fbpx Se agrava la crisis de Piumato con los judiciales
Sindicales //// 11.07.2016
Se agrava la crisis de Piumato con los judiciales

El Secretario General de la UEJN fue derrotado otra vez en la interna de su sindicato. Perdió en los fueros laboral y penal ante la Lista Tricolor y la Lista Azul, después de 27 años de hegemonía. 

 Por Redacción APU
Los últimos años fueron tiempos de apuestas políticas de gran riesgo para el Secretario General de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato. El alineamiento político del líder gremial de los judiciales con el Secretario General de la CGT, Hugo Moyano, por un lado, y sus nuevas alianzas le costaron una hemorragia en su frente sindical interno. 
El último resultado de la complicada realidad del piumatismo es la derrota del segundo fuero más grande del Poder Judicial, con 1500 afiliados. La lista del Secretario General de la UEJN fue vencida por la Lista Tricolor el jueves 7 de julio, por 570 votos contra 460. La oposición terminó con una hegemonía de 27 años.
La lista afín a Piumato fue derrotada por segunda vez también en el fuero penal ordinario donde la Lista Azul lo superó por casi 300 votos. La comisión interna ligada al Secretario General de la UEJN además se impusó por un margen pequeño en el fuero de seguridad social. 
El posicionamiento ambiguo del piumatismo respecto al traspaso de la justicia nacional a la de CABA causó repudio por parte de los judiciales del estos fueros. Pero Piumato insistió con su apoyo a la reforma, para no romper puentes con el macrismo, su nuevo aliado. Sea Moyano antes o Cambiemos ahora, el problema sigue siendo el mismo: “Piumato se mostró más preocupado por sus alianzas políticas que por los reclamos de las banderas de los trabajadores judiciales”, dicen quienes lo critican. 
A raíz de esta nueva estrategia, la pérdida de afiliados fue proporcional al surgimiento de nuevos espacios gremiales dentro del poder judicial. Como el conducido por el Secretario General de la Asociación de Empleados y Funcionarios del PJN, Gustavo Giacomelli. Otro de los nuevos espacios es el conducido por el Secretario General de Sitraju (Sindicato de Trabajadores Judiciales), Agustín Bruera, quien confirmó a AGENCIA PACO URONDO que Sitraju cuenta con más de más de 1500 afiliados en apenas un año de vida. 
Sitraju desplazó a la hegemonía piumatista en el Ministerio Público Fiscal donde el nuevo espacio llegó a los 900 afiliados. Pero Piumato parece concentrar más energías en el juego de la política nacional: allí apostó fuerte a una alianza con el macrismo presionando para desplazar a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y revisar las designaciones de los trabajadores que ingresaron en su gestión, según él mismo dijo en reiteradas oportunidades.
Hace apenas unos meses, la Cámara Criminal y Correccional Federal le recordó a Piumato en un fallo insólito que su rol es “el de la defensa de los trabajadores", a raíz de los cuestionamientos que había realizado contra trabajadores judiciales que habían ingresado en el Ministerio Público.
Por otro lado el desembarco de su esposa Analía Viganó como jueza subrogante de primera instancia en el 2014 pareciera ser parte de este despliegue de sus alianzas políticas por fuera de lo sindical. A partir de la reforma judicial impulsada por el kirchnerismo en el 2013, el Secretario General de la UEJN cerró filas con la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y la Corte Suprema de la Nación y su presidente Ricardo Lorenzetti. Pero su alianza con “la patronal” tuvo un costo sindical entre sus bases y en la interna misma de los judiciales que le reprochan haberse “sacado la camiseta de los trabajadores”. El resultado es una crisis interna de la UEJN que todavía no conoce límites.