Violencia Institucional //// 19.06.2017
Violencia policial: la Prefectura amenazó y golpeó a jóvenes en Zavaleta

El sábado a la 1:30 de la mañana la Prefectura amenazó y golpeó a los hermanos de Kevin Molina, el nene de 9 años que murió en medio de una zona liberada de las Fuerzas de Seguridad, en Villa Zavaleta, el 7 de septiembre de 2013.

Por Redacción APU

Durante la madrugada del sábado, los cinco hermanos de Kevin legaban de trabajar cuando un prefecto ordenó que se pongan contra la pared. Varios efectivos golpearon a uno de los chicos, Ariel (17) contra un portón. "No pueden hacer eso, es menor", remarcó Federico, otro de los hermanos, y le pegaron en las costillas para no dejar marca. 

"Y llegaron más prefectos. 'Basta', intentó gritarles Priscila, de 15, cuando le metieron un cachetazo, sí, a su hermanita. Y llegaron más prefectos. Para cuando los padres de Kevin salieron de su casa, alertados por los gritos de muchos vecinos, el grupo de tareas ya juntaba 'más de 50 tipos' y Ariel estaba agarrado del cuello, 'pero acá nadie vio nada, eh'. Y se fueron algunos prefectos", señala un comunicado de La Garganta Poderosa que denuncia lo sucedido.

"Ustedes están locos, ¿qué carajo están haciendo?", gritó Roxana, la mamá de los jóvenes cuando dispararon al cielo con un arma larga.

"Hoy nos toca denunciar otra vez lo mismo, una zona liberada por el Estado, los jueces y el periodismo, donde el único procesado por el crimen del enano sigue ejerciendo su actividad y sus propios secuaces nos dan clases de impunidad, para que 'aprendan de buenos o malos modos' quiénes son los que tienen el mando... Pueden matarnos a todos. Vamos a seguir gritando", finaliza el comunicado de la organización.