APU TV //// 04.08.2019
Samanta Alonso: “Los cuerpos gordos somos violentados todo el tiempo”

La modelo y activista plus size visitó DEL OTRO LADO, el programa de Agencia Paco Urondo TV. Describió lo que implica el "activismo gorde" en Argentina y los cambios que conllevaría la sanción de la Ley de Talles. A continuación, sus principales reflexiones y video completo de la entrevista.
 

Por Lucía Berrera Oro

La creadora de la Agencia de modelos Plus Dolls, Samanta Alonso, visitó DEL OTRO LADO y analizó las representaciones sociales, mediáticas e institucionales en relación a los cuerpos gordos. También reflexionó sobre el abordaje que el modelo médico hegemónico tiene al respecto. El feminismo como un nuevo espacio para concientizar, educar y generar inclusión. A continuación sus principales reflexiones.

¿Qué es el activismo gorde?

“El activismo gorde es un movimiento político que en Argentina arrancó  en 2013. En Estados Unidos comenzó a fines de los 60, principios de los 70. Este activismo reconoce las violencias que vivimos los cuerpos gordos en la sociedad. Los cuerpos gordes somos violentados todo el tiempo porque el mundo está pensado para un solo tipo de cuerpo: el heteronormado y flaco. Desde el activismo gordo venimos a mostrarles cuáles son estas violencias”

Ley de talles: un proyecto para la inclusión

“El 20 de marzo tuvimos la suerte de tener la media sanción en el Senado, nos  falta la media sanción en Diputados. Es un proyecto que venimos trabajando desde la ONG Anybody Argentina, donde soy voluntaria”

“En noviembre de 2018 la Cámara de la Industria y varias instituciones firmamos un acuerdo conciliatorio para que se realice el estudio antropométrico. Este estudio en Argentina lo realiza el INTI y  permite medir los cuerposde la mujer y el varón estándar. Nosotros no sabemos cuánto mide la mujer y el varón promedio en nuestro país. La ley establece que debemos determinar ese estudio para a partir de ahí poder hacer un sistema de talles unificado. Proponemos entre un mínimo de 6 u 8 tales desde ese promedio que se obtiene en el estudio”

El derecho a elegir cómo vestirse

“Todas las personas tenemos derechos a vestirnos como más nos gusta. Hoy en día los argentinos no cuentan con ese derecho. Las mujeres la pasamos peor porque somos las más castigadas. La moda está pensada para el consumo femenino, pero en un mundo patriarcal como el que vivimos. Se nos permite ser gordas hasta cierto punto. Tenemos la tiranía del talle único, del small y, generalmente, a partir de ahí las marcas fabrican 3 o 4 talles y no hay más talles”

“Los varones tienen una gordura aceptada que a las mujeres no se les permite. La ley de talles viene a ver cuánto miden las personas en Argentina, incluir a esas personas segregadas y discriminadas. Yo no tengo por qué ser el descarte y vestirme como el mercado me ofrece”

Las representaciones instaladas en nuestra sociedad

“Soy modelo plus size, tengo una agencia plus size y somos más de 20 modelos trabajando, pero la realidad es que todavía las marcas de mainstream, las de shopping, nos cierran las puertas. Trabajamos con marcas emprendedoras, marcas que venden por redes sociales en donde la inclusión es su identidad”

“Si voy al shopping no me siento representada en las mujeres de esas casas de ropa. Prendo la tele y no veo novelas donde las protagonistas sean gordas. No veo en ningún lado gordas triunfando. Siempre es la gorda triste, la gorda que es amiga. Con el varón pasa lo mismo: el gordo copado”

“Los gordos somos violentados al punto de no poder elegir ciertas cosas. No puedo elegir con quién estar, no soy un cuerpo que tiene deseos. Estoy visibilizada para ser burla de la sociedad y estoy cancelada para el deseo y poder elegir. El activismo gorde viene a mostrar y problematizar esto”

“Tenés que adelgazar. No lo digo por mala/o, es por tu salud”

“Uno de los dispositivos de control que tenemos es el índice de masa corporal (IMC).Establece que si una persona tiene grasa en su cuerpo es enferma, si no tiene grasa en su cuerpo está sana. El IMC es la relación peso y altura y, dependiendo del número que obtengas, define si tenés sobrepeso, obesidad o superobesidad y en qué grado”

“A mí los estudios médicos me dan bien, pero para el modelo médico hegemónico no. Voy a hacerme a revisar la vista y, por las dudas, me mandan a adelgazar. Siempre la respuesta es esa: no es por estética, es por salud”

“La salud no es sólo el IMC. Hay muchas cosas que implican estar sano, la salud mental es parte de eso. Hay muchas violencias que sufrimos los cuerpos gordos. Hace un año fui mamá, tuve una cesárea y no estaba cómoda porque no entraba en la camilla. Toda la estructura esta pesada para un solo tipo de cuerpo”

Visibilización de los cuerpos: efectos de la nueva ola feminista

“Creo que todos somos gordofóbicos, nadie nace deconstruido. El feminismo nos abrió una puerta. Antes no nos reconocían dentro del movimiento, lo digo como militante feminista hace 10 años. Hace dos años fuimos al Encuentro Nacional de Mujeres e hicimos un taller de activismo gorde. Está genial que esto sea una problemática”

“El debate sobre la legalización del aborto, el decidir sobre nuestros cuerpos ayudó. Yo decido ser gorda, ser gorda es mi identidad política. Todas las personas tienen que poder decidir sobre sus cuerpos, debe ser respetable. El feminismo sigue siendo gordofóbico, es importante repensar qué pensamiento tenemos y construir algo más inclusivo”