fbpx Groncho Mars: “Tendremos nuestra Sierra Maestra... cuando encontremos quien la afile” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 19.07.2020
Groncho Mars: “Tendremos nuestra Sierra Maestra... cuando encontremos quien la afile”

Bendecido por la mano de D10S, arranca este décimo informe gronchesco sobre las noticias que más se difundieron esta semana, sin la necesidad de tocar el timbre para salir a espiar ni excusarse con el aislamiento preventivo para ponerse a descansar.

Por Groncho Mars / Ilustración: Leo Olivera

 

“Vos querés empezar el informe hablando de esto simplemente por dos razones”, me señala Gregor. “La primera, porque está de moda hacer cualquier cosa con carpinchos, y vos no te vas a quedar afuera. Y la segunda, por pura envidia, porque la mulita hizo reír a Cristina y a vos, todavía, no te registra”. Así arrancamos, temiendo que si le contesto cometa una burrada.

 

Canción animal

Se comenta que cierto sector de la oposición pidió información a Greenpeace para saber si el “filocomunismo castrokirchnerista”, bajo las órdenes del ministerio de la Venganza, estaría entrenando animales para cometer los actos delictivos que ellos no se atreverían a realizar personalmente, luego de detectar que un grupo de mulitas fueron enviadas a romper con las bases de la soberanía alimentaria perfectamente protegidas y selladas en silobolsas, y que otro conjunto de carpinchos realizó un piquete con claras intenciones expropiatorias en la entrada de un country, luego de que fueron desalojados por las fuerzas de seguridad. Achacarle al gobierno la noticia de “esclavización moderna de micos” para la “recolección de sus frutos”, ya les pareció una exageración producto de una lectura errónea a los activistas de esta organización que recibieron la denuncia. “Eso es en Tailandia y lo de monos no es una metáfora”, le respondieron. “Ya lo decía Einstein, todo es relativo”, aseguraron los denunciantes mientras se retiraban en búsqueda de otro sentido.

 

Soy un espía, un espectador

Las declaraciones por la causa de los espionajes continúan. Alan Ruiz habría reconocido que le encargaron instalar cámaras y micrófonos en la cárcel de Melchor Romero. “Me aseguraron que era para la realización de un nuevo Gran Hermano, versión tumbera”, se defendió el exjefe de operaciones especiales. Pero lo realmente interesante que nos dejó esta indagatoria es que también fue inquirido el chef Martín Terra, amigo de Arribas, quien intentó desligarse de la causa “presentándose como ñoqui”. El estilo gronchesco ya hace pie en las noticias judiciales. Competencia no, Irina. La cosa no termina ahí, porque días después fue citada a declarar Silvia Majdalani (ya no sé por cuál de las investigaciones) “La Señora 8”, como se la conocía entre los espías, aseguró que la AFI macrista tenía autorización del juez Villena (juez al que le sacaron la causa de los Súper Mario Bros) para espiar a Fernández de Kirchner porque se barajaba la posibilidad de un atentado en nuestro país a manos de una organización ecoterrorista llamada “Individualistas Tendientes a lo Salvaje”. Y con ese nombre, “quién sino Cristina podía estar detrás de la célula argentina”.

 

Qué fantástica, fantástica, esta fiesta

Mientras tanto, la pandemia sigue su curso y es interesante ver cómo se produjo un relajamiento en el cumplimiento de las reglas, en esta etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio que ha llevado a provincias que venían bastante bien, como la de Santa Fe, a tener nuevos focos de contagio. “Se analizarán los encuentros afectivos, muchos se convirtieron en verdaderas fiestas”, declaró el gobernador Omar Perotti. Debido a esto comenzó a funcionar en la localidad de Rosario una “brigada antifiestas”, que se creó para hacer fracasar las clandestinas reuniones multitudinarias, con todo éxito. Así nos enteramos de que hubo alrededor de 100 detenidos, 16 de ellos por organizar un torneo de truco en un domicilio particular. En la ciudad capital de esa provincia no quisieron ser menos y 400 personas, “entre amigos y familiares”, fueron demoradas por “realizar una fiesta en un lavadero”. Casi como el “sinceramiento fiscal” que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri, con la diferencia que en la de Santa Fe varios quedaron presos. Hablando del presidente de la fundación FIFA, volvió a aparecer públicamente vía streaming para hacer un aporte fundamental que marcará un antes y un después en la lucha contra la covid 19. El creador de “en algunas partes falta agua y en otras sobra”, nos hizo notar “algo que se le había escapado a la globalización” y es que “mientras hay unos que están en verano, hay otros que están en invierno”. “Sin actuar desde la urgencia, el pánico o la intuición”, me dice Gregor “puedo asegurar que están los que ante la falta de rigor científico pierden la credibilidad y está Mauricio Macri, que nunca la tuvo”

 

Y sabré lo que es, al fin, la libertad

Con el oportunismo al que suele tenernos acostumbrados, el papá de Antonia volvió a postear un tweet que rezaba “¡Libres! ¡Feliz día de la Independencia!”, ilustrando el mensaje con una foto de gente portando muchas banderas argentinas en el mismo momento que se llevaba a cabo una manifestación que pedía, entre otras cosas, “por la libertad de expresión” y, para que quedara bien claro, la refrendaron amenazando a fotógrafos y agrediendo a periodistas. “Yo aprendí de mi viejo que la letra, con sangre, entra. Y me arrimé a este lugar para expresarme, libremente, en ese sentido”, comunicó uno de los manifestantes, antes de empezar a correrme reboleando el cinto. Por suerte, una gran parte del arco de la oposición salió a rechazar lo sucedido y estos grupos quedaron cada vez más expuestos y delimitados en su radicalidad. Interesante fue la forma en que estableció su repudio Fernando Iglesias, quien escribió: “La violencia nunca se justifica, ni aunque se ejerza contra provocadores”. Su atento olfato lo llevó a subir 3 fotos que demostrarían o, por lo menos, presentarían un dejo de duda en que los supuestos agresores estuvieron en connivencia con el periodista Guazorra. Y, una vez más, su olfato le volvió a fallar, ya que uno de los señalados le contestó: “Fernando, soy yo, te voté y no soy k”. Lo cierto es que este ciudadano, al ver a un grupo maltratando a una sola persona, intercedió para protegerlo “porque no vi un periodista k, yo soy cristiano y tengo una filosofía de vida que no concibe la violencia”. Con la desenvoltura que lo caracteriza, Iglesias logró que en pocos minutos Santiago Gerardi (la persona en cuestión) fuera escrachada en las redes sociales como un “troll del gobierno” cuando él mismo se define como “la persona más antiperonista que hay”. “Sin poner a Iglesias de un lado y a Gerardi del otro, sino todo lo contrario”, me comenta Gregor, “estos dos muchachos nos dieron una clase práctica de cuál es la diferencia entre ser alguien caritativo y ejercer la solidaridad”.

 

Vuela, vuela, no te hace falta equipaje

En el mismo día en que se desarrolló la marcha de los libertarios anticuarentena, otra que ocupaba unas 40 cuadras con autos, motos y bicicletas se manifestó en la ciudad de Reconquista, donde tiene sede la empresa Vicentin, en defensa de los puestos de trabajo, de la intervención estatal y la expropiación. “Somos la caravana del pueblo, de los trabajadores, de aquellos que creemos que es necesario un estado presente”, dijo el profesor de Historia, Pablo Rolón. Los que no dijeron presente fueron los grandes medios de comunicación. “Ésta se nos escapó”, aseveraron varios directivos. “Es más, muchos salimos en vivo desde ese mismo lugar en las dos ocasiones anteriores en que se realizó. Es una mera coincidencia que justo esas dos se realizaran en contra de la expropiación”. No creemos que haya sido por algo relacionado con Vicentin Paraguay, pero días después Mauricio Macri tomó un vuelo charter hacia el país vecino aduciendo una reunión urgente con CONMEBOL y para la cual, su cargo de presidente de la Fundación FIFA, le permitía hacerlo. Si bien esa reunión fue desmentida por la asociación de fútbol sudamericano, poco importa si se encontró con Cartes para armar una coalición de derecha para arrinconar a Alberto o si intentó reclamar los puntos de la final Boca-River en Madrid. Lo importante es que tras un día de arduo trabajo, el mandatario ejecutivo del fútbol regresó a nuestro país para realizar los catorce días de aislamiento correspondientes. Casi unas vacaciones obligadas, podría decirse. Y ahí reside lo indignante. Porque Macri, antes, le ponía otro tipo de energía, otro envión anímico a la situación. Si analizamos detenidamente su forma de actuar cuando era el presidente de la Argentina, nos vamos a dar cuenta de que luego de uno de esos raros días de ajetreado trabajo, el tipo… ¡Caramba, qué coincidencia! Pero no eran obligadas, esos sí.

 

Todo un inmenso jardín, eso es América

A nivel internacional, unos 80 millonarios firmaron una carta en la que piden a los líderes de G20 “suban los impuestos y en forma permanente” a los más ricos para ayudar a la recuperación tras la pandemia de coronavirus. Algo muy distinto a lo que está ocurriendo en nuestro país, donde “el impuesto a las grandes fortunas, por única vez”, ha quedado congelado en el Congreso y esto no sucedería por las bajas temperaturas record. No sabemos si por la misma razón, pero el presidente de EEUU, Donald Trump, además de usar por primera vez en público un cubrebocas, le habría consultado a su exministra Elaine Duke si existía la posibilidad de vender Puerto Rico. “Qué quieren. A éstos no les puedo poner un muro, están en medio de la ruta de los huracanes y después tengo que socorrerlos con dólares de nuestro bolsillo”, habría dicho el mandatario que va por su reelección y es probable que lo consiga. “Si gana, es seguro que se reunirá con Maduro”, aseveró John Bolton, “algo que todavía no ha hecho porque está sumando porotos en el estado clave de Florida”. “El presidente no tiene un conocimiento profundo de los asuntos internacionales, ni siquiera en este continente”. “Trump creía que Venezuela era parte de Estados Unidos”. Entre estas confesiones de Bolton y el avance de los ataques de las amebas comecerebros, no sé si Nicolás tendrá otro momento para invadir y pacificar EEUU como éste.

 

Disis di end

Sin embargo, la noticia que se lleva el destacado de la semana es que el músico de heavy metal Alice Cooper, con sus pinturas, calaveras, poses agresivas y sus años encima, ahora va a vender chocolatada. Cuando uno profundiza  y se entera de que lo realizará en el marco de una campaña benéfica junto a Solid Rock, una organización sin fines de lucro, como que le da ternurita y termina dándose cuenta que, al final, metía más miedo la caja vengadora.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

#alicecooper #lacajavengadora #elcombate

Una publicación compartida de Groncho Mars (@groncho_mars) el