fbpx Renunciaron dirigentes de la UEJN por el escándalo sexual de Piumato
Géneros //// 06.09.2016
Renunciaron dirigentes de la UEJN por el escándalo sexual de Piumato

Se trata de tres ex candidatos de la Lista Marrón que renunciaron tras las denuncias realizadas contra Piumato. El Secretario General de la UEJN fue señalado por ofrecer un cargo en la justicia federal a cambio de un favor sexual.

Por Redacción APU
El dirigente sindical Diego Alberto Palacios denunció hace unos días en las redes sociales al Secretario General de la UEJN (Unión de Empleados Judiciales de la Nación), Julio Piumato, por haberle ofrecido un cargo laboral a su actual pareja a cambio de un momento de intimidad. Según Palacios, Piumato le ofreció un lugar en la Justicia Federal a su pareja en el marco de un encuentro sindical ocurrido en Salta.
La denuncia transcendió en los medios tras el pedido formal ante las autoridades del sindicato por parte de trabajadores y trabajadoras de la Justicia Federal. Delegados de la UEJN de la Cámara de Apelaciones y del Juzgado Federal N°2 de Salta solicitaron a las autoridades del sindicato una respuesta ante esta situación de violencia de género y abuso de poder.
Los judiciales señalaron la gravedad del “accionar del Sr Piumato por la deleznable actitud de mostrarse como un gestor de designaciones en la justicia en procura de intimar con mujeres, más aún sabiendo las políticas de estado que se esta llevando a cabo respecto a la violencia que son sometidas las mujeres dentro de la Sociedad Argentina en el ámbito laboral y familiar.”
Ante esta situación y la falta de respuestas de Piumato, los ex candidatos a secretario adjunto, secretario de prensa y secretaria de género de la Lista Marrón renunciaron a su afiliación a la U.E.J.N. Según relata la denuncia difundida por Palacios, Piumato aprovechó el momento de una reunión gremial para enviarles mensajes telefónicos inapropiados a la pareja del dirigente gremial que horas después trasmitió a Palacios lo sucedido y al cual le exhibió “los mensajes de textos que le había enviado el Dr. Piumato, los que le habían molestado pero tenía presente que yo me desempeñaba en el mismo gremio que el Dr. Piumato quien es la cabeza del mismo, por lo que le generaba temor de hacer planteo alguno en el momento que le llegaban tales mensajes por represalia alguna que pueda recaer sobre mi persona.”