fbpx La explicación de Quirós: "Jubilados abusivos llenaron los vacunatorios de acompañantes vip" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 14.03.2021
La explicación de Quirós: "Jubilados abusivos llenaron los vacunatorios de acompañantes vip"

Eso es lo que dijo (con otras palabras) el ministro de Salud porteño. Además, "la gira por la libertad" de Bullrich en Formosa, una nueva denuncia de Carrió, la manqueada de Sarlo y más, de la mano de Groncho Mars.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“¿Vos confiás en la fuerza?”, me pregunta Gregor. Acostumbrado a mi silencio ante preguntas tan abiertas como ésta, continúa. “La Fuerza une al universo, los que se ven sensibles a su prescencia pueden aprender a usarla, para el bien, o para el mal. Es energía pura de la conciencia, lo toca todo. Puede trazar un camino en la vida de todos los seres del universo, con el objetivo de que se suceda un cambio trascendente. Hoy, Luke Skaywalker tuiteó ‘Lula 2022’, la fuerza nos acompaña”. No sé si admirarme porque este pibito ve cosas que yo no o entrarme a preocupar. Por eso, mejor empezar.

Me verás caer como un ave de presa

Gildo Insfrán, por un rebrote de coronavirus, decidió retroceder a fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio en la ciudad de Formosa. Eso provocó una reacción de centenares de personas que salieron a protestar contra la medida y fueron reprimidos por la policía. “Estoy preocupado por la violencia institucional”, aseguró el presidente Alberto Fernández y desde la Secretaría de Derechos Humanos alertaron que “la permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno formoseño, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes, no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta”. “No sé a quiénes se refieren, nosotros no hacemos uso de nada”, habría salido a desmentir Patricia Bullrich, quien encabezó una comitiva porteña de Juntos por el Cambio para dirigirse a esa provincia en lo que denominó “una gira por la libertad”. Si con ese nombre desmienten, no me imagino cómo le pondrían si se hicieran cargo. “La comenzamos acá”, dijo, filmándose en el aeropuerto de Chaco ante la mirada atónita de algunos lugareños que no sabían de qué los venía a liberar. Aclarado que la “legión” se preparaba para salvar a “los cosos de al lado”, arrancaron viaje protegidos por los rezos de Elisa Carrió en la basílica de Luján. “Llegamos al país de Formosa”, tuitearon los salvadores de la República, a lo que Bullrich le agregó un “para el feudo de Insfrán, somos extranjeros”. Al escucharla, Waldo Wolff (uno de los que la acompañaron en esta “expedición”), le habría preguntado, preocupado: “¿pero Formosa no queda en el Paraguay?”. La “Pato” lo cortó en seco. “Pero no, Pela, lo hice chequear antes de venir y me aseguraron que todavía es Argentina. Es por donde los pibes pasan la soja blue”. “Ahhh, mirá vos, esas son las cosas que pedía no enterarme cuando era ministro de Agroindustria, para dormir tranquilo, ¿viste? ¿Así que era por acá? ¡Con razón me mandaron a acompañarte!”, habría concluido Ricardo Buryiale. “Insfrán es un extraordinario gobernador, no como Macri que era un vago”, afirmó Guillermo Moreno, para luego defenderlo aseverando “él se mete con los formadores de precios, no sé qué dicen; Alberto Fernández no sabe dónde tiene la nariz puesta”. Va quedando claro que, día a día, el exsecretario de Comercio se va acercando al nicodelcañismo. Lo cierto es que las protestas continuaron, lo que les permitió a los formoseños ser testigos presenciales de una Patricia Bullrich vestida con un disfraz de preso. De preso yankee de otra época, no cualquiera. Por primera vez en varios días, el 100% de los lugareños estuvieron satisfechos con lo que veían. Algunos le festejaban la “ocurrencia” a la exministra, aunque fuera más obvia que un guión de Rápidos y Furiosos, y otros sentían que se estaba acercando mucho a sus deseos. “Que Insfrán vea que acá está la gente que no se va callar más. Cercarlos, no dejar entrar a las familias, no dejar salir, no velar a los muertos; dejarlos que se mueran solos, eso es incumplir con la Constitución”, afirmó la exministra en la provincia con menos casos de coronavirus y, por lo tanto, de muertos en el país. O si usted lo prefiere, “la provincia que se encuentra en el puesto 24 de los distritos más damnificados de la Argentina”, que es la forma rebuscada que tiene La Nación para no decir ni una a favor de quien está atacando. “¿Hay en Formosa justicia independiente? ¿libertad de trabajo? ¿libertad para circular?, preguntó Patricia, a lo que algunos les pareció escuchar entre los aplausos el agregado de otra pregunta: “¿qué les hicieron los camiones cargados de granos para que los traten así?”. “Me metieron una denuncia por cumplir con la Constitución, circular libremente por mi país, por una de las 24 provincias de mi país”, cerró. Es que tiene la edición abreviada. No conforme, comparó al gobierno de Isfrán con la dictadura paraguaya de Alfredo Stroessner. “Algo que sólo es superado por las detenciones irregulares que realizan los cubanos en la base de Guantánamo”, secundó Wolff. Bullrich sólo lo miró fijo a los ojos y le dio un celular para que se entretuviera y cerrara la boca. Contento, el legislador se puso a navegar y a tuitear. Fue ahí cuando escribió “la Argentina está entre los 10 países con más muertos por millón de habitantes en el mundo”, algo que desmintió hasta Chequeado. Eso sí, no se puede negar que la semilla plantada quedó bien sembrada… excepto las 400 toneladas que fueron decomisadas en Clorinda, en días anteriores. “Mirá que justo, el mismo lugar donde di mi primer discurso en esta gira”, se sorprendió la exministra. Nosotros no.

¿Qué le dio al pequeño dios del centro gris del abismo?

Luego de realizar (de diciembre para acá) una denuncia por el canje de ypf, contra la compra de Edenor, por envenenamiento, por la falta de información de la vacuna rusa, un pedido de juicio político a Cristina Kirchner y una denuncia contra el Gobierno ante la GAFI, Elisa Carrió sumó una más a su colección al presentar una nueva ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para que se investigue los controles implementados por el gobierno nacional. “Están concentrando la economía como nunca antes y generando desabastecimiento en el mercado. Realizan acuerdos corporativos que se basan en desplazar a las pymes de las góndolas y en fijar precios que las asfixian, mediante una concentración de la economía como nunca antes habíamos tenido”, afirmó Lilita y quienes la escucharon todavía no saben si estaba hablando del gobierno o de los grandes supermercadistas. “Por las dudas, no nos defiendas tanto”, le habrían pedido estos últimos. Hablando de denuncias, Beatriz Sarlo declaró como testigo en la causa que investiga el posible desvío de vacunas, y aquí hay que desmenuzar la noticia para entender por dónde pasó el movimiento. Tomaremos de ejemplo a La Nación, cuyo título fue “Beatriz Sarlo señaló a la esposa de Axel Kicillof por la oferta que recibió para vacunarse sin esperar su turno”. Suena fuerte, más cuando uno entra y lo primero que te cuenta es qué le dijo la escritora a los periodistas al ingresar a Tribunales. “No acepté vacunarme porque tengo ética. A la jueza le voy a dar la información”. Y recién en tercer lugar aparece lo que la autora de La pasión y la Excepción le declaró a la jueza: “Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”. Es decir, no era “no me vacuno por debajo de la mesa porque tengo ética”, sino “no participo de una campaña de concientización peronista porque soy gorila”. Del título hasta acá fueron cambiando un poquito las cosas, ¿no? Ni les cuento cómo Candela Ini, su autora, tuvo que meterle mano desde la mañana a la tarde, para llegar a su versión final y disimular un poco lo que no salió como se esperaba. Y si bien es cierto que la opereta la montaron los medios, Sarlo hizo un mea culpa. “En general tengo expresiones poco apropiadas, no era ‘por debajo de la mesa’, era ‘sin ninguna noticia, precisión o nombre de los que integraban la lista de vacunados’. Me autocritico fuertemente”. Poco apropiada es la excusa para alguien que sabe lo que se puede hacer con las palabras. Con nosotros no, Sarlo. Momento difícil para los “intelectuales argentinos”. Primero derrapó Sebreli, luego Verbitsky, ahora Sarlo y en pocos días presenta su libro Mauricio Macri.

Todo está muy fácil, si tenés tu propio cielo

A veces uno lee noticias que parecen no estar relacionadas, pero cuando empieza a hilar fino encuentra coincidencias que permiten asociarlas y, a su vez, transformarlas en candidatas a ganar el Premio “Pancho Ibáñez” al “todo tiene que ver con todo”. Así nos enteramos de que al mismo tiempo que la edición número 17 de la “Vendimia Solidaria” logró una recaudación $21.082.800 aportados por grandes empresas con el fin de realizar obras de gran alcance social que combatirán, en parte, la pobreza que con la concentración de su capital ayudan a generar, supimos que Mauricio Macri gastó $20.000.000 de las arcas del Estado en su gira de campaña del “Sí, se puede”, con la que intentó revertir la dura derrota recibida en las primarias 2019. Cosa que no consiguió, pero sí logró lograr el logro de fumarse en un mes casi la misma cantidad que sus amigos ponen de limosna por año. Año difícil, por cierto, como lo es también para el extenista David Nalbandian quien es investigado por las facturas truchas y tuvo un terrible vuelco en su participación de los tramos del fin de semana en el Rally Argentino Pagos de Tuyú, casi tan duro como el que viene pegándose Infobae semana tras semana queriendo encumbrar al Dipy, ahora presentando una nota que titula “las confesiones del músico popular que pide pista y se destaca en el automovilismo”. “La música y el automovilismo van de la mano”, dijo el cantante (ponele) “y con ambos trato de pasar al peronismo por arriba”, habría completado, tapado por el rugir de los motores de los coches de competición. Todavía está verde. Hablando de verde, mientras “quienes saben” nos avisan que la brecha del dólar puede volver a ampliarse por la cosecha, o por la suba del piso de ganancias, o porque Sirven asegura que Mauricio Macri conserva intacta su ilusión de volver o porque boca metió 7 en un solo partido, acusan al Banco Central de estar usando una “flotación sucia” para mantener a raya los mercados paralelos y no sé si a la flotación la llaman de esa forma porque la logran ingresando bonos soberanos o si es por los mercados a dónde le toca intervenir. Debe ser por eso que a los arbolitos de Florida no les alcanza ni para el alquiler. Para cerrar, una de la sección “si hay peronistas en el gobierno, hay que irse al carajo”, aportada esta vez por La Nación quien nos cuenta que una pareja se fue a vivir a los bosques de Ontario. “Me vine a la Argentina y dejé la casa sin llave”, asegura ella. No sabemos si lo cuenta feliz o si usa la nota para mandarle un mensaje cifrado a algún vecino para que se la cuide.

Nadie se atreva a tocar a mi vieja

No quiero pasar a las noticias internacionales sin antes hablar un poquito de lo que fue la vacunación de mayores de 80 realizado por la Ciudad de Buenos Aires. Parece ser que, como se hizo en el Luna Park, un integrante de la organización recordó las gloriosas noches de boxeo y pensó “alguien tiene que caer”. Sólo así se puede entender que en un lugar a la que convocaban a mucha gente con bastón, no hubiera ni una silla para sentarse. Si no había sillas, imagínense que menos suerte tuvieron con la ambulancia cuando hizo falta. Cinco cuadras de cola y más de una hora de demora, una sola puerta de entrada y una sola de salida. Recuerdo que cuando comenzó la cuarentena y los jubilados sufrieron hacinamiento tratando de cobrar, Clarín lo llamó colapso en letras grandes y le costó la renuncia a Vanoli. Ahora fue un simple “desborde”, por eso sólo merecía ir en un costadito y en letras chicas. El gobierno porteño admitió que “hubo falta de previsión”, sobre todo de los call center y el área tecnológica con los turnos. “Es que pasamos de estar contratados para bardear gente y defender a Larreta en las redes sociales que se te ocurra a tener que prestarle atención a unos viejitos y encima tratarlos bien, ese cambio no se aprende de la noche a la mañana”, habría confesado uno de los encargados en darlos. “El problema residió en que los abuelos son ansiosos y vienen una hora antes, traídos por un montón de acompañantes vip que, la verdad, no contábamos ya que en los sanatorios privados donde llevamos la vacuna para que se la apliquen los de las prepaga, esto jamás nos pasó”, habría afirmado Fernán Quirós, para luego prometer “no nos va a volver a pasar”. Y, si cada vez que intentan anotarse en cantidades importantes se vuelve a caer el sistema, lo van a conseguir seguro. A favor del ministro de Salud de la Ciudad debo decir que este operativo vacunatorio estaba mufado desde el mismo momento en que Mauricio dijo que la mejor manera de hacerlo era como Quirós lo proponía. Hablando de blindaje, qué decir de las denuncias presentadas por Florencia Carignano, la actual directora nacional de Migraciones sobre el uso de las claves para espiar y sobre un sistema para entregar radicaciones a personas que no cumplían los criterios para recibirlas, en la administración macrista. ¿Lo viste en los grandes medios? ¿Te imaginás si eso hubiera pasado con Cristina o con el gobierno de Alberto? El que no se imaginó lo que estaba haciendo fue Laje, que en ese momento rimó con “para qué te traje”. Es impresionante cómo a ese hombre se le pasó la indignación.

Gira y gira la vida

Mientras vuelve a superar los 2000 muertos por COVID 19, Brasil se encontró con la noticia de que un Juez de la Corte Suprema anuló las condenas que pesaban sobre Luiz Inácio “Lula” Da Silva, por lo cual vuelve a tener derechos políticos y queda habilitado para competir en las elecciones presidenciales de 2022. “No he de ser necesariamente candidato a presidente, porque ya lo fui. Pero gozo de una gran salud, en 2022, sólo tendré 77 años. Si en ese momento los partidos de izquierda entienden que puedo representarlos, no tengo ningún problema en hacerlo”, indicó. Si pudo Joe Biden… Lo cierto es que las encuestas ya lo ponen adelante en las intenciones de votos. Al enterarse de esto, el presidente Jair Bolsonaro se habría quejado diciendo “no hay gente nueva para el 2022, no hay nadie” (Sé que parece un agregado mío, pero es literal. Con este tipo ya no hace falta ni que me invente un remate). Tampoco la tiene fácil el juez Moro, quien encarceló al líder del Partido de los Trabajadores. El Supremo Tribunal comenzó a tratar su imparcialidad contra Lula y ya dos ministros votaron en su contra y lo salvó el pedido de tiempo muerto traído por el ministro nombrado por Bolsonaro quien solicitó ver los chats entre el juez y los fiscales. No importa, no falta mucho para que empiece a desarmarse uno de los lafware más grandes de los últimos tiempos. Por eso, desde muchos sectores estamos empujando con el viejo cántico que reza “uno más y no jodemos más”. Mientras tanto, el Papa Francisco cerró su histórica visita a Irak con una misa ante miles de fieles e instó a los cristianos a “no desanimarse” y a “resistir a la tentación de la venganza”. Parece ser que, rápidamente, recibió un tuit en su cuenta Pontifex en idioma inglés de un tal Joe que le pedía “perdóneme, Padre, no pude resistir la tentación y he pecado”, lo que a Pancho le habría caído como una bomba. Como unas cuantas, para ser más preciso. 

Di sis di end

Sin embargo, la noticia destacada de esta semana es la que nos cuenta que a un intendente de Salta le entraron a robar y amenazó a medio pueblo. Parece ser que Rolando Rodolfo Rojas (más conocido como Triple R), a cargo del ejecutivo de Quebrachal, despachó toda su bronca a través de las redes. “En la madrugada de hoy se metieron en mi casa a robar, creo que se están equivocando ya, no se equivoquen conmigo....no are ningún tipo de denuncia, pueden volver cuando quieran los estaré esperando [dixit]”. No conforme con prometer hacer justicia con mano propia, le contestó a un vecino que comentó en forma indebida su posteo: “cuidate vos px se quien sos”, escribió, para borrarlo minutos después. Patricia Bullrich estaría averiguando si Quebrachal queda en nuestro país y para qué lado patea Triple R, lo que le permitiría confirmar si en esa localidad también “se están violando los derechos humanos” y así redireccionar su gira libertadora.