fbpx Villa Constitución: los trabajadores cortan la autopista Rosario- Buenos Aires
Sindicales //// 06.09.2010
Villa Constitución: los trabajadores cortan la autopista Rosario- Buenos Aires

Villa Constitución, Santa Fe (Agencia Paco Urondo, publicado en ACTA) Los obreros de Paraná Metal cortan totalmente la autopista Buenos Aires-Rosario a la altura de Villa Constitución, en una medida que se extendería en el tiempo “hasta que aparezca alguna solución”, a la problemática situación de la Planta. Esto significa la posibilidad de un corte por tiempo indeterminado y un verdadero caos en la vía de comunicación más importante del país.
A partir de las 9.30 los obreros de Paraná Metal están cortando al autopista a Buenos Aires. La decisión fue ratificada el martes, en una asamblea de trabajadores que resolvió continuar adelante con el plan de lucha previsto. Se concentrarán en la intersección de las rutas 21 y 90 a partir de las 8:00, y de allí marcharán hacia la Autopista. Una vez en el lugar, y siempre por decisión de los trabajadores, evaluarán las modalidades de protesta.
La medida incluye un paro de toda la Seccional Villa Constitución de UOM, “contemplándose” determinadas áreas de distintas empresas (principalmente aquellos sectores “calientes” como se los conoce, por ejemplo, acería de Acindar). Igualmente, los trabajadores de esas fábricas “acompañarán” donando la jornada y de esa forma, sostener la lucha. No se descarta instalar nuevamente la carpa en Paraná Metal y realizar hoy Asambleas constantes. En cuanto a las condiciones climáticas para este jueves, no son para nada alentadoras.
El mismo martes, Osvaldo Boulán, abogado de la UOM de Villa Constitución, pidió que el período de salvataje de la autopartista -cuyo plazo había expirado ese mismo martes tras el día de gracia- se extendiera por otros cinco días más. De esta manera, pretendían ganar tiempo para continuar con las negociaciones que mantienen con los propietarios de la empresa.
Anoche, Boulán contó que había recibido una cédula donde lo notificaron que Villa Metal (la cooperativa formada por los mismos trabajadores de Paraná Metal), es la única inscripta en el Registro de Interesados, no dándose lugar a la solicitud. Por lo tanto, empezará a “pelear” con los actuales dueños a la hora de discutir con los acreedores. Se deberá esperar el sorteo del evaluador (siendo un procedimiento relativamente nuevo y seguramente encarado por un contador o perito contador). Tiene que aceptar el cargo y por 30 días hábiles deberá determinar cuál es el verdadero valor de la empresa hoy. Y luego de finalizada la evaluación y elevado el informe de ese evaluador al Tribunal, habrá 20 días hábiles para negociar con los acreedores una propuesta de acuerdo.
Reuniones
Tras reunirse varias veces con los empresarios y los más altos referentes del Ministerio de Trabajo de la Nación (incluido Carlos Tomada), fue todo un fracaso porque insistieron en su propuesta de realizar 600 despidos y rebajas salariales para volver a poner en marcha la Planta. Ayer, un grupo de representantes mantuvo reuniones con varios senadores de la UCR y el Frente para la Victoria, entre ellos, Gerardo Morales, Miguel Angel Pichetto y Alfredo Martínez, entre otros. Días atrás, le plantearon la crítica situación a varios diputados nacionales.
La última vez que los obreros de Paraná Metal protestaron en plena Autopista, el 16 de septiembre del año pasado, provocaron un gigantesco embotellamiento de tránsito que se extendió durante varios kilómetros y se mantuvo durante unas horas. Los 900 operarios de la autopartista -entre propios y contratados- aún no percibieron la primera quincena de agosto, que debió hacerse efectiva el pasado 20. En peor situación se encuentran quienes en estos últimos meses se acogieron al retiro voluntario propuesto desde la empresa. Les deben al menos cuatro quincenas y se encuentran en una “situación desesperante”, siendo personas de 55 y 60 años, con más de 30 años en la fábrica.
 
En diálogo con Juan Actis, secretario Adjunto de la UOM Villa Constitución, manifestó que “todo el mundo está enterado de la situación de Paraná Metal”, dado que se reunieron con todos los sectores y representantes nacionales. Como no se reformuló la conocida propuesta de casi 300 operarios adentro y 600 afuera, todo siguió firme, deslizando algún dirigente que “políticamente se tendió a suspender la protesta”, pero se mantuvo inalterable viendo que no surgió una nueva oferta. (Agencia Paco Urondo)