fbpx Ghilini (Sadop): "Moyano no supo retirarse a tiempo"
Sindicales //// 01.10.2012
Ghilini (Sadop): "Moyano no supo retirarse a tiempo"

El dirigente sindical Horacio Ghilini, miembro del Consejo Directivo de la CGT, analiza los cambios en el panorama sindical de cara a las elecciones del 3 de octubre. "Nosotros seguimos una trayectoria de pertenencia a unos principios que son los del MTA", afirmó.

 
Por Romina Blasucci
Agencia Paco Urondo: ¿En qué posición quedó el MTA (Movimiento de Trabajadores Argentinos) cuando Hugo Moyano, uno de sus líderes fundadores, dejó de apoyar al gobierno?
Horacio Ghilini: El MTA tuvo siempre una manera de convivir dentro de la CGT. Realizábamos reuniones semanales de un grupo reducido. Este núcleo del MTA, cuando viene la crisis, se planteó en principio, agotar la instancia persuasiva para convencer a Hugo de que abrir un camino de confrontación política era un error. Cuando se agotó, tuvimos una crisis con algunos compañeros que decidieron optar por quedarse al lado de Moyano. Nosotros seguimos una trayectoria de pertenencia a unos principios que son los del MTA. Nos parece que de ninguna manera este es un gobierno como para confrontarlo. Puede ser un gobierno para criticarlo, para colaborar, para poder cuestionar, pero no para confrontar.
APU: ¿A qué factores adjudica lo que llama un error en la visión de Moyano?
HG: Se lo adjudico a una imposibilidad de ver las etapas. Los dirigentes tenemos distintas etapas. Creo que cuando uno acumula mucho poder y no puede dejar de ser (poderoso), entonces, no es tan poderoso porque, en realidad, está impulsado por la propia inercia de la organización o la propia ambición. Me parece que Hugo había llegado a un momento de su trayectoria muy glorioso que le convenía pasar a lo político dejando lo gremial. En el caso del núcleo del MTA, para nosotros el candidato ideal era Schmid (Juan Carlos) y nos parecía una cosa natural que Hugo hubiera impulsado una continuidad con otro compañero, con otra generación. Me parece que no supo retirarse a tiempo.
APU: ¿Cómo surgió el proyecto del MASA (Movimiento de Acción Sindical Argentino)?
HG: Para nosotros el MASA es la acumulación de fuerzas necesaria para poder tratar que la CGT sea conducida con un ideario que acompañe el proceso político actual. Creemos que los trabajadores no quieren tener la opción que si apoyan al gobierno traicionan sus principios o si defienden sus principios tienen que confrontar con el gobierno. La idea es lograr una síntesis en esto. Para eso el núcleo del MTA pasó a integrar un anillo mayor que es el MASA en alianza con algunas organizaciones independientes y con algunas organizaciones de la CAT, de transporte. Hoy en día somos uno de los tres pilares interlocutores en lo que es la unidad de la CGT.
APU: ¿Qué balance puede hacer de las últimas reuniones de cara a la elección del 3 de octubre? ¿Es posible o no un triunvirato?
HG: Nosotros pensamos que no es conveniente. Perón era muy organicista, él transmitió mucho la necesidad de lo vital. Ningún organismo vivo funciona bien con dos cabezas y menos con tres. Creo que detrás de la idea del triunvirato hay algunas intenciones no tan explícitas que buscan una interlocución con el poder repartida en distintos personajes que no quieren asumir el rol de ser el número uno. Eso me parece que nos hace daño. Entramos ya en la conformación de las listas y de los posicionamientos internos y me parece que hay un sector que quiere posicionarse y usa lo del triunvirato, la prensa, que Caló si, que Caló no. Usa la incertidumbre como una manera de poder llegar a último momento, y tratar de forzar una situación en el apurón. Nosotros tenemos una posición distinta. Hubo experiencias con triunviratos y fueron negativas. Creo que el acuerdo tiene que ser un acuerdo político de hecho y no estatutario. No me parece que sea un problema que un molde formal lo resuelva.
APU: ¿Por qué apoyaron a Caló desde un principio?
HG: Que sea una organización con una trayectoria y el peso de la UOM influye. También, es una organización que se mantuvo con alguna equidistancia de otros sectores. Al final terminó siendo un punto de referencia para los independientes, para los “gordos” y para nosotros. Eso empezó a madurar cuando él asume que estaba dispuesto a ser candidato. Nos pareció un gesto de mucha valentía. Cuando llegó un momento en donde se lo cuestionaba tomamos partido con el MASA de decir: ‘Nosotros tenemos un candidato, es Antonio’. No ha surgido otro candidato por eso me parece que estas artimañas de cuestionar, no vienen por derecha. Me parece que lo que hay hoy, es más una discusión de posicionamiento de espacios de poder que de candidaturas.
APU: ¿Qué opina sobre las declaraciones de Gerardo Martínez según las cuales él sigue negociando con Hugo Moyano la unidad del movimiento sindical? ¿Le parece que puede haber una vuelta atrás en este conflicto?
HG: Creo que el hecho de que haya acercamientos siempre es positivo. Tengo muy pocas expectativas. Mucho menos en este momento porque me parece que ya las posiciones se consolidaron. Ahora me parece que el proceso de unidad sería después del 3 de octubre. Van a haber muchos nucleamientos que van a competir para ganarse la legitimidad. Nosotros vamos a ser uno y tenemos la expectativa de que sea lo suficientemente coherente y poderoso para, en el final del camino, presentar una opción a los trabajadores que no tenga discusión.