fbpx Diálogos por una agenda anticorrupción en el campo popular | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 30.05.2019
Diálogos por una agenda anticorrupción en el campo popular

Disertaron la socióloga Paula Abal Medina (moderadora de la mesa), el dirigente del Frente Patria Grande Juan Grabois, la dirigente de la agrupación Tres Banderas dentro del Frente Patria Grande Gabriela Carpineti, el senador nacional Fernando "Pino" Solanas y el extitular de la Oficina Anticorrupción José Massoni.

El martes 28 de mayo pasado se llevó adelante el encuentro "Diálogos por una agenda anticorrupción" en el el cual se presentó un documento de "propuestas institucionales desde las organizaciones populares".  Participaron de la jornada de debate, la socióloga Paula Abal Medina (moderadora de la mesa), el dirigente del Frente Patria Grande Juan Grabois, la dirigente de la agrupación Tres Banderas dentro del Frente Patria Grande Gabriela Carpineti, el senador nacional Fernando “Pino” Solanas y el ex titular de la Oficina Anticorrupción José Massoni. En este marco, Carpineti presentó la mesa, analizó los mitos alrededores de la corrupción y afirmó que existe “un mito que marca que la corrupción es un problema que solo le preocupa a determinados actores sociales”.  En esta misma línea explicó: “el mito marca que la corrupción es un problema que solo les preocupa a las élites o a los sectores medios”. Además, subrayó que “otro de los mitos es que la corrupción es solamente un problema de los gobiernos populares de América Latina”

Por su parte, Abal Medina destacó la consigna de Grabois de “defender el proyecto político que Cristina encarna pero sin corruptos”.  A su vez, reflexionó: “la corrupción es un problema social de enorme envergadura que nos debe involucrar a todos. Que está diseminada socialmente pero también se concentra sobre algunos vértices. El gran vehículo de la corrupción es el poder económico”. Desde otra perspectiva, Solanas enfatizó: “Si Argentina recuperará lo que no ingresa al tesoro nacional por contabilidades duplicadas estaríamos ante muchismo dinero. Alrededor de 40 mil millones de dólares se van en estas manipulaciones de las contabilidades paralelas” y añadió “a los trabajadores le roban el dinero cuando le prometen una tasa de inflación y a fin de año descubre que es tres o cuatro veces más de lo que se había previsto”. 

A su turno, Massoni recordó que si bien es fundamental tener una política anticorrupción, esta política no puede ser el eje como lo planteó la Alianza en su momento. En esta mismo sentido, se refirió a su periodo en el cual estuvo al frente de la Oficina Anticorrupción. “En aquel momento desde el Imperio se quiso instalar que el fracaso del neoliberalismo no era el resultado del neoliberalismo sino de políticos corruptos. Se estaba preparando lo que estamos viviendo hoy, a nivel latinoamericano”.  

El cierre de la jornada estuvo a cargo de Grabois, quien afirmó que el tema de corrupción es “muy importante para el futuro” y es “una cuestión que lo desvela”. Además, afirmó que al le interesa “discutir más la corrupción en el campo popular que en el campo rival, por su efecto mediato de desmoralización de la militancia política y de despolitización de la sociedad”. “El pueblo con su sabiduría simple muchas veces dice pobre pero honesto. Por eso cuando uno se despoja de esa dignidad lo más digno que puede hacer un ser humano que es luchar por lo demás se vuelve lo contrario”, sinetizó. Por último, se refirió al debate sobre la ética hacia el interior de las organizaciones populares y la “necesidad de la conducción de predicar con el ejemplo”.