fbpx El macrismo avanza sobre espacios dedicados a los Derechos Humanos
DDHH //// 20.01.2016
El macrismo avanza sobre espacios dedicados a los Derechos Humanos

Asumió un nuevo presidente del Archivo Nacional de la Memoria. Mientras, se despiden trabajadores en diferentes áreas. 

Por Manuel Izraelson
Gustavo Luis Jesús Peters Castro es el nuevo presidente del Archivo Nacional de la Memoria, organismo que depende de la Secretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Con la puesta en marcha del nuevo decreto, que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri y el ministro Germán Garavano, se dejó sin efecto la titularidad de dicho organismo en manos del kirchnerista Horacio Pietragalla. El nieto recuperado número 75 había sido nombrado en el cargo por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner para resguardar documentos sobre la última dictadura militar.
El decreto especifica que dicho cargo de conducción política debe estar sujeto a los lineamientos políticos del Poder Ejecutivo nacional. Según el decreto, Gustavo Peters fue propuesto por el ministro de Justicia: ”Peters reúne las condiciones de idoneidad técnica y moral para el desempeño del cargo”. Hasta el momento, Peters Castro se desempeñaba como representante del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA).
Durante los últimos días se registraron varios despidos en diferentes espacios de la Memoria. María Coronel, hija de desaparecidos y la única empleada en la “Escuelita de Familia”, ex centro clandestino de detención en Tucumán, fue despedida sin motivos el jueves pasado. De la misma manera fueron echados varios trabajadores del espacio de la memoria “Virrey Ceballos”, ex centro clandestino de detención en la provincia de Buenos Aires.
Como lo anticipó APU luego del nombramiento de Claudio Avruj como Secretario de DDHH de la Nación, el funcionario elegido por Macri tiene una larga trayectoria en lo que hace a vaciar espacios en el área. Cuando Avruj se hizo cargo del Museo de la Shoá para impulsar su candidatura a la presidencia de la DAIA, se tuvo que ir escandalosamente por adeudar los sueldos de sus empleados.
Una vez que ocupó el cargo de director de DDHH en la Ciudad de Buenos Aires se encargó vaciar el presupuesto del Parque de la Memoria dejando en la calle a la casi la totalidad de su personal. Como si fuera poco, durante su gestión porteña, cerró la Secretaria encargada de brindar apoyo a las víctimas de violencia de género.
Relacionadas: El secretario de DD. HH. se reunió con grupos que defienden la "teoría de los dos demonios"