Relámpagos //// 18.06.2019
El enigma cordobés: el peronismo provincial y los números que necesitan los Fernández para ganar

AGENCIA PACO URONDO dialogó con dirigentes del peronismo de Córdoba para reflexionar sobre las expectativas electorales en la provincia y su impacto en las presidenciales de octubre. 

Por Santiago Asorey

En el año 2015 Mauricio Macri arrasó en el balotaje en la provincia de Córdoba y ganó con el 71,51% de los votos (un millón y medio de personas aproximadamente votaron por el macrismo) contra el 28,49% obtenido por Daniel Scioli. La apabullante victoria de Cambiemos en la provincia gobernada por el entonces gobernador Juan Manuel de la Sota fue clave para que el macrismo consolidara su hegemonía electoral a nivel nacional. En ese distrito, la diferencia entre Scioli y Macri fue de casi un millon de votos mientras que a nivel nacional fue finalmente de 678.774 votos. En definitiva, Córdoba fue clave para las suertes de Cambiemos y el kirchnerismo. 

Cuatro años después el panorama electoral es distinto: el escenario de profunda crisis social y económica y el fracaso de la política económica cambista facilitó que la formula Fernández-Fernández nuclee el apoyo de casi todos los gobernadores justicialistas (a excepción de Juan Schiaretti -Córdoba- y Juan Manuel Urtubey -Salta-) e inclusive del flamante candidato a primer diputado por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa. El peronismo se aglutinó detrás de una fórmula que hizo explícita la necesidad de ampliar lo más posible la propuesta para recuperar votantes desencantados.  

En este marco, la pregunta sobre las posibilidades de un triunfo de la fórmula de unidad del Frente de Todos se encuentra atado a torcer los resultados del 2015 en Córdoba. ¿Qué expresará el voto a Schiarretti a nivel nacional? ¿Cuáles son las características del Partido Justicialista provincial? ¿Cuántos votantes habrá retenido Macri tras una gestión económica mala a nivel nacional?

Eduardo Di Cola, exdiputado nacional cordobés del Partido Justicialista e integrante del espacio "Hay 2019", dialogó con AGENCIA PACO URONDO: “En 2015 Scioli perdió por 980.000 votos en Córdoba y en las últimas elecciones el kirchnerismo no presentó lista. Es necesario hacer un replanteo en relación a la metodología; considero que las candidaturas se deben expresar en las PASO. Si hay dos o tres listas de diputados nacionales eso va permitir que cada uno de los sectores pueda ordenar, dinamizar y trabajar en beneficio de la formula Fernández-Fernández”.

Según el exlegislador "la designación de una lista única desde arriba ha sido una de las causas por lo cual mucho sectores peronistas no han encontrado espacios amigables y se han sentido desplazados. Por eso, muchos fueron atraídos por el peronismo expresado por Schiaretti".

Asimismo, profundizó sobre la necesidad de unas PASO: "Es necesario generar un espacio de debate que se refleje metodológicamente en la elección de las candidaturas en las PASO. Luego, la lista que surja será compartida según el resultado del porcentaje de votos que cada una de las listas obtenga. Creo que en Córdoba esa sería la mejor forma y de esa manera seguramente se va lograr la mejor lista que exprese a los distintos sectores".

"Hay dos alternativas en relación a lista de diputados nacionales: o se digita de arriba o generás que desde la propia provincia se genere una competencia interna que va dinamizar y va contener de acá a agosto; que va ser muy útil para la elección de octubre", sintetizó Di Cola.

Por su parte, el dirigente justicialista José Domingo "Cacho" Coronel, exintendente de Córdoba, ofreció su mirada a AGENCIA PACO URONDO y consideró la necesidad de "diferenciar la conducción del peronismo de Córdoba y los peronistas", ya que a pesar de los resultados del 2015, se encuentra "convencido de que Fernández- Fernández va sacar una buena cantidad de votos".

A su vez, Coronel recordó sobre el triunfo macrista en la provincia en 2015: "Hay que contextualizar aquel resultado electoral en un fenómeno particular, porque en su momento el gobierno nacional había maltrado a la provincia de Córdoba. Hubo un hecho que fue fundamental: el levantamiento de la Policía de la provincia (en 2013)  y por más de 48 horas la provincia fue tierra de nadie. Esto fue fuerte para la gente y tuvo mucho que ver con el 70% de 2015. No fue por afecto a Macri sino por enojo con el Gobierno nacional".

Sin embargo, el exjefe comunal de Córdoba capital analizó que "el desastre de la política económica de Mauricio Macri ha sacado el velo y se ve otro panorama completamente distinto". En esta mismo sintonía, reflexionó: "Me da la impresión que el triunfo del 57% de Schiaretti es importante pero dilapidó la posibilidad de ser un hombre que acompañe un proceso nacional. Lo que se está notando es la rebelión de los peronistas cordobeses. Quizá la conducción del partido vaya por un lado y los compañeros peronistas vayamos por otro. Creo que Schiaretti es un gran compañero pero en esto se equivocó y quedó enredado en Alternativa Federal que no tenía futuro. En definitiva la ancha avenida del medio no existe".

Además, el dirigente cordobés explicó sobre las posibilidades electorales del PJ local: "Hay dos alternativas, una es que vaya detrás de la boleta de Lavagna, que no va presentar lista de diputados nacionales en Córdoba, y la otra es que sea una boleta corta del PJ Córdoba sin dar la libertad a los compañeros para que voten a quien quieran".

“Sería importante que se aclare que independientemente de la decisión de Schiaretti de no apoyar la fórmula Fernández - Fernández, no va haber represalias de ninguna tipo en el caso de que la fórmula sea elegida. Lo digo porque puede existir ese temor en el votante cordobés; tal vez un compañero lee esto y lo aclara", señaló el exintendente de "La Docta".

Desde otra perspectiva, ofreció declaraciones a este medio la diputada nacional cordobesa del FpV-PJ, Gabriela Estévez, quien se posicionó sobre la decisión del PJ local de no apoyar la fórmula Fernández - Fernández y sostuvo que “no hay que generalizar y decir que se trata de una decisión del peronismo cordobés sino entenderla como una decisión de la superestructura”. Asimismo, afirmó la necesidad “de transitar un camino muy amplio, que incorpore a todos aquellos que se sienten opositores a este proyecto político”.  

Por último, subrayó: "El electorado cordobés siempre ha sido muy crítico y la lectura que tiene que hacer sobre la provincia de Córdoba tiene que ser muy negativa. Estamos hablando de una provincia en donde se perdieron 15 mil puestos de trabajo en el sector industrial, 8 mil suspendidos en la industria automotriz, se cerraron 500 tambos, 42% de los niños, niñas y adolescentes se encuentran en situación de pobreza, es la primera provincia que alcanzó los dos dígitos de desocupación. Creo que el electorado cordobés va tener en cuenta lo mencionado".

Según pudo averiguar este portal, el próximo jueves el peronismo cordobés sellará en un congreso partidario un acuerdo para ir con boleta corta en octubre. "Libertad de acción será la consigna", aseguraron distintas fuentes de la provincia.