fbpx “La muerte del croupier”: esperanza en la crisis | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 08.12.2019
“La muerte del croupier”: esperanza en la crisis

En la obra teatral dirigida por Jorge Palant, los diálogos y recursos escénicos se cruzan y distorsionan en varias capas, con gran maestría de los intérpretes. Por Elías Alejandro Fernández.

Por Elías Alejandro Fernández

 

Orsi, un fotoperiodista, y Azucena, una actriz que también es trabajadora sexual, se reúnen en un galpón que funciona como teatro. Azucena tiene que practicar sus líneas mientras espera que lleguen sus compañeros de elenco. Orsi se enfrenta a uno de los horrores más cotidianos de la crisis capitalista: acaba de perder el trabajo sin preaviso ni garantías. Por esta circunstancia siente que no tiene otra opción más que deambular con su mochila a cuestas.

Elpidio, Macarena, Catalina y Azucena forman parte de una compañía de teatro que ensaya su obra sobre la muerte de un croupier, durante una huelga en un casino. La reconstrucción dispara en Orsi recuerdos del horror. Esta muerte es una excusa para enfrentar dos mundos y sus argumentos: la crudeza de la realidad y el  teatro.

En una época saturada de imágenes violentas, de cadáveres con el cráneo abierto copando monitores y celulares, es cada vez más difícil denunciar la realidad. Cubrir la cabeza ensangrentada de un croupier que murió por manifestarse, es un acto que devuelve la dignidad perdida por la brutalidad represiva. Y el teatro, una vía de la esperanza y la resistencia. La muerte del croupier es el testimonio de lo que tantas crisis imprimieron en el teatro y sus personas, pero también de los procesos de humanidad mancomunada que se dan en esta trágica época.

**

La imagen puede contener: 5 personas, texto

La muerte del croupier se presenta los martes a las 21:30h en Tadrón Teatro, Niceto Vega 4802, CABA.

Ficha técnico artística:

Elenco: Alejandra Colunga, Jorge Capusotti, Beatriz Dos Santos, Dora Mils, Mario Mahler

Dirección: Jorge Palant

Asistente de dirección: Mercedes Kreser

Escenografía, diseño de luces y vestuario: Jorgelina Herrero Pons