fbpx Felipe Vallese, el primer desaparecido
Cultura //// 06.02.2015
Felipe Vallese, el primer desaparecido

"Un grito que estremece, Vallese no aparece”, el mítico canto de la JP reclamando por la aparición con vida continúa con vigencia. Pasaron 52 años del secuestro y posterior desaparición del histórico militante sindical de la UOM y de la JP de los sesenta. Su historia y su legado.

 

 

Por Santiago Asorey

 

El 23 de Agosto de 1962, el militante de la JP y obrero metalúrgico, Felipe Vallese, fue secuestrado convirtiéndose tristemente en el primer desaparecido político en la historia contemporánea. Secuestrado bajo la presidencia de Guido, con el Peronismo en proscripción, Vallese se transformo en un icono de la resistencia peronista. Tenía 22 años cuando fue apresado por un grupo de la Unidad Regional de San Martín al mando de Juan Fiorillo.

Vallese trabajaba en la fábrica metalúrgica TEA. Era delegado gremial de la fábrica, el Poder no le perdonó a Vallese que haya sido obrero y peronista. En una época en donde ser peronista tenía un costo muy alto. Resistir no era solamente un verbo sino jugarse la vida en la lucha organizada contra el régimen. Cayó al 1700 de la ex calle Canalejas (hoy calle Felipe Vallese) en el barrio de Flores. Fue una cacería humana por parte de la policía que iba también tras la huella del militante de la JP, Alberto “Pocho” Rearte. La relación de amistad y militancia entre Rearte y Vallese fue el nexo que las fuerzas represivas utilizaron en su persecución.

En el final de la película “Operación Masacre” de Jorge Cedron, Julio Troxler, el sobreviviente de los fusilamientos de 1956 que moriría unos años después a manos de la triple A, confiesa frente a la cámara que volvió mentalmente a los basurales de León Suárez muchas veces. Tenía una sola pregunta en mente. ¿Qué significaba ser peronista?  Troxler reconoce que tardó mucho en comprender el significado del movimiento.

Sobre todas las cosas entender tanto odio contra la causa popular. La muerte de Felipe Vallese fue un eslabón histórico en la comprensión popular del odio de las fuerzas represivas hacia las causas del Movimiento de Liberación Nacional. Vallese es un símbolo de la resistencia obrera y de la síntesis entre el universo sindical y la mítica JP.  Una síntesis que el tiempo terminaría desarticulando en un divisionismo inútil. Es nuestra tarea volver a reconstruir esa síntesis. “Vallese era el artesano sin el cual la revolución no se puede hacer” dijo alguna vez uno de sus compañeros de la JP para definirlo. Una definición sin fecha de vencimiento.