mis hijos y mis nietos quienes sigan con la lucha, levantando la bandera y sin dejarla caer. Por eso cuando se cumplieron los cuarenta años de los fusilamientos los familiares de los caídos nos comenzamos a juntar para seguir contando la historia y difundirla.

APU: ¿Qué legado considera que dejaron al pueblo aquellos hombres?

B.C.: Mi mensaje para los jóvenes es que conozcan la historia de nuestro pueblo, que la estudien. Que redescubran la historia de la resistencia peronista. Muchos jóvenes, al menos me parece, se están derechizando demasiado siguiendo discursos salvadores repletos de mentiras y mensajes de odio. Yo les propongo que conozcan nuestra historia y traten de comprenderla en profundidad. De esa manera van a saber que el peronismo no es eso que les dice la derecha, que todos debemos ir detrás de nuestros ideales y ser fieles a eso. Mi padre lucho con convicción por sus ideales, ellos querían traer nuevamente al general Perón, recuperar los derechos obtenidos con su gobierno, una mejor vida para el pueblo trabajador. Mi padre dio su vida por la democracia, por sus hijos y por la patria. De aquellos hombres rescato el valor, el compromiso y la lealtad. Tenían mucho coraje, ya que sabían a que se estaban enfrentando y sin embargo fueron para adelante. Mi padre hacia seis meses que estaba prófugo por defender sus ideas y por luchar por nuestro pueblo. También quiero destacar la valentía de aquellas mujeres que quedaron solas con hasta seis hijos chicos, como mi madre.