fbpx Respaldo de ex combatientes de Malvinas al juez Ramos Padilla
DDHH //// 22.12.2015
Respaldo de ex combatientes de Malvinas al juez Ramos Padilla

El magistrado, que suspendió el decreto macrista que designaba ministros de la Corte sin pasar por el Senado, fue cuestionado por Clarín y La Nación pero defendido por ex combatientes de Malvinas, que reconocieron su aporte para la justicia por los crímenes cometidos en las islas durante la guerra de 1982.

Por Diego Kenis
La maquinaria mediática se descargó en las últimas horas y con mayor o menor nivel de sutileza sobre el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, que ayer lunes 21 dictó un fallo en que suspende el decreto 83/2015 con que el presidente Mauricio Macri designó dos jueces de la Corte “en comisión” y sin consulta alguna al Senado.
Tanto Clarín como La Nación omitieron un análisis exhaustivo de la resolución del magistrado, que apoyaba su decisión en la lógica, la Constitución, los decretos regulatorios de designaciones de 1958 y 2003, el obrar previo de la propia Corte actual y las opiniones vertidas por destacados juristas de distintas vertientes ideológicas, entre los que se encuentran algunos muy cercanos a los diarios que definieron a Ramos Padilla por su pertenencia a la agrupación Justicia Legítima y subrayaron una incomprobada cercanía al kirchnerismo con las mejores fotografías que pudieron encontrar.
Pero el juez también comenzó a recoger el reconocimiento y respaldo de otros actores, como los miembros del Centro de ex Combatientes de Malvinas de La Plata (CECIM), que apoyaron su decisión y mostraron la valoración que mantienen de su figura por su trayectoria previa.
Los ex combatientes platenses expresaron su “solidaridad y afecto” hacia Ramos Padilla y calificaron como “macartista” al ataque “de los medios concentrados de información, que antes de analizar su veredicto cuestionan su pertenencia a Justicia Legítima y sus opiniones personales”.
“Sabemos muy bien quién es Alejo Ramos Padilla”, indica el comunicado firmado por el presidente del CECIM Mario Volpe y su secretario de Relaciones Institucionales Ernesto Alonso, quienes destacaron en el texto el compromiso del juez con la defensa de los derechos humanos y las banderas de Memoria, Verdad, Justicia y Soberanía, que junto a los organismos de derechos humanos levantan los ex combatientes del archipiélago.
Ramos Padilla “fue quien encontró el camino jurídico para que los 123 soldados que están sepultados como NN en el Cementerio Argentino en Darwin puedan recuperar su identidad, para que sus familias sepan cuál fue el destino final de sus seres queridos”, apuntaron los ex combatientes. La identificación de los caídos se transformó en política de Estado y la concreción del protocolo de identificación está en manos de la Cruz Roja.
Antes de su ingreso a la Justicia como magistrado, Ramos Padilla “fue representante letrado de los cientos de soldados que sufrieron graves violaciones a los DD HH en Malvinas en la causa que se tramita en el Juzgado Federal de Río Grande”, en la provincia de Tierra del Fuego, y que “acumula 33 años de impunidad y que aún hoy esperamos que se haga justicia”, agregó el CECIM en su documento.
Por otra parte, los ex combatientes se manifestaron por el respeto a la Constitución Nacional y el objetivo de una verdadera Justicia independiente. “Lo decimos con conocimiento de causa ya que sufrimos la negación de justicia por parte de la Corte Suprema por graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas contra los soldados durante el conflicto de Malvinas por los cuadros de las Fuerzas Armadas”, recordaron sobre el expediente que ahora tramita la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
“Queremos una Justicia independiente y es por ello que nos solidarizamos con el Juez Federal de Dolores, Dr. Alejo Ramos Padilla por el injustificado ataque personal que está sufriendo”, subraya el texto como conclusión.
El documento se revela de una importancia central para conocer al magistrado que suspendió el decretazo macrista, puesto que enfoca una de las temáticas donde ha evidenciado su compromiso, junto al combate a la trata de personas en la jurisdicción de Dolores y el trabajo en un conjunto de causas de lesa humanidad en Bahía Blanca.
En la ciudad sureña, Ramos Padilla subroga desde junio último y hasta el próximo 31 de diciembre el Juzgado Federal 1, que alcanzó fama nacional cuando el juez reveló las desprolijidades que encontró al asumir. Precisamente cuatro días antes del fallo sobre la composición de la Corte, como informó AGENCIA PACO URONDO, Ramos Padilla terminó de normalizar la situación del Juzgado al resolver dos causas que evidenciaban notorias demoras y en las que procesó a cuarenta militares retirados y ex militares, acusados desde hace años por delitos sufridos por poco menos de doscientas víctimas del terrorismo de Estado.