Violencia Institucional //// 27.05.2019
Gatillo fácil en Martín Coronado: exigen justicia por el asesinato de un joven

Organismos de Derechos Humanos de Tres de Febrero reclaman el esclarecimiento de la muerte de Diego Cagliero, en un nuevo caso de violencia policial ocurrido el 19 de mayo. 

Por Redacción APU

En medio de una ola de violencia institucional que tiene como centro el asesinato de cuatro jóvenes en San Miguel del Monte, la Asociación por los Derechos Humanos de Tres de Febrero exige justicia por la muerte de Diego Cagliero, en el marco de una serie de hechos que no se corresponden con las versiones policiales. 

Los medios de comunicación hegemónicos aseguraron que Cagliero y sus amigos habían cometido un robo. Pero según el comunicado de la Asociación y la Comisión de Familiares y Compañeros de Detenidos Desaparecidos de Tres de Febrero, "el 19 de mayo, alrededor de las 13 horas, Diego y un grupo de amigos se dirigieron a un supermercado de la zona de Martín Coronado, donde, según testimonios de familiares, 'tuvieron un altercado con la gente de seguridad por intentar llevarse algunos productos sin pagarlos'. Luego del incidente, dejaron los productos y se fueron pacíficamente". 

Después de ser convocados por un guardia de seguridad del supermercado, la policía interceptó la camioneta en la que se movían Cagliero y sus amigos y abrió fuego. El comunicado afirma: "Fueron interceptados por la policía de frente y sin siquiera mediar una voz de alto fueron tiroteados por agentes policiales, dejando sin vida a Diego e hiriendo a otro joven de gravedad". La Asociación también denuncia que la escena del crimen no fue preservada, y que dos armas aparecieron sospechosamente en la camioneta.

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, había aceptado la versión policial y celebró en sus redes sociales: "El centro de monitoreo 3FCOM de @Municipalidad3F colaboró en dirigir la persecución que detuvo a una banda que había robado un súper en Martín Coronado".

El comunicado exige el esclarecimiento del caso y responsabiliza a los agentes de la policía de la Comisaría Eufrasio Álvarez de Pablo Podestá, a la política de seguridad del municipio de Tres de Febrero, implementada por Juan Manuel Lucioni, y a las medidas y discursos de las máximas autoridades del gobierno provincial y nacional.