fbpx Persecución a opositores: recluyeron a la dirigente social Graciela López en una celda de aislamiento | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 07.08.2019
Persecución a opositores: recluyeron a la dirigente social Graciela López en una celda de aislamiento

Lo denunció el Comité por la libertad de Milagro Sala y la APDH. Tras la intervención de los organismos la presa política fue trasladada a una celda común

Este domingo 4 de agosto, Graciela López, dirigente social y presa política del Gobierno de Gerardo Morales, fue recluida en una celda de aislamiento, en el penal de Alto Comedero. Desde la APDH y el Comité denunciaron la actuación del Servicio Penitenciario y la describieron como “una injusta sanción disciplinaria”. Además, solicitaron la rápida intervención al Comité Nacional para la Prevención de la Tortura.” Después de la intervención del Comité por la libertad de Milagro Sala y APDH la dirigente social fue trasladada a celda común.

Cabe recordar que la referente social se encuentra privada de su libertada desde hace casi 3 años, sufre graves problemas de salud y su defensa ha solicitado en reiteradas oportunidades la prisión domiciliaria. “La violación a los Derechos Humanos en el ámbito carcelario y los tratos crueles e inhumanos a los que son sometidos los presos y presas en la provincia de Jujuy no se presentan como una novedad. Se han denunciado en numerosas oportunidades este tipo de prácticas tanto frente a organismos nacionales como internacionales”, señalaron desde el Comité por la libertad de Milagro Sala.

Desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos presentaron un pedido de intervención urgente ante el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura y señalaron que “el uso frecuente y naturalizado de la celda de aislamiento y la suspensión de comunicaciones con el exterior, definidas por las autoridades del Penal del Alto comedero como practicas del código de conducta interno, constituyen acciones lindantes con los delitos de abuso de autoridad, torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

En este mismo sentido, enfatizaron: “La Provincia de Jujuy ha sido el laboratorio de un ensayo represivo que luego se extendió a todo el país. El uso ilegal y arbitrario de las celdas de aislamiento y los tratos crueles e inhumanos se encuentran descritos en las denuncias realizadas por las internas de la unidad N°3 del Penal Provincial de Alto Comedero.”