fbpx Ruralistas: "El gobierno estaba a las puertas de un conflicto y se las cerramos en la cara" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 17.01.2021
Ruralistas: "El gobierno estaba a las puertas de un conflicto y se las cerramos en la cara"

Parece ser la respuesta de la Mesa de Enlace a la propuesta del Ejecutivo. Además: las vacunas, otro mensaje de Carrió y una cadena de hechos internacionales que hace dudar de que seamos una especie inteligente.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

¿Vos sos de jugar a dos puntas?, me pregunta Gregor. Lo debo mirar raro al chiquitín porque continúa “a veces siento que me interesaría cambiar de relación, de buscar otra en la que me sienta más relajado, no ésta en la que todo el tiempo quedo regalado a las condiciones de privacidad que impone la otra parte”. Confieso que esto último un poco me desorienta, pero le pregunto si es un problema de pareja. “De qué estás hablando”, me contesta, “es que las nuevas políticas de Whatsapp me parecen extorsivas y no sé si salirme y descargar Telegram o abrir esta última y mantener la otra hasta ver si verdaderamente la gente se pasa en forma masiva”. Y yo pensando que iba a tener que dar consejos de celestino. Una vez más, mejor empezar.

¡Vamos al campo, ves cómo sale el sol!

En realidad, esto empezó a principios del 2021, cuando el gobierno decidió cerrar temporalmente las exportaciones de maíz, con el fin de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción. Algo que puso los pelos de punta de Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), quien aseguró que éstas eran “viejas recetas obsoletas mostradas en el pasado que provocan el efecto opuesto al que se pretende lograr". Y aunque algunos le señalan que ya exportaron casi el 90% de lo declarado en la campaña, “el campo” fue al paro por 72 horas. Eso que el gobierno dio marcha atrás con la medida y dejó sin efecto provisoriamente la norma regulatoria antes de la fecha indicada para comenzar con el lockout patronal. “El paro nunca estuvo en duda”, dijeron desde la Mesa de Enlace, “desde la 125 que estábamos esperando este reencuentro, mirá si íbamos a faltar”, pareció escucharse entre los abrazos de sus dirigentes que volvieron a tomar el centro… de las tapas de los grandes medios de comunicación, la cuarta pata que suele sumarse a las de las tres entidades agrarias para que no quede en desbalance tras la ausencia de Coninagro. Es así cómo Luis Etchevehere retornó a ocupar las primeras planas. “Estamos gobernados por personas que no están preparadas para ocupar el lugar donde están”, afirmó, para luego agregar por lo bajo “te lo digo yo que me di cuenta que un Ministerio de Agroindustria era mucho y, para sentirme preparado, con Mauricio Macri lo transformamos en un secretariado. Así se hacen las cosas”. Enojado con la actitud de la cartera, sentenció que “para manejar la producción de alimentos hay que estudiar, hay que conocer otros países, hay que conocer la lógica de los mercados”. “Yo el secundario lo terminé, me voy de viaje al exterior todos los años y siempre digo que es lógico como Cargill y Monsanto manejan los mercados. ¿Tan difícil, es?”, le habrían escuchado decir algunos allegados no tan cercanos. Mientras tanto, según lo sugiere Infobae, crece la presión de “algunos sectores” como el ala “Hilux vence” o la agrupación “Otro más que muerde el polvo de mi Ranger”, quienes empezaron a realizar acampes en la ruta para que el paro se transforme en uno de tiempo indefinido hasta que el gobierno saque todo cupo o restricciones de la exportación. “Después no vengan a llorar sobre la leche derramada”, avisaron algunos de estos manifestantes. Y bien sabemos que prefieren tirarla antes que darla. Lo cierto es que el gobierno y los dirigentes rurales llegaron a un principio de acuerdo en donde ambos creen haber logrado sus objetivos: los primeros garantizando el mercado interno y los segundos luz verde para seguir levantándola en pala. Veremos.

Esta segundita que ya se nos va

El otro tema importante del que se habló durante la semana fue generado por la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, quien declaró que “en este contexto de pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote”. Al escuchar esto, quienes aseguraban que no se iban a colocar “la rusa” porque no era segura, que no había pasado las pruebas necesarias, que te iban a plantar un microchip, saltaron histriónicos al grito de “¿cómo van a colocar una sola dosis? ¡Así la vacuna no va a lograr su efecto! ¡Exigimos que se coloquen las dos!”. Lo que propuso Vizzotti de estirar las fechas de aplicación de la segunda dosis no es algo nuevo; es más, varios países estudian seguir el mismo camino. La cuestión problemática reside en que la ministra tiró unos números bastante raros: “si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola”. Ahí, Infobae publicó una nota (que levantaron exactamente igual en un montón de portales informativos del país) donde, por una supuesta filtración, aseguran que Alberto Fernández aclaró que “Carla se equivocó al explicar”, que el número era anecdótico. Nuevo revuelo. Lo cierto es que la viceministra salió a aclarar que se aplicarán las dos dosis correspondientes por persona. Y que en los próximos días salía un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas a buscar la segunda partida de 300.000 dosis. Esto sumado a la noticia de fue aprobado el uso del suero equino en pacientes graves y los medios del mundo saludaron su efectividad. Ahora, la pregunta es si después de todo este revuelo donde vociferaron y exigieron la aplicación de ambas dosis para completar la efectividad ¿se atreverán a continuar con la campaña de desprestigio de la Sputnik V? Porque si en los próximos días descubrimos que, por lo menos, se encuentran limitados en sus operaciones antivacuna, hasta me atrevería a decir que todo este lío tiene su premio.

Ella adora mostrar la paja de la cara ajena

Como ya habíamos contado, Elisa Carrió fue iluminada nuevamente por la República que descendió hacia ella en forma de pajarito de Twitter para anunciarle que debe cargar sobre sus espaldas la pesada piedra de ser candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires y así luchar contra aquellos incorregibles que quieren “consagrar una impunidad que es transitoria, porque finalmente van a ser condenados”. Por eso levanta su lengua para defender a Horacio Rodríguez Larreta, contra quien (está convencida) van a continuar los embates. “Tienen el poder sin reglas y creen que los demás somos como ellos. No necesitamos dinero ni poder para hacer”, apuntó la dirigente de la Coalición Cívica y algunos creyeron escucharle agregar “menos mal, porque cuando los tuvimos, nunca supimos qué hacer. Es que siempre nos fue mejor cuando nos los dieron para deshacer”. Por suerte, la elegida de la República se encuentra motivada nuevamente, tras abandonar su “largo” retiro político-espiritual en su casa de Exaltación de la Cruz. "A mi me pueden votar o no votar, pero creo que mucha gente no me quiere y me respeta, otra gente no me votaría pero me quiere y otra gente me vota, me respeta y me quiere". ¡Eeeesoooo es tener la autoestima alta! Y yo que pensaba que había mucha gente que no la quería, ni la respetaba, ni la votaba. Claro, cómo me voy a olvidar que lo está diciendo quien, en su punto más alto de popularidad, supo decir “vamos a liberar a los pobres del voto en el que están atrapados”. Porque esa convicción es la que mueve a Lilita. Su confianza en Dios y en que éste “salvará a la sociedad argentina de su propia ignorancia”. A tal punto que ella, que no es ni pobre ni ignorante, se sacrificará en pos de ese logro. Y si bien aseguró hace unos meses “a mí nunca me permitieron, con una formación enorme, ser presidente de los argentinos; ni el periodismo ni la gente”, da segundas oportunidades ya que cree “en la redención y que la salvación es el amor”. Lo cual me deja concluir de que el pueblo puede coincidir con Carrió sobre el amor y no contradecirse al negarle llegar, a pesar de su abultado currículum, a ser presidenta. Porque, parafraseando a Juan Gelman, el corazón del pueblo ha hecho su casa en otra mujer. Y eso lo salva. Una cosita más. Sumándolo al hecho de ser ignorada para el ejecutivo, Elisa ahora se lamenta porque “la Coalición Cívica- ARI es un partido que todo el mundo desconoció, pero hace 20 años que está en el centro (ponele) del poder político”. Y también cuenta que, cuando era joven "rendía cuatro materias libres en un día, volvía a mi casa y nadie registraba que había aprobado las materias de todo un año". Lilita, ahí hay una serie de repeticiones para trabajar fuerte con el psicólogo de Dios.

La puerta de tu casa no voy a golpear, porque de una patada la voy a tirar

Parece ser que los “manifestantes” que tomaron el Capitolio eran algo más que eso. Con el transcurrir de los días pasaron a ser activistas e insurrectos. ¿Quién sabe? Capaz que en unas semanas más se animan a llamarlos terroristas. El FBI estaría investigando si los asaltantes planeaban tomar rehenes o matar a algún congresista. Otras fuentes aseguran que “los salvajes trumpianos” habían improvisado una horca, completa, con escalones y sogas. “Es que nosotros creemos en el voto castigo”, habría afirmado uno de los líderes del movimiento, “y lo único que intentábamos era ejercerlo”. Se entiende, estos muchachos vienen de estados donde rápidamente se sanciona con la pena de muerte. Lo cierto es que los demócratas y algunos republicanos emplazaron al presidente saliente Donald Trump por estos hechos: renuncia o le inician un juicio político. Imagínense que no reconoció la derrota, no esperarán que firme la renuncia. Algunos afirman que es más fácil que el mandatario entregue los códigos de las bombas nucleares a dimitir y con ello reconocer la derrota. Qué lindo país, faltó muy poco para que lo reeligieran y ahora andan asustados porque tiene el control del botón rojo. Igualmente, en la primera conferencia de prensa después de los sucesos en el Capitolio, se pudo ver a un Trump muy preocupado. “Es realmente terrible lo que están haciendo”. ¿Sus seguidores? ¿La prensa? ¿La oposición? ¡No, Señores! “Los gigantes tecnológicos han cometido un terrible error”, comentó sobre el cierre de sus cuentas de Instagram, Facebook, Youtube y Twitter. Y si bien esto del juicio parece ser mucho humo ya que en el Senado pisan fuerte los republicanos (además de que resta poco tiempo para el traspaso) los legisladores intentarán llevar este “gesto político” adelante para lograr que el empresario no pueda presentarse como candidato al 2024. Algo que aprovecharía “Quico”. Si, no estoy diciendo cualquiera. Carlos Villagrán, el actor que encarnó ese personaje en la serie “El chavo del 8”, acaba de presentarse como precandidato a gobernador del estado de Querétaro y a alcalde de su ciudad capital, Santiago de Querétaro. De obtener la candidatura, “Quico” aseguró que “sus dos prioridades serán combatir la inseguridad y disminuir la pobreza”. Por lo menos la de él, ya que su economía se volvió insegura e inestable desde que Televisa entró en disputa con los herederos de Roberto Gómez Bolaños y la serie dejó de pasarse en todo el mundo. Igual, de acá al 2024, capaz que México y EEUU sean un sólo país y Villagrán sea un firme candidato para enfrentar a Trump. Estaría muy interesante ver cómo el primero le impreca “no me simpatizas” y el segundo le contesta “estás despedido”. Por suerte, tras una profunda investigación, nos enteramos de que la COVID 19 no empezó en Wuhan por culpa de un murciélago, o por lo menos eso fue la punta de un iceberg que nos intentaban ocultar. Y así seguiría si la Sala de Apelaciones de Chincha y Pasco, en el Perú, no hubiera fallado acusando a Bill Gates, George Soros y la familia Rockefeller de ser los creadores del coronavirus. Los jueces aseguraron “que la pandemia tuvo un carácter ‘imprevisible’ salvo para sus creadores, que lo manejaron y siguen direccionando con un secretismo a ultranza dentro de sus entornos y corporaciones mundiales”. Eso no es todo. Así como hay quienes niegan que la pandemia exista, en España generó indignación la aparición de “negacionistas de la nieve”. Si, como lo leen. Después de los estragos dejados por el temporal Filomena, se pudieron ver videos de gente que asegura “no ser nieve lo que cayó sobre España, sino plástico. Nos siguen engañando con todo”. Da para rajarse de este planeta. Por suerte, Elon Musk cumplió su promesa y se deshizo de sus casas para solventar la expedición que colonizará Marte. La esperanza me dura hasta que leo que el conductor de un Tesla en piloto automático chocó contra varios autos de policía mientras veía una película. Capaz que nos merecemos la extinción al estilo Terminator que la señora viajera del tiempo trata de evitar.

Dis sis di end 

Sin embargo la noticia que se lleva el destacado de la semana es la que nos cuenta que dos personas fueron detenidas por un control policial de Santiago del Estero al comprobarse que se trasladaban con 216 loros “habladores” en el baúl del auto, los cuales intentaban pasar de contrabando. Si bien los sospechosos tapaban el ruido de los animales con el volumen de la música muy elevado, eso hizo sospechar a los agentes, quienes obligaron a los ocupantes a apagarla y así pudieron percibir un coro de voces que repetía “la culpa es de Cristina, la culpa es de Cristina”. Otra operación más del periodismo independiente fue desarticulada antes de cruzar la frontera.