fbpx Dónde poner el dolor: a 13 años de la tragedia del Colegio Ecos | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 07.10.2019
Dónde poner el dolor: a 13 años de la tragedia del Colegio Ecos

Entrevista a Andrés Kalwill, socio fundador y vicepresidente de la organización "Conduciendo a Conciencia", que nuclea a familiares y amigos de las/os jóvenes fallecidos el 8 de octubre de 2006 en la ruta provincial  11 de Santa Fe.

Por Mariano Nieva

Andrés Kalwill es socio fundador y vicepresidente de la ONG "Conduciendo a Conciencia". En diálogo con el programa radial El Jardín de los Presentes (FM Zoe 107.1) y AGENCIA PACO URONDO analizó el estado de la causa de la llamada "Tragedia de Ecos", la importancia de la concientización vial y el festival del Día del Estudiante Solidario que se llevará a cabo el martes 8 de octubre en el Teatro Ópera Orbis en donde actuarán Leon Gieco, Hilda Lizarazu, Eruca Sativa y Los Tipitos, entre otros artistas.

Agencia Paco Urondo: ¿Cuál es tu vínculo con la tragedia y cómo surgió la necesidad de crear la organización "Conduciendo a Conciencia"?

Andrés Kalwill: Mi hijo Lucas era uno de los jóvenes que viajaban en el micro y por una cuestión de minutos pudo salvar su vida. Desde un primer momento los papás de las/os chicas/os que fallecieron y otros papás del Colegio Ecos nos propusimos comenzar a trabajar juntos. A partir de la tragedia nos pusimos a pensar que hacer al respecto. No debíamos quedarnos con el dolor y la bronca si queríamos cambiar algo. Así surgió la idea de hacer la ONG en donde tengo el honor de ser Socio Fundador y Vicepresidente.

APU: Y a partir de ese momento comenzaron con esta gran tarea de concientizar. Como manera de ver también dónde poner el dolor, no?

AK: Exactamente. A medida que fuimos trabajando y con el paso de los años conseguimos instalar que a la hora de mencionar a las víctimas de tránsito no se hablara de números. Que no sean sólo una estadística ni una noticia en la contratapa de los diarios. Vos conocés el lema de Todos Fuimos Todos Somos Todos Podemos Ser que simplemente significa tener presente siempre que esta desgracia nos puede alcanzar en cualquier momento.

Buscamos también hacer carne en la sociedad que cada vez que nos subimos a un auto debemos saber qué hacer y que no cuando estamos al volante. Que algo tan lindo como manejar se puede convertir en una tragedia sino tratamos de hacer conducta. Que está en cada uno de nosotrxs algo tan simple e importante como que no se muera más gente.

Dejame agregar además que como consecuencia de nuestra lucha hace unos pocos años surgió la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). Este resultado se debió a la colecta de firmas que hicimos tiempo atrás en la mayoría de las plazas de la Ciudad de Buenos Aires. La idea que teníamos con la actividad era intentar llegar a las más altas esferas gubernamentales para así lograr cambios importantes en cuanto a la seguridad vial.

Creo que juntamos alrededor de 470 mil firmas que logramos presentar formalmente. Luego surgió un acuerdo con todos los gobiernos de las provincias y de CABA. Y posteriormente terminó por convertirse en la ANSV, que hoy es un organismo de referencia para la temática del tránsito seguro.

APU: Hace poco más de un mes se introdujeron cambios más exigentes para la obtención de la licencia de conducir. ¿Qué piensan desde la organización al respecto?

AK: Justamente ese fue uno de los temas que nosotros planteamos desde el primer día. Antes, por ejemplo, si habías cometido alguna falta vial en CABA simplemente te alcanzaba con irte a La Plata. No te digo demasiado lejos. Ibas y sacabas el registro nuevo. No existía ningún tipo de control ni cruce de información ni de antecedentes.

Hoy existe desde 2010 el RENAT (Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito)  en el cual si vos tenés multa o condena en algún punto del país la base de datos del organismo te prohíbe emitir una nueva licencia. Este es un gran logro sin duda que hemos logrado todos juntos en los últimos años. Aunque todavía falta mucho trabajo por delante para seguir avanzando en esta materia.

Por otra parte, desde Conduciendo a Conciencia estamos siempre cerca de todos los procesos en que se intenten cambios y modificaciones con respecto a la legislación penal sobre seguridad vial de parte del Congreso Nacional.  

No puede ser que alguien diga en instancia de juicio que no se dio cuenta de la responsabilidad que le cabe si ocasionó un siniestro en la calle estando alcoholizado, por ejemplo. Hay que ser totalmente consciente al manejar del riesgo al que expongo no solo mi vida sino la de los demás también.

APU: ¿Cómo es el funcionamiento de la organización en cuanto a la distribución de la ayuda solidaria que se va consiguiendo y cuáles son los elementos que más se necesitan y que se piden en cada colecta?

AK: En primer lugar, nosotros nos encargamos físicamente de hacer llegar las donaciones a destino para así evitar cualquier intento de manipulación política de la mercadería. Para ello, contamos con una empresa de logística de se llama Distribuidora Metropolitana que desde el primer momento y a costo cero se encarga de llevar las cosas que juntamos a distintos puntos del país.

Básicamente en lo que más hacemos hincapié a la hora de las colectas es en alimentos no perecederos. También en elementos de higiene,  materiales escolares y juguetes en buen estado. Contamos además, con empresas que nos donan packs de agua y de leche en polvo. No hace mucho me contaron algunos compañeros que viajaron a lugares con los que estamos colaborando de como administran y racionan las donaciones hasta el próximo año que volvemos. Y de como a la distancia muchas veces no tenemos registro de lo que se vive en lugares más alejados de Buenos Aires.

APU: Encima todo esto se da en un contexto de emergencia alimentaria a nivel país.

AK: Absolutamente. Por eso, nosotros no vamos sólo a le escuela donde iban los chicos de Ecos. Mi hijo Lucas, como ya conté sobreviviente del siniestro, junto con una de las mamás de nuestro grupo hace unas semanas hicieron un viaje donde fueron registrando distintos lugares del interior en que hay necesidades para que podamos colaborar.

Por estos días nuestro radio de acción incluye las provincias de Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Chaco y Corrientes. Y aunque sabemos que quizás la ayuda que podemos brindar no alcance. Creemos que es un granito de arena que ofrecemos. Este principio solidario es lo que por medio de la ONG nos interesa inculcar sobre todo a lxs más jóvenes. No pensar solamente en lo que yo quiero y necesito. Sino que también debo comprometerme en hacer el bien a los demás.

Hasta el día de hoy llevamos repartidos en escuelas, merenderos y hospitales de nuestra patria más de 520 mil kilos de mercadería  que llegaron a más de 3000 alumnxs con sus respectivas familias. De esta forma, actuar por medio de la solidaridad hizo que hayamos logrado que el 8 de octubre, fecha de la tragedia,  sea consagrado como el Día del Estudiante Solidario y que esté incorporado al calendario escolar.

APU: ¿Cuál era puntualmente el trabajo que hacían las/os chicas/os con la escuela chaqueña de Quitilipi antes de ser alcanzadas/os por la tragedia y cuál es el rol del colegio Ecos hoy?

AK: Cuando cada año el conjunto de alumnas/os viajaba, por un lado llevaban las donaciones que juntaban durante todo el ciclo lectivo. Y por el otro, se daba una fantástica experiencia de convivencia y de mutuo aprendizaje entre los grupos trabajando juntos en los campos linderos a la escuelita, pintando etc. Es decir, no es que los chicxs que llegaban desde Buenos Aires sólo les enseñaban cosas a lxs de El Impenetrable. Sino que se producía un enriquecedor intercambio de dos realidades muy distintas. Con respecto al rol del colegio Ecos tengo que decir que no forma parte de nuestra organización pero que colabora de manera permanente con la escuela  N° 375 de Colonia El Paraisal en Chaco.

APU: ¿Qué nos podés decir acerca del estado actual de la causa en donde murieron nueve alumnxs y una docente en la ruta 11 de la provincia de Santa Fé?

AK: Todo el mundo sabe que este siniestro se ocasionó cuando un camionero que estaba borracho embistió de frente al micro que trasladaba a los chicxs. Al morir el chofer junto con su acompañante lo que resulta es que no haya causa penal existente.  Al mismo tiempo, el conductor del ómnibus del colegio también tuvo una conducta absolutamente imprudente. Porque cuando observás que alguien viene de frente por la ruta haciendo una mala maniobra lo primero que se recomienda es bajar la velocidad. Como regla número uno.

Luego,  y ante lo riesgoso de la situación que se te presenta, en este caso un vehículo de gran porte que se te viene encima, lo que hay que hacer es mirar hacia tu derecha y buscar la banquina como resguardo y muy lentamente. Cosa que no hizo la persona que iba al volante del ómnibus porque se terminó cruzando al carril contrario. De esta forma, se termina produciendo la colisión de frente y la destrucción total del costado derecho del micro cuando el camión bruscamente vuelva a su propia mano.

Entonces y a partir de esa situación, lo que nosotros impulsamos es que se lleve a cabo una acción penal contra Oscar Atamañuk, el chofer del micro, por su conducta irresponsable. No nos interesa que vaya preso pero sí que tenga una condena  ejemplificadora que son tres años de prisión en suspenso y que implica además no poder manejar por un tiempo.

APU: Pero se encontraron con una serie de dificultades que les puso la justicia de la provincia de Santa Fé. ¿Cuáles fueron esos obstáculos?

 AK: Con lo primero que nos encontramos es que según la legislación santafecina no podíamos ser desde Conduciendo a Conciencia parte del expediente. Después nos fuimos enterando mientras se hacían las pericias que la causa estaba prácticamente caída porque se habían agotado los plazos de la justicia local. Por eso sentimos que nuestro caso fue pésimamente tratado en las distintas instancias judiciales de Santa Fé ya que hasta la Corte Suprema de esa provincia declaró prescripta la causa.

Afortunadamente  y juego de mucho esfuerzo, pudimos lograr que el reclamo llegue al máximo Tribunal de Justicia de la nación y que en un fallo inédito se dictamine la no prescripción con la orden de que se reabra de inmediato la instancia jurídica otra vez en Santa Fé.

De todos modos, no voy a negar que muchas veces nos invade un sentimiento de impotencia muy grande cuando vemos que van pasando los años sin que haya una resolución. Que después de 13 años transcurridos del hecho que te digan que el caso prescribió y que vuelve a empezar todo de nuevo parece indicar que no podremos saber si algún día habrá justicia para las víctimas.

APU: Mientras escucho tu relato me surgen otras preguntas. ¿Dan charlas y encuentros de concientización como parte de las actividades de la organización? ¿A qué apuntan?

AK: Sí, nosotros damos periódicamente charlas de concientización vial a pedido de escuelas y  empresas. Si bien no somos expertos en temas relacionados al tránsito si somos gente que nos fuimos sensibilizando con nuestro trabajo. Entonces, eso es lo que intentamos transmitir. Que podamos cuidar la vida cada vez que estamos al volante de cualquier vehículo. Que tengamos presente que en nuestras manos tenemos un arma sin saberlo.

APU: Ya entrando en el Festival del Estudiante Solidario que organizan cada año. ¿Cómo se fue tejiendo la relación con los músicos que año tras año se suman al evento?

AK: Fue así. A los pocos meses de ocurrida la tragedia. Creo que fue el 8 de marzo de 2007. Decidimos armar una especie de escenario sobre la calle Serrano en Palermo.  Ese día, tuvimos la visita de Ricardo Mollo que además era vecino de una de las mamás de las/os chicas/os de nuestro grupo. Enseguida se sumó Luis Alberto Spinetta porque su hija Vera también era alumna del colegio. Y más tarde León Gieco y los distintos músicos que nos fueron acompañando hasta el día de hoy. Recuerdo que una de las últimas veces que vi al flaco me dijo que el Festival que organizamos es el recital de Rock del año. Dándole mucha importancia al evento.

APU: Además, me parece que lo bueno del compromiso de las/os músicos es que son una figura de referencia para mucha gente.

AK: Claro. Para nosotros tener cerca a los músicos es lo que nos permite llegar de una manera mucho más directa a un número muy grande de público. Através de ellxs podemos amplificar este mensaje que nos interesa transmitir. Crear conciencia de la seguridad  vial y ser solidarios. Y la verdad que durante todos estos años hemos recibido un nivel de acompañamiento, apoyo  y compromiso de parte de todos estas/os artistas que es lo que nos permite seguir adelante. 

APU: ¿Que tenemos que saber cómo información importante para este nuevo festival que se llevará a cabo el 8 de octubre en el teatro Ópera Orbis de CABA?

AK: Una de las cosas que me gustará decir es que en esta oportunidad va a ser la primera vez que cobremos entrada. Y es por una sencilla razón. Que el 100% del dinero recaudado sea destinado a la compra de alimentos no perecederos en grandes cantidades y a muy bajo costo. Que serán entregados por nuestra ONG en distintas escuelas del norte argentino.

Las entradas se consiguen por Ticketeck que a modo de ayuda no cobrará servicio adicional. O en la propia ventanilla del Teatro el día del recital.

APU: Seguramente haya muchas personas que quisieran colaborar. ¿Cómo se pueden poner en contacto con ustedes?

AK: Por intermedio de nuestra página conduciendoaconciencia.org.ar pueden hacerlo fácilmente por medio de tarjetas de débito y crédito. Además, pueden sumarse de alguna manera como voluntarios. Esto es muy importante porque de lo que realmente carecemos es de recursos humanos. Y es mucho el trabajo para hacer no sólo los 8 de octubre.

APU: Se puede decir que en todas las ediciones siempre contaron con las mejores salas ¿Cómo es el trabajo de conseguir los espacios donde llevar adelante el espectáculo?

AK: Es cierto lo que decís con respecto a los lugares. Pudimos organizar recitales en el estadio de Obras Sanitarias, Luna Park , La Trastienda, el patio del Konex y el gimnasio cubierto del club Ferro. Pero no es fácil, es un enorme desafío. Para el de este año fue muy importante la gestión que hizo León Gieco que junto al Flaco fueron los dos grandes artistas que estuvieron junto a nosotros desde un principio. Es de destacar que los músicos nunca cobran un peso por participar.

En algunos casos tuvimos que pagar los gastos de apertura del lugar. Pero entendemos que es  mejor y más seguro hacer esta actividad en lugares cerrados. Cuento una anécdota al respecto. Un día lo organizamos sobre la Av. Figueroa Alcorta y me acuerdo que ese 8 de octubre amaneció lloviendo. Estuvimos varias horas con la incertidumbre de si íbamos a poder hacer el evento con los trastornos que esto trae. Así que a partir de entonces dijimos nunca más al aire libre.

APU: Estamos en vísperas de nuevas elecciones presidenciales con la alta probabilidad de que haya un nuevo gobierno al menos por los próximos cuatro años. ¿Cómo toman ustedes como organización este recambio posible del mapa político?

AK: Con mucha expectativa. Pero estando cerca, como siempre lo hicimos, de las actuales autoridades y de las futuras que puedan llegar a conducir los destinos de nuestro país. Para intentar seguir instalando el tema de la seguridad vial como política de Estado.