Violencia Institucional //// 05.07.2017
“Se los acusa de intimidación pública, figura legal que data de la dictadura de Onganía”

Gabriela Bonomi, militante del espacio Fogoneros, dialogó con Agencia Paco Urondo sobre la represión policial a la actividad realizada frente a Tribunales por la libertad del lider mapuche Facundo Jonas Huala.

APU: ¿Cuál fue el motivo de la convocatoria frente a Tribunales?

Gabriela Bonomi: Hoy nos juntamos una serie de organizaciones en una acción de solidaridad pidiendo la libertad de Facundo Jonas Huala, que es un Lonko Mapuche que en este momento está detenido en Esquel. También nos había convocado el año pasado para reclamar por su libertad. En ese momento (2016) se consiguió la absolución y hace pocos días fue nuevamente capturado. Frente a esto nos volvimos a convocar en la ciudad de Buenos Aires y organizamos una movilización pequeña en los Tribunales de Talcahuano y Lavalle a las 11 de la mañana, en paralelo a otras actividades en el resto del país.

APU: ¿Cómo fue que comenzaron a reprimir la manifestación? 

GB: Nosotros hicimos un corte de pocos minutos, menos de media hora, sobre la calle Tucumán. Hubo unos entredichos con la policía; liberamos la calle y luego realizamos una asamblea de finalización. Cuando nos estábamos retirando salieron oficiales de los móviles policiales y empezaron una cacería para detener compañeros y compañeras. En los forcejeos para evitar que los detuvieran cayeron otras personas y así es como llegamos a los siete detenidos. No nos reprimieron durante la actividad sino cuando la terminamos. 

APU: ¿Cuál cree que fue el objetivo de este operativo?

GB: Tiene que ver con una demostración de fuerza de que a determinadas manifestaciones se las va a empezar a reprimir. Hoy comentábamos con algunos compañeros y compañeras con los que estuvimos acompañando la movilización de los trabajadores de Pepsico, donde se hizo un despliegue policial abrumador y pocas horas después nos detienen siete compañeres en una actividad que es usual para la cultura política de la ciudad, como es manifestarse en solidaridad con alguna causa. Las distintas formas de protestar cada vez se criminalizan más. Posiblemente tengan que ver con un contexto electoral, demostraciones de fuerza y en particular con el personaje -como lo ven ellos- que es Facundo Jonas Huala, quien está siendo criminalizado por Macri y por Bachelet. Él fue uno de los puntos de la bilateral que tuvieron hace poco tiempo en Santiago de Chile. Por distintas razones políticas no quieren las muestras de solidarizad que están alcanzando a nivel internacional. 

APU: ¿Cómo se encuentran actualmente las y los compañeros detenidos?

GB: Actualmente están incomunicados. Tenemos tres compañeras detenidas en la comisaria de la Comuna N° 4 de Parque Patricios y cuatro compañeros en la Comisaría N°30 de Barracas. Si bien ingresaron a tempranas horas de la tarde aún no logramos que le den la libertad. Están interviniendo distintos organismos de derechos humanos pidiendo información sobre las causas. Lo que sí sabemos  es que se los acusa de intimidación pública, figura legal que data de la dictadura de Onganía, la cual se utilizó en la represión de la 9 de julio y ahora la vuelven a utilizar con estos compañeros. Consideramos que en las próximas horas deberían salir en libertad, pero los trámites burocráticos están demorando más de lo pensado y entendemos que si no son liberados para mañana a la mañana o en las próximas horas, nos mantendremos en alerta para convocar una nueva movilización para reclamar por la irregularidad de los procedimientos.