Violencia Institucional //// 12.10.2017
Gatillo fácil: la Policía de Córdoba asesinó a un joven de 17 años

Ezequiel Varela fue asesinado por la Policía el 11 de octubre en el barrio Marqués Anexo de la provincia de Córdoba. Uno de los efectivos se encuentra imputado pero en libertad. 

El 11 de octubre a la mañana, efectivos de la Policía de Córdoba asesinaron a Ezequiel Varela. El joven de 17 años se encontraba caminando cerca de su casa cuando un móvil se atravesó. Desde el auto se bajaron y dispararon tres tiros.

“Vi al chico que venía caminando, cuando se le cruza el móvil, el chico empieza a caminar más rápido y le pegaron tres tiros. Yo lo vi desde arriba, le pegaron como si nada. Después vinieron más móviles y acá la gente sabe que tiran tiros como si nada, como si fueran dueños de la vida. El chico falleció acá, lo dejaron tirado”, sostuvo una joven testigo de lo ocurrido. 

Ezequiel murió en el acto. Cuando sus familiares lo llevaron a Hospital Infantil ya se encontraba sin vida. Una vecina narró que los efectivos policiales "no se preocuparon por llamar una ambulancia" después del hecho. 

Aunque no fue detenido, uno de los agentes que se encontraba en el auto fue imputado por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego". Sin embargo, las fuentes oficiales buscan instalar que existió un enfrentamiento. 

Según los testimonios de vecinas del barrio, ésta es una práctica habitual de la Policía de la Provincia. “No podemos salir a comprar el pan que se te cruzan y te tiran. La gente de la villa nunca tenemos justicia, nunca podemos reclamar nada. Este es el segundo chico al que le pegan (un tiro) en el barrio”, afirmaron.