Más información //// 12.02.2016
Morón: Christian Salinas, el ángel de los despidos

Un concejal macrista de Morón, denunciado por varios hechos de violencia, ejerce de comisario político señalando a trabajadores que luego son despedidos.

Por Redacción APU
Christian Salinas tiene 28 años y una corta carrera política plagada de volantazos e incidentes notorios. Luego de responder a Martín Marinucci, ex concejal del Frente para la Victoria y ahora del massismo, en 2015 ocupó el cuarto lugar en la lista de legisladores de Ramiro Tagliaferro, actual intendente de Morón por el PRO.
En septiembre de 2015 la entonces candidata a primera concejal por el Frente para la Victoria local, Florencia de Luca, denunció a Salinas como parte de una "patota del PRO" que agredió a dos jóvenes militantes de su fuerza mientras repartían volantes.
Luego de esta denuncia, en medios locales salieron a la luz seis denuncias por agresión y amenazas contra Salinas, una de ellas de la madre de sus hijos, quién declaró haber sido golpeada mientras estaba embarazada. Salinas se expresó al respecto afirmando que "las denuncias cruzadas por ambas partes están archivadas".
Desde el 10 de diciembre, ya electo como concejal, Salinas se mueve con total libertad por la Unidad de Gestión Comunitaria N°6 en Morón Sur, involucrándose en la cotidianeidad como si también ejerciera un cargo ejecutivo. La nueva gestión del PRO deshabilitó la posibilidad de verificar en la página web del municipio los nombres y sueldos de los empleados.
Morón Sur no es el único territorio que recorre. Luego de verlo riendo públicamente de las protestas de despedidos en el Concejo Deliberante, otros trabajadores del municipio denuncian una metodología que está tornándose corriente. Salinas aparece en una dependencia municipal, se reúne con la nueva dirección, recorre las oficinas y hace preguntas intentando "marcar" trabajadores referenciados con la gestión anterior. Días después, llega un llamado o un telegrama informando el despido. A la fecha, se contabilizan alrededor de 400 echados en todo el municipio.