Violencia Institucional //// 13.09.2018
Sindicatos y organismos de Derechos Humanos repudiaron el secuestro y las torturas a la docente de Moreno

Distintos gremios y organismos expresaron su preocupación por el ataque violento contra la docente Corina De Bonis. 

El secuestro y las torturas sufridas por la docente Corina De Bonis del Centro Educativo Complementario de la localidad de Moreno generaron el repudió de diversos sindicatos y organismos de Derechos Humanos. En esta marco, la Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte repudió “enérgicamente el secuestro y las torturas sufridas por la docente del CEC 801 de Moreno en un entorno de lucha, resistencia por las muertes de Sandra y Rubén por negligencia y desidia del Estado provincial. Estas docentes comprometidas con sus alumnos y la comunidad preparaban ollas para darle de comer a sus pibes y pibas frente a un Estado provincial indiferente y ausente, por eso la frase grabada en su cuerpo por los torturadores ollas no.”

Además, la Comisión Zona Norte advirtió: “Estos hechos rememoran tiempos oscuros y nefastos de la Triple AAA previos al terrorismo de estado. Suenan vacías y poco creíbles la preocupación de la Gobernadora Vidal, del Ministro de Seguridad Ritondo cuando vemos la falta de respuesta frente a los gravísimos problemas que han acarreado su plan de ajuste en la educación”.

En este mismo sentido se expresó la Comisión provincial por la Memoria que resaltó la “extrema preocupación por el secuestro y torturas” que sufrió la maestra. “El hecho fue la culminación lamentable de una serie de amenazas que sufriera con motivo de su participación en acciones de protesta por la realidad social y educativa que se vive en esa localidad”, añadieron. 

Por su parte, desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro manifestaron su solidaridad con los trabajadores de la educación y exigieron “al gobierno provincial y nacional la investigación y esclarecimiento de estos aberrantes hechos, garantizando la integridad de los trabajadores y trabajadoras y el libre derecho a la protesta contemplado en la Constitución Nacional.”

Desde CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina) también exigieron “al Gobierno Provincial y Nacional la investigación y el esclarecimiento de este hecho criminal.” También se expresaron los docentes universitarios nucleados en Conadu que se solidariazon “con la compañera agredida y los docentes” y señalaron: “No vamos a permitir ataques de violentos que intenten hostigar a quienes nos organizamos para contener la crisis que vive nuestro pueblo y para que retorne la justicia social en Argentina.”