Violencia Institucional //// 09.01.2017
Impunidad porteña: liberaron al “cuchillero" del PRO

Se trata de Rodolfo Corzo, quien hirió en una asamblea en La Boca a los vecinos que protestaban contra la venta de terrenos de Casa Amarilla.

Los hechos sucedieron el 4 de mayo de 2016, cuando vecinos denunciaron que la policía dejó la “zona liberada” durante la reunión del Consejo Consultivo de la Comuna 4 donde se discutía sobre los terrenos de Casa Amarilla ubicados en el barrio de La Boca. Rodolfo Corzo, miembro de la patota Pro, atacó a cuchilladas a Matías Scinica y Fernando Abal Medina, hermano del senador. El "cuchillero del PRO" es empleado del Gobierno de la Ciudad, que encabeza Horacio Rodríguez Larreta.
El ex Secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, confirmó que “la patota comandada por Corzo padre, quien responde a (Jorge) Apreda”, presidente de la Comuna 4 de Unión-Pro (de los barrios La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya) y a quien señaló como "el responsable de lo que ocurrió, ya que no había seguridad y los agresores son personas vinculadas a él”. Su padre "el cordobés" está acusado de liderar el grupo, y fue procesado por homicidio en grado de tentativa. En plena feria judicial, fueron liberados.
Aún se desconocen las razones por las cuales el juez Roberto Ponce, a cargo de la causa, decidió liberar a Corzo. La prisión preventiva había sido confirmada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional a fines de septiembre. El empleado del Gobierno de la Ciudad habría recuperado su libertad el viernes 30 de diciembre a última hora. Pese a que permaneció cuatro meses prófugo, el juez habría considerado que ya no existe riesgo de fuga del imputado, que estaba alojado en la cárcel de Devoto. Fuentes de la querella consideraron que la decisión obedece a la “cobertura política” que tiene Corzo, empleado del Gobierno de la Ciudad que en su última declaración frente al juez Ponce arremetió contra su abogado defensor y denunció que le fue impuesto por los comuneros del PRO Jorge “el Negro” Apreda, presidente de la Junta Comunal, y Diego Ariel Weck que buscaban “defender sus propios intereses” y desligarse del episodio.
Las tres hectáreas que ocupan los terrenos lindantes de Casa Amarilla, y que son codiciados por el club Boca Juniors para construir un nuevo estadio, se ofrecieron en la Corporación Sur a través de una "Licitación con Iniciativa Privada para el desarrollo y Mejoramiento Urbano Casa Amarilla" cuyo único oferente fue el club presidido por Daniel Angelici. Por otra parte los vecinos sostienen que la venta de las tierras es inconstitucional debido a que no fue aprobada por la legislatura porteña.
Notas relacionadas
La Boca: identifican al agresor de la patota PRO