fbpx Chile: “La economía es como la mujer, hay que estimularla”
Géneros //// 17.12.2016
Chile: “La economía es como la mujer, hay que estimularla”

El Ministro de Economía chileno, Luis Felipe Céspedes, recibió de regalo una muñeca inflable con un papel en la boca que rezaba “la economía es como la mujer, hay que estimularla” durante la cena de fin de año de Asexma. Organizaciones feministas y contra la violencia de género describieron el hecho como sexista y misógino.

 
Por Julia Pascolini
Durante la cena de fin de año el pasado martes 13 de diciembre organizada por la Asociación de Exportadores y Manufacturas (Asexma) chilena, el presidente de la misma, Roberto Fantuzzi, regaló al Ministro de Economía chileno, Luis Felipe Céspedes una muñeca inflable, que llevaba la boca tapada, argumentando que “la economía es como la mujer, hay que saber estimularla”.
El regalo despertó el repudio de organizaciones feministas y del propio arco político nacional y del mismo Partido Demócrata Cristiano, al que pertenece Luis Felipe Céspedes. Por su parte, representantes de las organizaciones contra la violencia de género y feministas describieron el hecho como “un acto despreciativo hacia las mujeres, las mujeres vistas como objeto con la boca tapada, sin derecho a la palabra, al habla”, “sexista y misógino”.
La propia presidenta de Chile, Michelle Bachellet hizo público su repudio a través de Twitter: “La lucha por el respeto a la mujer ha sido un principio esencial en mis dos gobiernos. Lo ocurrido en la cena de Asexma no se puede tolerar”, sentenció.
Roberto Fatuzzi argumentó que “yo que soy viejo, lamentablemente tengo cosas de viejo, de generaciones anteriores” y agregó que es fundamental que los candidatos tomen el error como tal y apliquen políticas que cuiden a la mujer en el mundo del trabajo y en el mundo social. “Lamentablemente se ha tomado la crítica de tirarme piedras a mí y no de construir del error” se excusó el presidente de Asexma.
La violencia de géneros en números
Según el Observatorio de Equidad de Género en Salud (OEGS), en Chile se registran aproximadamente entre 40 y 45 femicidios consumados por año, mientras que los femicidios no consumados superan los 100 anuales. La Ley 20.066 que define a la Violencia Intrafamiliar comprende a este delito como el asesinato de una mujer por su condición de mujer en el ámbito familiar mientras que aquellos asesinatos a mujeres fuera del círculo familiar en lo legal no son considerados consecuencia de la violencia de género y por ende tampoco son titulados como femicidios. Son 84 aproximadamente los casos de este tipo que cada año son relegados de las estadísticas oficiales de femicidios.
La Encuesta Nacional de Victimización por Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales realizada en 2012 mostró además que un 35,7% de todas las mujeres de entre 15 y 59 años eran víctimas de algún tipo de violencia doméstica.
Sobre el mercado laboral y el acceso según los géneros, la ministra de Desarrollo Social Fernanda Villegas dijo en 2013 que mientras los varones ocupan un 70% del mismo, las mujeres ocupan sólo un 45%. A su vez en promedio éstas reciben un 26,6% menos de ingresos por un mismo cargo.
Las denuncias por violencia de género realizadas por personas de la comunidad LGBT incrementaron desde 2007 vertiginosamente hasta 2011: 57 en ese año, 65 en 2008, 124 en 2009, 138 en 2010, y 186 en 2011. La violencia policial es ejercida especialmente hacia la comunidad trans “con base en la legalidad referida a ‘la moral y las buenas costumbres’” según afirma el análisis del mismo observatorio. La potencial Ley de Identidad de Género aprobada en Chile en primera instancia contó con el repudio de los sectores conservadores -a favor de la familia tradicional-. Dicha ley es restrictiva en sus puntos de aplicación ya que limita la intervención quirúrgica previa a los 18 años y establece que los/as jueces/zas que intervengan en la modificación del documento tendrán la potestad de exigir informes médicos y psicológicos que demuestren que un niño o una niña es trans. Entre 2007 y 2011 fueron 114 las movilizaciones homofóbicas y transfóbicas llevadas adelante en el mismo país.
En Chile no se reconoce el asesinato de la mujer por su condición bajo la causal de femicidio cuando no se trate de un vínculo familiar o se restringe la documentación legal de la identidad autopercibida. La despenalización de la intervención del embarazo fue reglamentada este año bajo 3 causales específicas: peligro de la vida de la madre, violación o malformación del feto. La oposición de los sectores más conservadores y de derecha del país se hizo escuchar en el parlamento y fue de hecho el partido de Democracia Cristiana -al que pertenece el Ministro de Economía- uno de los mayores críticos a la modificación de Ley.