fbpx Ajuste español: bajan sueldos y corta la asignación por hijo
Más información //// 12.05.2010
Ajuste español: bajan sueldos y corta la asignación por hijo

Madrid, España (Agencia Paco Urondo, diferentes medios) José Luis Rodríguez Zapatero anunció un fuerte ajuste del gasto público. Dispuso, entre otros puntos, una rebaja del 5% en los salarios de los funcionarios, un congelamiento salarial hasta el 2011 y la eliminación del pago por nacimiento. El presidente del gobierno español anunció hoy un paquete de medidas destinadas a reducir el déficit fiscal. Apremiado por la Unión Europea (UE) y por los mercados, José Luis Rodríguez Zapatero dispuso un fuerte ajuste del gasto social que, entre otros puntos, incluye: una rebaja del 5 por ciento en los sueldos de los funcionarios, un congelamiento salarial hasta el 2011 y la eliminación de la asignación por nacimiento.
 
Zapatero difundió su plan en el Congreso de los Diputados, donde adelantó que se suspenderá para 2011 la revalorización de las pensiones, excluyendo las no contributivas y las pensiones mínimas.
También se eliminará el régimen transitorio para la jubilación parcial que se aprobó en 2007.
 
Además, el jefe del Ejecutivo español anunció una reducción de 6.045 millones de euros en la inversión pública estatal entre 2010 y 2011, y un recorte de 600 millones en la ayuda oficial al desarrollo en el mismo período.
 
Asimismo, Zapatero les solicitó a las comunidades autónomas y ayuntamientos un ahorro adicional de 1.200 millones de euros.
 
Estas medidas se incluirán en un decreto ley que aprobará el Consejo de Ministros la semana próxima.
 
"Tenemos la responsabilidad de trasladar hacia afuera una imagen de solvencia", resumió Zapatero para justificar los recortes hechos bajo presión no sólo de la UE y de los mercados, sino también tras una llamada del presidente estaodunidense, Barack Obama.
 
La semana pasada, la bolsa española, junto con la griega, lideró la caída de los mercados europeos, con más del 5 por ciento, por los temores de los inversores internacionales a que la economía española siga la senda de Grecia.
 
Zapatero, quien ejerce la presidencia semestral de la UE, admitió que tuvo que decidir un plan "drástico" obligado por la caída de los mercados. "Nadie podía prever que la semana pasada se produjera una crisis como la que se produjo en los mercados de valores", argumentó.