Elecciones 2017 //// 19.09.2017
Gladys González: las causas de “la coleccionista de denuncias penales”

El ex presidente del bloque de concejales de Cambiemos en Avellaneda la definió de esa forma en una entrevista. Un repaso por todas las denuncias de corrupción contra la candidata a senadora de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires.

Por Redacción APU

La candidata a senadora de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, Gladys González, tiene un listado extenso de denuncias penales en su contra. La alta exposición por la campaña para las elecciones de medio término hicieron que las acusaciones salgan a la luz de la agenda mediática.

En una entrevista realizada por El Numeral de Avellaneda, Daniel García, ex presidente del bloque de concejales de Cambiemos en Avellaneda, sintetizó a Gladys González como “una coleccionista de denuncias penales, tiene más de 15 o 20 denuncias por malversación de fondos". Los cargos que se le imputan a la dirigente macrista incluyen: malversación de fondos públicos, administración fraudulenta, incumplimiento de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y falsificación de instrumentos públicos, entre otros delitos. 

En el año 2015, cuando González se presentó como candidata a jefa comunal de Avellaneda fue denunciada por presentar un domicilio falso. Un año después, en noviembre del 2016, la actual candidata fue señalada por intentar pagar coimas a la Revista 23. En contra prestación el medio debía publicar artículos periodísticos favorables al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.  

En su paso por la Dirección del Banco Ciudad, entre 2005 y 2007, fue otra vez señalada por malversación de fondos públicos, incumplimiento de funcionario público e intento de soborno. En enero del 2007, González había sido propuesta para la Auditoría General de la Ciudad, sin embargo fue vetada por la Junta de Ética de la Legislatura porteña.

Además, fue señalada de haber ejecutado contrataciones irregulares y sobreprecios en la Subsecretaria de Atención Ciudadana (los sobreprecios en algunos insumos llegaban hasta 260%). Por otro lado, González recibió una catarata de denuncias en su gestión como interventora del SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos). En ese entonces, los periodistas ultramacristas Eduardo Feinmann y Jorge Lanata, la habían acusado de percibir dos salarios de forma ilegal. En este marco, fue denunciada por malversación de fondos, usurpación de cargos y bienes, administración fraudulenta, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, estafa procesal y falso testimonio.