fbpx Las cooperativas y empresas recuperadas piden ingresar al ATP: "No somos trabajadores de segunda categoría" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 01.06.2020
Las cooperativas y empresas recuperadas piden ingresar al ATP: "No somos trabajadores de segunda categoría"

Federico Tonarelli, de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA) y referente de la empresa recuperada BAUEN, habló con APU sobre el reclamo del sector a ser parte del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Por Enrique de la Calle

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cuál es el motivo de la solicitada que firmaron en torno al programa de emergencia que el gobierno destinó por la pandemia a las empresas privadas? ¿Las cooperativas y empresas recuperadas quedaron al margen?

Federico Tonarelli: El reclamo, que venimos levantando desde hace semanas y está relacionado con la solicitud del día de ayer,  tiene que ver con el ingreso de las cooperativas de trabajo al programa de Asistencia de Emergencia del Trabajo y la Producción (ATP).

Es decir que, así como se pagan los salarios para las empresas pequeñas, medianas y grandes, necesitamos con urgencia que se pague del mismo modo a las cooperativas de trabajo. En este caso no corresponde al salario porque no hay relación empleado-empleador en las cooperativas de trabajo, sino que correspondería a un retiro mensual del excedente que nuestras cooperativas no generan a causa del aislamiento y que vendría a ser el equivalente al salario de un trabajador en relación de dependencia.

APU: ¿Cuál es la situación del sector dentro del marco económico de la pandemia?

F. T.: El sector se encuentra atravesando serias dificultades económicas producto del párate por el aislamiento, con el cual estamos totalmente de acuerdo, esto lo remarcamos siempre. No tenemos una dicotomía entre salud y economía. Las grandes economías del mundo que no han querido trabajar en la idea de cuidar a sus pueblos y en cuestiones ligadas a aislamientos o cuarentenas también están sufriendo consecuencias tremendas, así que estamos absolutamente de acuerdo con la política de protección de la salud que está implementando el gobierno.

Lo que no podemos dejar de marcar es que las cooperativas se encuentran en una situación muy complicada. Hace más de 70 días que no estamos trabajando y en ese sentido podemos llegar a tener consecuencias tremendas como ser el cierre definitivo de muchas de nuestras empresas. En mi caso, por ejemplo, trabajo en el Hotel Bauen donde se resienten tres de las actividades más complicadas como producto del parate económico por el aislamiento: la gastronomía, la hotelería y los espectáculos. 

Necesitamos entonces y de manera urgente la asistencia de emergencia para el pago de esos retiros mensuales de nuestros compañeros trabajadores y, a la vez, subsidios o créditos blandos para capital de trabajo para iniciar la actividad cuando termine la cuarentena y podamos salir del aislamiento social y preventivo.

APU: ¿Actualmente existe la posibilidad de diálogo con el gobierno y las secretarías específicas? ¿Cree que en el corto plazo se va a resolver esa situación?

F. T.: Tenemos diálogo tanto con el Instituto Nacional de Socialismo y Economía Social (INAES) que preside Mario Cafiero y también con algunos compañeros con responsabilidades en la gestión. Lo que no hemos logrado hasta ahora es que se entienda la necesidad imperiosa de las cooperativas de trabajo. Pensamos que tal vez puede existir alguna cuestión de confusión debido a que en nuestro caso la ley nos obliga a estar asociados al monotributo para la seguridad social. Si bien desde siempre hemos reclamado tener un régimen propio porque somos trabajadores asociados y no trabajadores autónomos monotributistas, la ley nos obliga a tener la seguridad social asociada al monotributo, aunque no tenemos coincidencias con el trabajador autónomo que trabaja por su cuenta. 

Entendemos que hasta ahora se ha pensado que la asistencia al monotributista o al trabajador autónomo –como el ingreso familiar de emergencia (IFE) o los créditos a tasa cero– eran suficientes para nosotros, los trabajadores de la cooperativa de trabajo, pero la realidad muestra que son totalmente insuficientes. Como cooperativas tenemos otro tipo de problemas, compromisos en nuestras empresas que no hemos podido asumir como cheques rechazados para con nuestros proveedores, deudas de impuestos y servicios. Esto hace que no podamos hacer nuestros retiros mensuales, y por eso pensamos que el hecho de no incluir a las cooperativas de trabajo en la ATP sería algo así como ponernos en un lugar de trabajadores de segunda categoría y no lo somos en absoluto. Por eso estamos haciendo el reclamo, aun sabiendo que hay compañeros que trabajan todos los días para esto y que tienen un buen diálogo con el INAES y también con el Ministerio de Desarrollo Productivo. En otras palabras, consideramos que la misma asistencia debería darse a las cooperativas de trabajo porque corremos el serio riesgo de no poder reabrir una vez terminado el aislamiento.