fbpx ARSAT: para el macrismo las denuncias son "absolutamente falsas" pero admite que hubo despidos
Más información //// 14.01.2016
ARSAT: para el macrismo las denuncias son "absolutamente falsas" pero admite que hubo despidos

El presidente de la empresa, Rodrigo De Loredo (el yerno de Aguad, de quien depende ARSAT), confirmó los despidos al diario La Nación. "Estamos haciendo auditorías pormenorizadas porque no queremos cometer el error de desplazar de un rol a una persona insustituible”.

Por Juan Ciucci
La justificación de los despidos masivos que el Gobierno Nacional viene llevando acabo de modo acelerado en los últimos días encuentra siempre en las páginas de La Nación un lugar preponderante. “La empresa estatal de telecomunicaciones Arsat, una de las preferidas de la ex presidenta Cristina Kirchner, no logró escapar a los vientos que soplan en el clima político desde que asumieron los nuevos gobiernos. El conflicto por la continuidad de los contratos de empleados del Estado también llegó a los pasillos donde se manejan los satélites argentinos”, indica el diario. No sería una política de vaciamiento del Estado, sino más bien “vientos que soplan en el clima político”.
Pero ante la desprolijidad del macrismo, la tribuna de doctrina no puede más que dejarlos al descubierto. “Empleados de Arsat denunciaron ayer que los nuevos directivos de la empresa despidieron verbalmente a varios empleados. Algunas versiones indicaban que se trataba de 70 puestos, entre ellos científicos. Otras hablaban de 350, sobre un total de 550 trabajadores que se desempeñan en la empresa. El presidente de la entidad, Rodrigo De Loredo, aseguró a LA NACION que las denuncias de los trabajadores son "absolutamente falsas", aunque admitió que sí hubo despidos”, sostiene Brenda Struminger con la colaboración de Augusto Denari Morrow.
La Nación informa además de un dato “de color”: “tras la asunción de Mauricio Macri, ARSAT pasó a formar parte del flamante Ministerio de Comunicaciones. Su titular, el ex diputado nacional cordobés por el radicalismo, Oscar Aguad, nombró al frente de los desarrollos de telecomunicaciones a De Loredo, ex legislador de la UCR cordobesa, además casado con su hija”. Tanto hablar de idoneidad, para terminar nombrando a su yerno.
De Loredo indicó que "hemos tomado una primera decisión administrativa de apartar gerentes y jefes porque esos puestos hacen al gobierno de la empresa. Están diciendo que son 350 contratos, pero son 22 y a todos los que quisieron hablar les dimos las explicaciones del caso. No se tocó ningún científico".
Asimismo, el yerno de Aguad afirmó que están “haciendo auditorías pormenorizadas porque no queremos cometer el error de desplazar de un rol a una persona insustituible. La empresa tiene recursos humanos de gran calidad, lo cual queda exhibido en dos satélites que orbitan en buenas condiciones”. No todo sería una pesada herencia, parece. “Queremos sostener a esas personas que hacen al capital humano de la empresa", indicó, en medio de la ola de despidos macrista.
Según sostienen los periodistas, un trabajador de Arsat que pidió preservar su identidad les indicó que "se están haciendo las cosas muy desprolijas. Hay listas negras. De todos los que despidieron a ninguno le llegó el telegrama aún; fue todo de palabra". “Aseguró que lo echaron por su simpatía por el gobierno de Cristina Kirchner y aseguró que los despidos ocurrían en el sector comercial y el de televisación digital”, afirma La Nación.
“Mientras tanto, una polémica similar tiene lugar en otras áreas del Estado, tanto nacional como provincial y municipal. Trabajadores nucleados en ATE y la CTA Autónoma se manifiestan por distintas vías en contra de los despidos. Y los distintos gobiernos -nacional, bonaerense y municipal- aseguran que todas las decisiones de sobre los contratos están justificadas”, finaliza el diario. Una nota que navega entre la justificación del recorte, y la incertidumbre ante los conflictos que se le avecinan al macrismo.