fbpx Bullrich: "Si seré candidata o no, es decisión de los compañeros... de Pfizer" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 13.06.2021
Bullrich: "Si seré candidata o no, es decisión de los compañeros... de Pfizer"

Así habría explicado Patricia el pasar de discutir acaloradamente por una candidatura a pedir cerrar filas, si es posible detrás de ella. Duhalde y otro brote psicótico, operaciones que se desarman antes de empezar y mucha, pero mucha vacuna, de la mano de Groncho Mars.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“Estoy confundido”, me dice Gregor, con lo cual consiguió llamar mi atención que antes estaba fija en el televisor. “Cuando alguien me dice que quiere ser periodista, generalmente agrega ‘como Rodolfo Walsh’. Los más reconocidos de la tele lo nombran como un referente a imitar. Casualmente, estuve leyendo el fin de semana una nota sobre cómo investigó, junto a Enriqueta Muñiz, los fusilamientos de José León Suárez y fue interesante ver el tiempo que les llevó desde que recibieron el dato, los altibajos, los miedos, las amenazas, conseguir que se publicara y, luego, ser víctimas de una persecución por descubrir irregularidades. Y veo a estos periodistas que lo ponen como un referente presentar ‘investigaciones’ con bombos y platillos que son desmentidas en menos de un día, en el mejor de los casos, y entonces me pregunto ¿El día del periodista se festeja el mismo día que el del cirujano? Porque veo que a estos muchachos se los saluda por la fecha y es evidente que no hacen otra cosa más que operar”. Iba a darle mi opinión, pero como no sé cuándo es el día del operador mediático, lo palmeo un poco y le digo que mejor empezar.

Una bota pateando el tablero de ajedrez

Podríamos arriesgar que, a principios de semana, Eduardo Duhalde volvió a tener otro “momentáneo lapso de comportamiento psicótico” al asegurar “si bien entiendo que la sociedad no es de extrema derecha o extrema izquierda, voy a tratar por todos los medios que la actual gestión no pueda seguir gobernando, porque no tiene capacidad para hacerlo”. Se ve que el expresidente, cuando le agarran estos brotes, le da por ir a golpear puertas que, esperemos, ya no se cuadren como antes. “La idea es lograr la unidad de todos los argentinos”, afirmó, y uno se pregunta cómo lo piensa hacer argumentando de esta forma, aunque el problema no sería lo que dice sino su fama a la hora de llevarlo a la práctica. Parece que el delirium, esta vez, fue cortito, porque al ratito aclaró que se refería a “todos los medios democráticos”, “a ganarle las elecciones”. “Es decir, a ganarles las elecciones democráticas con todos ustedes, los medios”, habría afirmado cuando se apagaron las cámaras. “Los dueños de los medios son gente de mierda, la gente de mierda se une y la que no lo es trata de unirse, pero aquellos tienen el beneficio de la fuerza bruta, de la potencia del imperio o el poder de la prensa”, opinó el Indio Solari y no voy a ser yo, Míster, el que venga a contradecirlo, justamente. Por suerte para el exmandatario, su esposa Hilda Duhalde salió a bajar los decibeles de sus declaraciones agregando “Son unos hijos de puta, la política no se ocupa de los problemas de la gente. Se ocupan en ver quién es peor que el otro”. Es interesante que, para Perfil, “Chiche” estaba hablando del gobierno que conduce Alberto Fernández, cuando, claramente, opinaba sobre todos, por lo menos los que son citados a ambos lados de la grieta. Aunque, analizando más a fondo, dijo “la política” y Juntos por el Cambio asegura no hacerla, así que podríamos darle la derecha a este medio sobre que hablaba del Gobierno. No, esa no, la otra derecha. “Yo no sé lo que va a pasar, la gente está harta en términos generales”, cerró con el latiguillo que intentan imponer en estos días. “Estoy de acuerdo con Chiche, pero para llegar a eso primero tenemos que lograr frenar que Argentina no sea Nicaragua, un Estado autoritario y represor”, le aseguró Patricia Bullrich a Joaquín Morales Solá. El periodista aceptó la frase con un “ujum” y la verdad que fue raro porque ese lugar, hasta ayer, lo ocupaban Venezuela, Cuba y la república de Formosa, pero a Morales Solá no le llamó para nada la atención el giro geopolítico. Tal vez por eso le preguntó, fuera de micrófono “¿Y por qué hay que frenarlos?”. “Porque si convierten a la Argentina en un Estado autoritario y represor, estarían arruinando el plan de gobierno que tengo para cuando ganemos”, habría contestado la exministra. Hablando de golpes, el que recibió uno fuerte fue Jonatan Viale. “Estuve internado un mes por covid y nadie lo supo, fue un espanto”, declaró en su regreso a La Nación+. No es para menos, cuando tenés un horario de alta audiencia. Y si bien tiró la frase queriendo demostrar que no quiso darle trascendencia, que ni tus televidentes se preocupen por alguien que es presentado como “uno de los periodistas más influyentes del país”, debe hacer un poco de ruido.

Cuando vuelva a Buenos Aires esta vez seré menos cretino

Al que le duró poco el golpe de efecto en su regresó a la pantalla con Periodismo Para Todos fue a Jorge Lanata. En la nueva emisión presentó una denuncia contra el PAMI, el cual estaría financiando a locales de La Cámpora y realizando una vacunación irregular. Sabido es que la tienen en la mira a Luana Volnovich, lo que no sabíamos era que su denuncia fuera tan fácil de desarmar. “No hay ninguna irregularidad ni es novedad. Todas las fuerzas políticas ponen sus locales a disposición como centro de vacunación”, contestó la titular de la obra social de los jubilados quien completó su respuesta mostrando cómo unidades que responden a Lousteau, la UCR, o el mismo PRO, tenían centros de jubilados y recibían dinero por ello. “Yo he recibido imágenes de una provincia que tiene elecciones ahora, esta semana, y que a cambio de la vacuna le meten una boleta electoral y una torta frita”, aseguró el pediatra mediático Carlos Kambourian. “Uhhh, qué terrible”, le contesto Alfredo Leuco. “¿Que te la cambien por eso?”, habría repreguntado el médico. “Que no sea verdad, porque si no, mostrábamos la foto y los hacíamos bolsa”, le habría contestado el periodista. Ahora, me gustaría saber a qué provincia se refería el doctor, porque en la de Gerardo Morales te dan los papeles con el plan de vacunación y en los mismos figura una invitación a votar a sus diputados. No mucho mejor le fue a Luis Majul y Fernando Carnota, quienes presentaron una “denuncia por irregularidades en la vacunación”. “A una mujer en Lanús, vacunada por La Cámpora, le dieron un certificado en el que asegura le aplicaron la de Astrazéneca. Pero la mujer, luego, llegó a su casa y revisa los datos (‘la carga’, agrega serio Majul) y resulta que ahí figura que le dieron la Covishield. Ahora, dónde está el error. En la que le dieron o en la que cargaron”, se preguntó Carnota y Luis se sumaba. Justo había un médico invitado al programa que los interrumpió diciéndoles “Astrazéneca y Covishield son lo mismo”. Carnota demoró unos segundos porque no sabía si lo había interrumpido Nicolás del Caño y al ver que era el doctor, exclamó “Ah, entonces se pueden complementar”. “No, es la misma vacuna”. Majul salió a terciar diciendo “Es cierto, tienen que cargar el dato pero tiene que decir Astrazéneca del fondo Covishield, o sea ¡hay que ser precisos!”. Ahí se escuchó una voz en off afirmando “el fondo es COVAX y Covishield es la vacuna que hace Astrazéneca”, algo que fue reafirmado por el doctor quien agregó “Covishield es la marca de la Astrazéneca india”. Si la de Lanata duró 12 horas, más o menos, la de Majul se murió antes de empezar, fue más rápido que el “no es verdad que se hicieron 60000 testeos” de Diego Leuco, que, esa vez, por lo menos llegó hasta el final del programa.

Siento la alianza más perfecta que injusticia a media voz

“A los periodistas opositores y a los opositores de verdad en la política: eviten el tema más sólido para entrarle al gobierno, los van a tapar de vacunas”, les avisó Jorge Asís. Mucho no deben haber entendido porque fueron a la carga barracas, forzando las declaraciones de los directivos de Pfizer. “Nicolás Vaquer –gerente de Pfizer- dijo que la ley no es compatible con lo que la empresa solicita. El dato llamativo es que dijo que NO fueron convocados por el Gobierno a participar de la confección de la ley. Quedó claro que el Ejecutivo priorizó laboratorios como Astra Zéneca”, aseguró el diputado Mario Negri. Dato llamativo es, para nosotros, que un legislador piense que una empresa extranjera tiene que ser convocada para realizar una ley en su país. Tanto tiempo pidiendo que compremos la Pfizer, por lo menos se tendrían que haber tomado el trabajo de preguntarles qué querían que dijeran antes de votarla. “La Argentina tiene que adaptarse a los tiempos pandémicos y permitir dos cambios más, como en el fútbol. Si así fuera, yo hubiese metido a sufragar a dos directivos de Pfizer”, se lamentó el diputado. “Pero si hay una ley que se está por votar con acuerdo de todos y de golpe viene alguien y dice ‘quiero poner la palabra negligencia’ ¿quién se lo dictó? ¿Quién le dictó esa palabrita que fue la traba final? El ministro”, aseveró Patricia Bullrich. “La patria es uno, el problema es el otro”, sería el lema de su campaña. Lástima que ya se la mató el Dipy quien, en diálogo con La Nación, aseguró que “este país es hermoso, lástima que está lleno de argentinos”. Y qué querés, recibió elogios de la presidenta del PRO, después Mauricio Macri lo alienta a lanzarse a la política, el tipo se quiere poner a la altura de sus referentes. Volviendo al tema de las vacunas, es interesante cómo la exministra parece olvidar que 56 senadores y 230 diputados aprobaron la ley. Y en el peor de los casos, a los 44 legisladores del Pro y los 40 de la UCR que le dieron el sufragio positivo en la cámara baja ¿no les llamó la atención esa palabra en la ley que votaron? “Es que nosotros aprendimos que cuando suena la palabra negligencia, hay que mirar automáticamente para otro lado. Si alguien sabe de negligencia en este país, somos nosotros, 6 marchas anticuarentenas nos avalan”, habría afirmado uno de ellos. “Para mí, Pfizer confirmó en diputados que ofreció al Gobierno, el 27 de julio de 2020, 13.2 millones de vacunas y que al día de hoy podrían haber entregado 8 millones y el resto a fin de año. El gobierno las descartó. Hoy hay casi 90 mil muertos. IMPERDONABLE”, tuiteó Omar De Marchi. Parece que el legislador nunca se enteró de que ese laboratorio sólo ha cumplido con el 1.6 % de las entregas arregladas en los contratos con la región. Pero bueno, es más fácil esto que preguntarle al admirado país del norte por qué acapararon las vacunas y ahora “las regalan”. Después ¿cómo convencés a quienes siguen a esta gente que no se te pega la cuchara en el cuerpo porque te pusiste una vacuna que trae un chip ni nos están convirtiendo en Wolverine y tampoco en Magneto (aunque si se refería al CEO de Clarín, bueno, sí, un poco) y menos se te achica el pene por aplicártela?. Ay, los cordobeses, que aflojen un poco con el 70/30. "Hay que hacer como en Washington, que te dan un porro para que te vacunes y después ni te acordás por qué no querías hacerlo. ¿Sale vuelo charter?" me dice AM, mi diler de noticias falopa. Por suerte para los cambiemitas, de este lado siempre hay alguien que te sostiene como Floyd Mayweather a Logan Paul cuando estás por besar la lona. Menos mal que revisaron el cobro retroactivo del monotributo y lo quitan, aunque ya le dimos bastante de comer a los caranchos. Hay cosas que mejor olvidarse y otras no. Por eso, nosotros seguimos preguntando ¿Dónde está Tehuel?

Tu nombre sobre mi nombre

Patricia Bullrich está convencida que, para darle pelea al kirchnerismo, hay que llegar unidos atrás de una idea, y si es la de ella, mejor. Así que convocó a una reunión a la mesa chica del frente opositor: el PRO, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica. Llegando a la reunión, alguien le preguntó a Patricia si iba a ser candidata y ella contestó que no sabía si iba a serlo a intendente o a gobernadora, porque eso no era lo importante. “¿Lo importante es mantenerse juntos?”, repreguntó el periodista. “Lo importante es saber dónde me quieren los de Pfizer, todavía no he hablado con ellos”, respondió la exministra. Hasta 2019, Juntos por el Cambio se llamó Cambiemos. Ahí le calzaron la camiseta a Miguel Pichetto y se produjo esa variación. Ahora, tras la reunión de la conducción, analizan la posibilidad de integrar otros espacios para tener chances en las legislativas y va quedando bien claro a quiénes quieren adentro. “En JxC estamos decididos a ampliar nuestra coalición a todos aquellos que crean en la República (Carrió), la libertad (Espert y Milei), la productividad (Sociedad Rural Argentina) y el trabajo (bueno, siempre hay un lugar que todavía está vacante). Somos un equipo dispuesto a dar la batalla en todo el país”, afirmaron. Para ello, piensan darle un nuevo giro a la cuestión. Es decir, Junto por el Cambio, que antes era Cambiemos, cambiaría otra vez su nombre. Debe ser en lo único que no son conservadores. Si es que no toman el que les puso Javier Milei y lo invitan a formar parte de Juntos por el Cargo, desde acá lo ayudamos a pensar algunas variantes que sean más gancheras. Ya que entraría José Luis Espert a la coalición para "derribar el muro de Berlín económico", podrían ponerle Juntos por el Tipo de Cambio Libre, aunque la sigla (JTCL) es media complicada. Tal vez intentar con algo bien clásico, tipo la bola en la ingle y llamarlo ZZ Pop (Zi Ze Puede Otra Posibilidad). Gregor recordó que Fernando Iglesias nos recriminó que odiábamos todo lo bello, empezando por Borges y pensó un nombre que viniera por ese costado: UPE (Unidos Por el Espanto). AM, mi diler de noticias falopa se le ocurrió uno retro, TDK (Todos Denostando al Kirchnerismo). Pero yo iría por el lado de lo que mas los está identificando ahora y los encuentra con el mismo discurso. Y de paso, capaz que te robás los votos de algunos distraídos poniéndole JotaPePé, Juntos por la Pfizer. Ya los veo saliendo a las calles a pintar en las paredes “Luche y Pfizer” mientras van cantando "es la gloriosa Jotapepé".

En este mundo de locos y fascistas

Se consolidó, nomás, la brecha que le permitió Pedro Castillo convertirse en presidente del Perú. Su rival, Keiko Fujimori, afirmó que se estaría “llevando a cabo un fraude planificado y sistemático”. Algunos periodistas le preguntaron si estaba segura y contestó que “sí, porque lo planificamos y lo sistematizamos nosotros, así que es imposible que gane él”. A pesar de que los principales periódicos y canales de televisión aseguraron, día tras día, que la victoria del maestro rural llevaría al país al comunismo, una crisis económica, con aumento del dólar, desempleo, robo de ahorros, expropiaciones masivas, el indicado como comunistachavistasenderoluminista se alzó con el triunfo por muy escaso margen, mientras que la candidata que llegaba para llevar a ese país de regreso al camino del trabajo honesto recibió la noticia de que el fiscal José Domingo Pérez, titular del equipo que trabaja en las investigaciones relacionadas con hechos de corrupción realizados por Odebrecht, pidió a un juez revocar la orden de comparecencia con restricciones que pesaba sobre Keiko y se imponga nuevamente prisión preventiva en su contra. No se si resucitó la Internacional Comunista, pero que la Internacional Periodística sigue funcionando aceitada no me queda ninguna duda. Mientras tanto, casi por casualidad nos enteramos que un micro estado se alza a sólo 12 kilómetros del Reino Unido, montado sobre una vieja base de la Segunda Guerra Mundial y de la que pocas personas en el mundo tienen conocimiento de su existencia. El principado de Sealand, como se lo conoce, tiene 500 metros cuadrados, 30 habitantes, un monarca y no, no insistan, no es de allí que partieron los barcos de los cuales descendieron los argentinos. Rápidamente, Mario Negri puso en duda la teoría de que descendimos de los barcos y dijo que, en realidad, venimos de un experimento de la Pfizer, Cristina Pérez deportó a sus descendientes en clase turista y los hinchas de Boca están convencidos que, por lo menos ellos, no descendieron nunca. No era por ahí, seguro, pero la reacción de "los avergonzados" fue tal que daba para cantarles "teatro, lo tuyo es puro teatro". 

Thi sis di end

No lamento decir que no tenemos una noticia destacada de la semana… sino que ¡tenemos un podio! En el puesto número 3, “Súperman brasileño” intentó frenar un colectivo con las manos, pero terminó atropellado. (Digresión: ¡qué lindo que es Crónica!) No tenía ni idea que en el país hermano hacían los ómnibus con kriptonita. En el puesto número 2 : “El ataque con drones a unos combatientes en Libia podría ser el primer caso de una máquina sin supervisión atacando a seres humanos”. Toda una saga contando como 15 finales de la humanidad y estos tipos siguen queriendo construir Skynet. Y el puesto número 1 es para la noticia que nos cuenta que “expulsaron de un geriátrico a un abuelo que pintaba pastillas de azul para venderlas como viagra”. Parece ser que el amigo le metía tinta china a unos paracetamol y los hacía pasar por el medicamento a base de sildenafil. “Alguien trae una idea innovadora y lo obligan a irse. Echan a los emprendedores”, afirmó Mauricio. “Convencí a la Joaquina de visitarla una noche, terminamos jugando al mus, porque no hubo manera de jugar al teto", explicó una de las víctimas. “Por lo menos venían a visitarnos”, dijeron las chicas. “Como buen creyente, hubiera jurado que la fe resucitaba a los muertos”, se disculpó el acusado.