fbpx Negri advierte: “Estamos preparados para legislar, pero preferiríamos no hacerlo” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 06.09.2020
Negri advierte: “Estamos preparados para legislar, pero preferiríamos no hacerlo”

El aviso de golpe por parte de Duhalde y su posterior retractación a medias, el sí pero no de JxC en Diputados, los preparativos del regreso de Macri y los aportes a la mesura de Carrió son algunos de los temas que trabaja nuestro intérprete de medios Groncho Mars

Por Groncho Mars | Ilustración: Leo Olivera

“Lo interesante de todo esto”, me dice Gregor, “es que, mientras gritan a los cuatro vientos que acá se hace uso ilegal del terror sanitario, que coartan las libertades individuales, lo del `Cabezón´ es el colofón de una cantidad de expresiones subidas de tono que en otros países o en otros momentos de nuestra historia podía significar dar respuestas a la justicia por esos dichos, estos señores y señoras aprovechan de que estamos en un `siga, siga´, para decir lo que se les venga a la mente o al bolsillo como si nada fuera a pasar. Y si no abrimos el paraguas puede ocurrir que venga un empresario a querer ser presidente aprovechando ese despliegue, lo consiga, haga negocios para él y sus amigos, endeude el país por cien años montado en la libertad de poder comprar los dólares que te corresponden, evada metiendo toda esa guita en los paraísos fiscales y cuando se le pudra diga `mala mía´, se haga a un costado y empiece a criticar lo que los otros hacen como si él no hubiera hecho todo mal. ¿A vos que te parece?”. Lo miro a mi pequeño amigo y no le contesto porque me doy cuenta que todavía no sé cuando habla en serio o cuando despliega su sarcasmo sin que un gesto lo delate y, encima, lo que dice no está lejos de la verdad, aunque sea un mensaje de un futuro pasado. Mejor, arranquemos.

Yo estoy al derecho, dado vuelta estás vos

“Quien ignore que los militares se está poniendo nuevamente de pie en América no conoce lo que está pasando”, dijo Eduardo Duhalde como invitado en los estudios de América TV y desde varios sectores le advirtieron que sería mucho más sano si los dejara sentados. Algunos mal intencionados insertaron el comentario de que si el expresidente se paró en algún momento nadie lo había notado, pero no le hagamos caso, sabemos lo dañinos que son estos personajes. Los mal intencionados, digo. Bueno, Duhalde también. Lo cierto es que sus declaraciones no terminaron ahí ya que afirmó que “esto puede estallar”, que “se va a generar un clima peor al `que se vayan todos del 2001´” y esto podía terminar “en una especie de guerra civil”. Los que pregonaban por el cierre de la grieta al fin encontraron su candidato ya que al expresidente salieron a tirarle con munición gruesa de todos lados. Quedó tan en offside que hasta Gómez Centurión se hizo a un costado. Luego vino una situación bastante confusa, por lo menos para Duhalde, porque mientras en algunos medios aseguraba que no se arrepentía de lo dicho, en otros dejaba entrever que tuvo “un comportamiento psicótico” al hablar de un golpe contra Alberto. "Yo hace mucho tiempo vengo hablando de la pandemia, que produce actitudes psicóticas, un desenganche de la realidad, y alguien dice cosas que en su sano juicio no lo diría. Yo no estoy exento, no me reconozco diciendo lo que dije", afirmó el expresidente. A esta altura hubo quiénes aplicaron la ciencia y pudieron descubrir, hasta casi comprobar, que cuando aseveró “el que puso dólares, recibirá dólares” ya venía sufriendo episodios de “desenganche de la realidad”. Eso lo explicaría todo, menos la tapa de Clarín que tituló “Duhalde habló de un golpe de Estado y nadie sabe por qué lo dijo”. Una de tres: están probando éxito con Sebita Borenztein como encargado de la primera plana, los directivos del gran diario argentino se quieren aggiornar pareciéndose a la revista Barcelona, o definitivamente salieron a competir fuerte contra este intérprete de medios. Por supuesto, la última es la más verosímil. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿Tengo competencia? ¿Borenztein hace los titulares de Clarín? #gronchomars #clarínlanuevabarcelona

Una publicación compartida por Groncho Mars (@groncho_mars) el

Cien cuadras de cola para ver al salvador

Al mejor estilo Philip Dick, nos enteramos que la AFI macrista realizó alrededor de 30 “pre-causas”, expedientes que se abrieron por una denuncia anónima o datos inventados, pero a diferencia de los “pre-crímenes” de Minority Report, servían para seguir espiando a las personas involucradas en la investigación una vez que la misma se cerraba. Y después dicen que estos muchachos no ejercitan la imaginación. Cuya utilización estaría casi a la altura de los amigos de Mauricio Macri quienes, según afirma Jaime Rosemberg de La Nación, le estarían pidiendo que imite a Perón. El tema es que apuntaban a que alimente las esperanzas tanto de “palomas” como “halcones” dentro de Juntos por el Cambio desde Zurich como Juan Domingo lo hizo con la derecha y la izquierda peronista desde Madrid, pero el presidente de la Fundación FIFA, que “ya tiene ganas de volver al país”, entendió que se referían a un “regreso triunfal” a estas latitudes. Ahí nomás descartó aterrizar en Ezeiza. Tendría planeado un recorrido mucho más chic, a la altura de las circunstancias: bajar en Carrasco, recuperar fuerzas pasando varios días en Punta del Este, y desde allí hacer su ingreso victorioso a nuestro país en un Buquebus que utilizaría en forma exclusiva para, luego, dirigirse a Puerto Madero, lugar clave si lo hay. Los cercanos estarían estudiando que dicho regreso coincida con un día feo, como cuando asumió allá por fines de 2015, para que el papá de Antonia no se deprima al chocarse con la realidad. Como si fuera poco, apareció el exlíder carapintada Aldo Rico para declarar que “Mauricio Macri fue un tonto” ya que “no hizo lo que tenía que hacer” para sanear la economía. Por suerte, los periodistas que lo entrevistaron no se atrevieron a preguntarle qué era lo que tenía que hacer, y si la afirmación sobre Macri había que entenderla sólo en tiempo pasado. 

Por qué has dicho esas frases claras ¿quién te las enseñó?

Mientras “Mufaza” prepara el “operativo retorno”, su gente avisó que concurriría en forma presencial a la sesión en diputados citada para el martes, buscando poner una traba o forzar a Massa a tomar una decisión que lo dejara mal parado, ya que consideraban que esa convocatoria era un “banco de pruebas” para luego meter la reforma judicial en forma virtual. Es decir, rechazaron la pelota como si fuera el proyecto del impuesto a la riqueza arrojándola hacia el campo del presidente de la Cámara Baja que la paró de pecho y la puso bajo la suela para contestarles: “no hay problema, le vamos a dejar el recinto a los legisladores de Juntos por el Cambio que quieran hacer la sesión presencial”, para luego agregar “que hay 470 mil trabajadores que les interesa que debatamos y saquemos leyes, no el protocolo del Congreso”. Luego de la chicana, varios esperaron que mirara a cámara y dijera “¡Oops! I did it again”, pero todos sabemos que Massa no pasa del “¿taj ahí?”. La cosa es que llegó el martes y parecía que arrancaba pero no, parecía que negociaban pero no, parecía que Juntos por el Cambio aceptaba presentarse en forma mixta pero no, parecía que iban a entrar ellos solos mientras aceptaban que el resto de los diputados sesionara en forma remota pero no, parecía que iban a consentir la promesa de mudar el parlamento para cuando se debatiera los temas en los que aducen la necesidad de la presencia de todos los congresistas pero no, así que anunciaron su no participación del debate y advirtieron que van a judicializar. “Lo nuestro es el estilo Bartleby de la política”, dijo Mario Negri, uno de los diputados levantiscos, “estamos preparados para sesionar pero preferiríamos no hacerlo”. Con la esperanza de resistir con todo el equipo colgado del travesaño legal, ya enviaron sendos comunicados a la Corte Suprema de Justicia, a la Corte Internacional de la Haya, y al TAS, siendo este último tribunal donde ponen sus mejores fichas. Por suerte, reapareció Elisa Carrió y puso paños fríos a la situación declarando “los que ocupan tierras son grupos de la Cámpora, la Izquierda y algunos amigos del Papa”. Lilita es una persona de acción, así que no se quedó a esperar respuestas celestiales y avisó que “le mandé a decir a Francisco que si el generó esto, que lo pare”. Como no le pareció suficiente, aseguró que el gobierno actual “no es de científicos sino de guarangos, vulgares e ignorantes” para luego afirmar que Alberto Fernández “es un charlatán, un operador de segunda”, pero que lo “respeta como presidente”. Menos mal. Luego cerró con una invitación: “Frente a la violencia, llamamos a la no violencia”, algo que Alfredo Casero y los 100 que intentaron forzar su entrada al Congreso lo llevaron a la práctica poniendo en juego esa misma contradicción con la que ella se suele expresar.

Con que el águila daba, su señal a la gente

En el plano internacional, en EEUU se realizó el cierre de la convención republicana y este fue el lugar que eligió el presidente Trump para declarar que "si gana Biden, China será el dueño de los Estados Unidos”. Quienes lo conocen poco aseguran que el mandatario está muy atento a las repercusiones de sus últimas declaraciones y que si esta altisonante confesión no refleja cambios en las encuestas de los votantes, tendría preparada una más: “Le dijimos que nos convertiríamos en la gran Venezuela y no entendieron. Le estamos diciendo que podemos pasar a manos chinas y no reaccionan. Si siguen así les vamos a tener que decir una terrible verdad que preferíamos ahorrarles, pero llegamos al punto de tenerla que revelar: si gana Biden pasaremos a formar parte del imperio de lord Palpatine y, como todos saben, de eso no hay vuelta atrás. Ahora, los siths, ya golpean tu puerta”. Para colmo, científicos de la NASA descubrieron una nueva galaxia a 500 millones de años luz que tiene la forma de una de las naves de Star Wars: la TIE de combate, que usaba Darth Vader. Lo cual me hace recordar que hace unos meses atrás el ejército japonés anunció que se preparaba para un eventual ataque extraterrestre y paro acá porque, aunque lo parezca, casi nada de lo escrito en este párrafo es joda. Bueno, Donald Trump sí lo es.

Di sis di end

Peeerooo ninguna de estas es la noticia que se lleva el destacado de la semana sino la que nos cuenta del tarifario ideado por una niña como único incentivo para colaborar en su casa. Estos días de aislamiento colectivo le dieron la oportunidad a los adultos para ajustar la clavija sobre un tema que no deja de ser urticante y es cuáles son las labores de los niños y adolescentes en el quehacer hogareño. Una niña, cansada de lo que considera un atropello, le puso precio a estas obligaciones. Así podemos ver que “hacer la cama” le costaría a sus padres $5, “ver cada día las luces de la casa y apagarlas” $7, “ir cuando me llaman” el módico precio de $3, mientras que “lavar los platos y limpiar las partes sucias de la casa”, $10 cada uno. Cuando les preguntamos a los padres si estaban dispuestos a pagarle por esas tareas contestaron “por supuesto”, con una sonrisa de oreja a oreja. Nos pareció demasiado y se lo hicimos saber, a lo que contestaron “no hay problema, cuando ella se entere lo que le va a salir el almuerzo y la cena, vamos a ver quién es el que termina por ganar”.