fbpx “Lo que se está buscando es la muerte de Milagro”
Violencia Institucional //// 01.03.2017
“Lo que se está buscando es la muerte de Milagro”

Así lo afirmó el dirigente de la CTEP, Juan Grabois, abogado y patrocinante de la querella contra Gerardo Morales. “Estoy convencido, más temprano que tarde, que la Corte Suprema se va expedir y va dictaminar la libertad de Milagro Sala”, afirmó.

Por Santiago Asorey
AGENCIA PACO URONDO: Hace unos días hubo un hecho muy grave sobre la integridad física de Milagro, tras distintas situaciones de violencia, tuvo una autolesión. ¿Cómo lee toda esta situación?
Juan Grabois: El 7 de diciembre pasado, yo había publicado una nota que se llama "el Asesinato de Milagro Sala”, donde de alguna manera se podía ver que la cosa iba a terminar con una situación así. Porque hay un hostigamiento sistemático de parte del gobierno y la justicia provincial. La justicia de Jujuy es el brazo jurídico de Gerardo Morales y funciona a control remoto. Al mismo tiempo que hay un tratamiento mediático que es realmente canallesco. Han inventado noticias con absoluta impunidad, diciendo que Milagro estaba “bailando el carnaval mientras tenía un ataque de angustia.”
Su psicóloga es una profesional internacionalmente reconocida, que no es tupaquera, sino una profesional independiente, ella también había planteado hace unos meses que se somete a Milagro a una situación de stress constante cuando se la obliga a presentarse para notificarse por nuevas causas. Es un trámite donde comúnmente se manda a un oficial al penal para que la notifique a la persona.
Pero a Milagro se la hace concurrir personalmente, para hacer todo un show cada vez que tiene que ir. La esposan y realizan un operativo con más de sesenta policías con armas largas. Siempre es la misma secuencia. Efectivamente lo que sucedió fue que la obligaron a ir a notificarse de nuevo. Ella no quiere someterse de vuelta a esa tortura, que es subir esposada a un patrullero, una vez cada dos días, escoltada con policías con armas largas. Porque afecta a su dignidad humana. En ese momento tuvo una crisis, algo que planteó su psicóloga por escrito donde claramente dice que “la paciente NO se encuentra apta psicológicamente para asistir a las audiencias previstas, debido a su estado de vulnerabilidad psicológica actual”. Y sin embargo, la hicieron asistir igual.
APU: ¿Cuál es la finalidad detrás de toda esta presión y torturas psicológicas contra Milagro?
JG: Mi opinión sigue siendo la que sostuve en aquella nota que te mencionaba. Lo que se está buscando es la muerte de Milagro. El Gobierno provincial está buscando la muerte de Milagro, ya sea como homicidio disfrazado dentro de una interna entre presas del penal o van decir que estaba deprimida y “se suicidó”. Yo creo que van más por la primera hipótesis que por la segunda. Por eso, al principio ellos dijeron que la situación había sido producto de una interna del penal. Es algo completamente falso. Lo que paso fue una lesión autoinfligida y de hecho el resto de las internas la ayudaron. Al final, siempre hay discusiones como en cualquier lugar que se convive. 
APU: Se realizaron una serie de presentaciones en la Justicia Federal para intervenir sobre la situación dramática que está viviendo Milagro. La Corte Suprema tiene que expedirse sobre eso. ¿Cómo son los plazos?
JG: Hay un sistema que es ridículo en la Argentina, que es que la Corte Suprema no tiene plazos para expedirse sobre los recursos. En algunos casos se puede posicionar diciendo que la Corte no se va expedir en el tema. Ya sobre algunos recursos se expidió. Pero yo estoy convencido, más temprano que tarde, se va expedir y van dictaminar la libertad de Milagro Sala. Porque la situación, desde el punto de vista jurídico, es realmente escandalosa. Cuando venga la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en mayo le va dar con un caño, porque lo que está sucediendo aquí es que se está tapando una situación jurídica con una catarata de noticias falsas. Absurdas y faltas de cualquier fundamento. Se están ocultando pruebas y documentaciones, que ninguna investigación independiente puede omitir. Gerardo Morales está totalmente acorralado ante esta situación. Y el Gobierno nacional, en algún punto también. Y la Corte Suprema, en este momento, es quien más responsabilidad tiene.