fbpx Nicolás Wiñazki: "¿Es Cristina el barco encallado que interrumpe el avance de la Argentina?" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 04.04.2021
Nicolás Wiñazki: "¿Es Cristina el barco encallado que interrumpe el avance de la Argentina?"

Esa podría haber sido la metáfora utilizada por "el periodista que más inquieta al poder" en una semana donde le tiraron con todo a la vicepresidenta. Macri: zoom, Perón y después; Iglesias y Reato identificando fanáticos y mucho más, de la mano de Groncho Mars.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“¿Te conté la historia de los hermanos Örs, allá en el pueblo magiar de dónde vengo?”, me pregunta Gregor y, como de costumbre, continúa sin esperar mi respuesta. “Eran mellizos casi idénticos y jugaban para el mismo club de fútbol”.

Participaban de un torneo de campaña, en el interior del país, por lo cual los jugadores no eran tan reconocidos por el público en general, ni por los contrarios en particular. Los dos eran muy rápidos y habilidosos, pero lo que hacían (en avenencia con el director técnico) era que Ete jugaba el primer tiempo y Tas ocupaba su lugar en el segundo sin que nadie notara la diferencia ni se preguntara cómo el número 11 del equipo contrario podía mantener semejante intensidad los 90 minutos del partido. Ayer leí la noticia de que Macri está por sacar un libro. Pero no Mauricio, sino Jorge, y me pregunto si no nos estarán queriendo hacer la de los mellizos Örs”. Estaba por contestarle que me parecía una barbaridad hasta que recordé que había leído sobre esta novedad, llamándome la atención de que el libro saldría en abril pero el prólogo está como el Quini 6, últimamente: vacante. Para qué agregar algo, mejor empezar.

Quiero un zoom anatómico

¡Qué semanita la que no estuvimos! La empezamos con la noticia de la famosa conferencia virtual de Juntos por el Cambio donde Macri no vino a proponer un sueño sino a mostrar cara de tenerlo en cantidad. Eran como las 10 de la mañana y se lo pudo ver conectado desde su habitación como quien llega tarde al trabajo y hasta se olvida de ponerse los pantalones. Tras contratar a “expertos en zoom” (increíble que esto haya sido noticia) nos enteramos que Patricia Bullrich había sido quien realizara la captura de pantalla. La exministra se excusó diciendo “a mí me dijeron que para hacer una captura tenía que gatillar y bueno, ustedes saben lo que me cuesta resistirme a esa palabra”.

Como quien miente por boca de otro, enseguida mostró su indignación y dijo “nos están jugando sucio. Voy a averiguar quién filtró esa foto”, excusa que aceptó el presidente de la Fundación FIFA, no sabemos si para bajar los decibeles hacia fuera o si todavía no se había despertado lo suficiente para razonar. Tras el revuelo por la filtración, uno de los encargados de prensa de Macri reclamó al grupo de voceros que antes de compartir una foto de las reuniones se consulte con el resto de los asesores, mande quien las mande. “Hay que tener cuidado porque después lo usa el Gobierno para pegarnos”, los conminó haciéndolos cargo del fuego amigo que, como no podía ser de otra manera, partió de la autora de Guerra sin cuartel. Capaz que el encargado de prensa piensa que todavía están en el gobierno porque pegando, se están pegando solos. Por suerte, el papá de Antonia tiene una explicación para todo y en “su” canal de televisión, reporteado por “sus” fieles periodistas, afirmó que se mostró de dicha forma porque él hacía “multicasting”, que era lo que le indicaban las hijas… En la cama y con su esposa al lado, ni me quiero enterar para qué era y por que tenía que ser tan profuso. Un multitasking a la derecha, por favor, y con un despertador bien ruidoso. Es increíble que después venga a decir que “él hubiera conseguido más vacunas contra el coronavirus” como si no recordara que nos dejó sin ministerio y sin salud. “Este peronismo actual representa a los que no trabajan y nosotros representamos a los que quieren trabajar, a los millones que piden un trabajo decente”, aseguró quien destruyó más empleos en su gobierno que todos los meses de pandemia juntos. Eso dijo al ser entrevistado por Jorge Lanata luego de mostrarnos la pasión con que lleva adelante sus tareas desde su home office, y hay quienes aseguran que se lo pudo escuchar tararear su canción favorita, “Yendo de la cama a la reposera del living”. Pero todo no termina ahí, ya que todavía tenía una perlita más para regalar. “Si Perón estuviera acá, se anotaría en Juntos por el Cambio”, cerró su alocución. Si el “Pocho” estuviera vivo, ni siquiera te hubieras animado a nombrarlo. Debe ser esa preocupación por los derechos del trabajador y la justicia social que lo llevó en el 45 aniversario del golpe militar a no escribir nada en el lugar donde despliega sus cualidades de gran estadista, que vendría a ser su cuenta de Twitter, donde se pudo ver un sentido posteo de despedida a Cacho Laudonio de varios días atrás. “Bueno, uno hace multicasting pero no puede estar en todo. Justo en esta no, mala mía. Aunque más mala es Estela, qué mujer comida por el odio”, se habría defendido Mufaza, quien de esa forma marcó diferencias con varios integrantes de su fuerza (Horacio Rodríguez Larreta, entre ellos) que prefirieron expresarse sobre el acontecimiento reforzando el mensaje del NUNCA MÁS. Así como el gigantesco buque mercante que encalló en el canal de Suez y que pone en aprietos al comercio mundial, pareciera que Mauricio estaría cruzado como nuez averiada en la garganta de muchos integrantes de Juntos por el Cambio y pone en apuros sus deseos de comerciar. Corrijo, de gobernar. Es más, algunos están muy preocupados y hasta se ven venir otros 12 años de kirchnerismo no porque consideren que el oficialismo esta destacándose en demasía, sino porque (nuevamente en La Nación+) Mufaza aseguró “este va a ser el último gobierno populista en Argentina, va a fracasar”.

Es mi vida una composición que destaca la equivocación y la mentira

Sin “querer queriendo”, a Macri se le escapó que el decreto para nombrar a dos jueces de la Corte Suprema fue una idea de su operador judicial Fabio Rodríguez Simón, más conocido como Pepín. Un par de días después la jueza María Servini le prohibió al abogado salir del país. Si hay algo en lo que Macri no falla, es en esto. Por las dudas, Simón apeló la prohibición… desde el Uruguay. Mientras tanto, Jorge Lanata hizo un mea culpa por su exabrupto machista al hacer ciertas apreciaciones sobre una becaria de Ferraresi. “Yo dije que lindo culito que tiene, pero fue un chiste, si a mí no me gustan ese tipo de chicas” se defendió dejando todo aclarado. Su misoginia y su narcisismo, digo. Aunque él no lo estaría viendo así, sino que le pregunten a Marina Abiuso. A LN+ se le juntó el ganado y en una charla surrealista sobre “el rol del gobierno de Cambiemos en el pensamiento histórico cultural de la sociedad argentina”, Ceferino Reato y Fernando Iglesias se insultaron, chicanearon e interrumpieron de lo lindo. Fue así cómo dejaron la teoría para otro día y nos brindaron una explicación práctica contundente, empezando a hablar del "fanatismo del kirchnerismo" y terminar señalándose como tales el uno al otro.

Cansado de que lo interrumpa, Iglesias le espetó a Reato “la gente que me votó merece respeto y no las palabras de un guarango y maleducado como vos”. Debe ser por eso que en la votación de la reforma al impuesto a las ganancias se la pasó interrumpiendo, gritando fuera de micrófono. Cuando lo usaron, tanto él como sus compañeros de bancada, fueron por lo de siempre: chicana, lawfare, lobby y adentro. Después de todo, Isfrán es la Dictadura Militar, Hitler y Thanos juntos, además de ser el cabecilla del “Cartel de la Hidrovía” mientras la vacuna de Pfizer es “la más mejor” y nosotros no la tenemos. “Puro cacareo”, diría Reato. Hablando de La Nación, sacaron una editorial donde atacan a la TV Pública por el supuesto pago de 200 mil pesos a sus empleados, pero les salió el tiro por la culata ya que gracias a ello nos enteramos que las incorporaciones de La Nación+, el canal donde Macri puso muchísimos morlacos, cobran más de un millón de pesos por mes, mientras los sueldos de los otros trabajadores apenas superan la línea de pobreza. Un carpincubano que se coló por los pasillos del canal asegura que se lo pudo ver a Luis Majul, muy sonriente, entonando esa canción que dice “yo quiero tener otro millón de pesos, del mismo amigo que me hace cantar”. Así vale la pena operar contra alguien. Con toda esa plata se podrían ir del país que odian, pero ¿en cuál otro le pagarían esa cantidad? Y eso que los que ganan esa fortuna después te hacen un informe bajando fotos de una app. Operadores eran los de antes. Igual, nada de esto tiene gran valor al lado de la noticia que nos cuenta que Diego Leuco mostró su talento oculto imitando a Moyano, ¿Vieron? Yo sabía que este chico alguna aptitud debía tener ¿Deja la investigación y se suma a Showmatch?

Dioses que se venden al peso reptan en un mercado inmenso

En otra semana de apunten a Cristina, nos enteramos que tras su discurso por el 24 de marzo Beatriz “tal vez no debería haber dicho por debajo de la mesa” Sarlo remarcó lo que, para ella, eran olvidos de la vicepresidenta. Como quien dice “consejos vendo pero para mí no tengo” habló de la irresponsabilidad omnipotente de CFK. Patricia Bullrich la comparó con Maléfica, Ernesto Tenembaum se preguntó ¿dónde termina la escalada de agresiones de ella contra Alberto Fernández?, Enrique Szewach denominó como “Cristinomics” a la política monetaria (para él) totalmente negativa que está llevando adelante el gobierno e Infobae nos avisa que luego de su discurso, los bonos argentinos cayeron y subió el riesgo país. No se cómo se les escapó decir que la posible escasez de café, papel higiénico y gasolina por el bloqueo del buque en el Canal de Suez también era culpa de Cristina. “Es que el único plan que tiene este gobierno es mayor represión sobre las empresas y lo que van a lograr es mayor desabastecimiento”, pareciera decir Esteban Domecq, presidente de Invecq Consultora.

Según su explicación, eliminar la inflación requiere de tres atributos elementales: 1) convicción y liderazgo político de querer erradicar el fenómeno; 2) un programa macroeconómico consistente; y 3) mucha credibilidad en el programa para poder anclar las expectativas de todos los agentes. “¿Y a qué ‘economista serio’ se le puede ocurrir que un gobierno peronista puede llegar a hacerlo?”, completó por lo bajo. ¡Qué laburito viene haciendo Infobae! Debe ser por eso que Clarín se sintió tocado, salió a “investigar” y “descubrió” que “por los planes sociales falta mano de obra en el campo y se pueden perder las cosechas en varias zonas del país”. “Los pequeños y medianos empresarios agropecuarios aseguran que los planes y programas de asistencia social desincentivan a los beneficiarios a aceptar un empleo registrado, ya que el ‘blanqueo’ implica la baja automática de los beneficios”, asegura con firmeza la nota a tal punto que uno entra a dudar si era cierto que el sector de los trabajadores rurales es el que registra mayor irregularidad laboral. “Ya lo sabemos, Groncho”, me dice uno de los más bajos ejecutivos del gran diario argentino, “por eso es mejor salir a marcar la cancha con una afirmación denigrante y clasista. No sea que alguno se pregunte cuán pobre puede ser la remuneración que les dan estos empresarios agrarios que prefieren atarse a un plan social”. “Estamos mal, muy mal”, retruca Gustavo Grobocopatel, empresario sojero cuyo modelo le deja mil millones de dólares al año, “con esto del impuesto a la riqueza muchos, para pagarlo, tenemos que vender nuestra casa”, para luego completar por lo bajo “y yo no sabría cuál de todas mis propiedades ceder, las quiero a todas por igual”. Colonialismo 2.0, con residencia en Uruguay y los bienes en la Argentina.

Vamo´, los championes de los pibes

Hablando de Uruguay, todavía se escuchan los ecos de los cruces entre el presidente Alberto Fernández y el oriental Luis Lacalle Pou. Parece ser que estaba todo preparado para una reunión protocolar y festiva por los 30 años del Mercosur y al mandatario uruguayo le falló la línea de flotación y encalló al referirse a los otros países como lastre y el argentino lo invitó a bajarse del barco si no le gustaba. Y si bien algunos aseguran que Lacalle Pou quiere jugar en la Champion League dejó en evidencia que se puso cambiado los championes. Te equivocaste, Bo. No tanto como Xuxa, quien propuso que los medicamentos y las vacunas sean probadas en los presos. “Que sirvan para algo antes de morir”, aseguró. Lo curioso es que la afirmación se produjo en un vivo de Instagram para debatir los derechos de los animales. Algunas cosas cambian con el paso del tiempo y la otrora reina de los bajitos parece serlo ahora de los enanos. No los del monte Gundabad, precisamente. Las declaraciones de la exanimadora infantil le hubieran gustado a Jair Bolsonaro, pero últimamente está muy ocupado tratando de emparchar su gabinete mientras, en un hecho poco común, renunció la cúpula militar en forma de protesta en su contra. “Mi ejército no va a obligar al pueblo a quedarse en casa”, había dicho el mandatario brasileño aunque parece que no era tan suyo y con un nuevo récord de fallecidos en su país por coronavirus empiezan a correr las apuestas sobre cuánto va a durar sin el apoyo castrense. Y mientras en Italia encontraron 29 millones de vacunas AstraZeneca ocultas en un depósito, en Estados Unidos fue imposible ocultar que Joe Biden se desencontró “consigo mismo”. El presidente estadounidense, en su primera rueda de prensa tras sus primeros 65 días en el cargo, cometió un pleno acto de delarruismo al no recordar a quién se tenía que dirigir y ni qué debía decir. Sólo le faltó contar los pasos que lo separan de la Casa Blanca y demostrar que no es aburrido. Menos mal que ya enderezaron el barco y liberaron el canal de Suez porque pareciera que las pastillas que necesita, en su país empezaron a escasear. ¡Manden la rusa urgente!

Di sis di end

Sin embargo, la noticia que se lleva el destacado de la semana es la que nos cuenta que el físicoculturista Yuri Tolochko, quien se había hecho conocido por casarse con Margot, su muñeca sexual, ahora le fue infiel y terminó separándose. Él mismo confesó a través de Instagram que Margot se había dañado y mientras esperaba que la arreglaran inició una relación con Lola, una muñeca con cabeza de mujer y cuerpo de pollo. Decepción total en sus seguidores quienes opinan, aunque suene contradictorio, que el ruso se manejó equivocadamente demostrando no tener buena muñeca para resolver todo este asunto.