fbpx El muralista como trabajador de la cultura
Cultura //// 10.11.2015
El muralista como trabajador de la cultura

Marcelo Carpita es muralista, docente de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano donde organiza un taller de muralismo, y uno de los organizadores del Congreso sobre muralismo que se realizó en el CCK. En esta charla nos comenta sus impresiones respecto al trabajo en esos tres días de debate y construcción.

 
Por Antonella Riso
APU: ¿Cómo se llegó a conformar el Congreso?
Marcelo Carpita: En el ´97 hicimos un foro de ocho días donde se debatieron estos puntos, pero hace veinte años atrás no tuvo la trascendencia que debería haber tenido porque tampoco teníamos la fuerza. Fue en plena década menemista y no nos dieron ningún tipo de ayuda ni ninguna forma de hacer que estas cosas tengan vigencia. Pero se ve que el espíritu de la gente continúa intacto y se volvieron a retomar muchas de esas temáticas.
APU: ¿Cómo fue para vos el panorama general de las actividades?
MC: Estamos muy emocionados porque se pudieron concretar todos los objetivos del Congreso. La gente se sintió muy bien. Fue un espacio que se logró con el trabajo de todos y con el espíritu de solidaridad que muchas veces caracteriza al muralista y que muchas veces no se puede poner en pŕactica por el ninguneo que hay para este tipo de organización. En el cierre, Teresa Parodi estaba muy emocionada, sobre todo cuando se leyó las últimas palabras de las conclusiones.
APU: ¿Cuáles serían los puntos más importantes del documento que presentaron?
MC: El impulso de un sindicato. El armado de una comisión que va a seguir todos los puntos que se definieron en el congreso. No es que son determinantes, sino que a partir de ahora va a haber una especie de comisión de trabajo donde se va a poder ir y lograr estos puntos. Son todas iniciativas y propuestas hacia un proyecto globalizador. Por otro lado está la idea de fomentar un instituto, generar una dirección nacional de muralismo dentro del ministerio. Promover y preservar la obra pública como parte del patrimonio nacional, empezar a reconocer al muralista como un trabajador de la cultura, con un medio de producción cultural acorde a las políticas de educación, el apoyo firme y sistemático a un proyecto nacional, y la comisión que se designe se encargará de hacer cumplir el documento.
APU: ¿Qué te llevas de estos tres días?
MC.: La alegría de que se pudo realizar bien. Cuando uno está metido en la organización hay detalles que no salen a la luz, pero que se resuelven con mucho corazón y mucho espíritu. Lo importante es que la gente siempre se sienta bien cuando uno organiza cosas de esta magnitud.
Relacionadas:
“El muralismo es una forma de comunicación que no la proponen otro tipo de medios”