Violencia Institucional //// 28.03.2019
"Exigimos que los responsables de Gendarmería y Prefectura sean juzgados por la muerte de Kevin"

Así lo expresó el referente de La Garganta Poderosa, Ignacio "Nacho" Levy al finalizar la segunda audiencia del juicio oral por el asesinato de Kevin Benega en 2013. El hecho ocurrió luego de que la Prefectura y la Gendarmería liberara la zona en Villa Zavaleta.

El pasado miércoles 27, en el juzgado Criminal y Correccional N° 61, se realizó la segunda audiencia del juicio oral por el asesinato de Kevin Benega, ocurrido en 2013. Se encuentra imputado el prefecto a cargo del operativo que liberó la zona en Villa Zavaleta, Daniel Andrés Stofd. El accionar del prefecto culminó en un tiroteo que terminó con la vida de Kevin.

En el juicio tanto la querella como la Fiscalía solicitaron dos años de prisión, que es el máximo de pena para un agente por incumplimiento de su función. “Nuestro reclamo histórico es que la falta de deber de funcionario público no contempla el asesinato de Kevin”, sostuvo en diálogo con Agencia Paco Urondo, el referente de La Garganta Poderosa, Ignacio “Nacho” Levy. Y agregó: “Vamos a exigir que la Gendarmería y los responsables de Prefectura, sean juzgados por la muerte de Kevin y no por un error de funcionario como si hubiesen llegado tarde al trabajo”.

En el fallo previo que se ocupó del enfrentamiento entre bandas, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 9, había sostenido: “No se ha incorporado ningún elemento que pueda explicar las razones por la que el personal de la Prefectura Naval Argentina no escuchó los disparos que sobresaltaron a todos los vecinos ni percibieron el movimiento de todas las bandas que atemorizaban a todos los vecinos ni vieron las perforaciones en las paredes ni casquillos que se asomaban a los pasillos. No hay explicación alguna de las razones que llevaron a la Prefectura Naval Argentina a contestar que la situación era normal ante cada requerimiento del comando y que los llevó a prescindir de efectuar cualquier mínima consulta a los vecinos cuando se multiplicaban los pedidos de auxilio, mucho antes de que el niño recibiera el balazo mortal”.   

Entrevistado por Agencia Paco Urondo, Nacho Levy, señaló que al finalizar la audiencia, “el abogado de Stofd inculpó a su superior jerárquico al decir que era responsable de que la Prefectura no haya hecho ahí. Así justificó la negativa de Stolfd a las más de 107 detonaciones de guerra diciendo que su misión era patrullar y que se quedó tranquilo porque ahí había gente de Gendarmería. Osea culpa a su superior y a Gendarmería y posteriormente sostuvo ‘no estamos culpando a nadie’”.

De esta forma, sostiene Levy, el abogado buscó desvincular a Stofd al decir que “lo ocurrido no estaba en manos de su defendido”. En ese mismo momento de la audiencia, el abogado buscó relacionar el asesinato de Kevin a un video viral de un tiroteo. “El abogado llevó un artículo de La Nación para decir que el mismo día que estaba empezando el juicio por el asesinato de Kevin, estaba sucediendo un tiroteo supuestamente en Zavaleta. O sea, buscó justificar el accionar de Stofd diciendo que quienes vivimos en Zavaleta éramos unos salvajes”.  

En este sentido, Nacho Levy enfatizó que este video difundido por los medios masivos de comunicación días antes del comienzo del juicio, no fue ingenuo. “Instalan una semana antes esto de que los tiros fueron en Zavaleta, para luego darle lugar al argumento del abogado justificando el asesinato de Kevin con el artículo de La Nación”, expresó.

“Stofd va a ser condenado por incumplimiento de deber de funcionario público pero debería seguir la investigación para saber por qué no intervinieron y ver los niveles de connivencia entre las fuerzas y el narcotráfico. Hay una voluntad manifiesta de la Justicia de escindir lo sucedido de la dinámica anterior y posterior de las propias fuerzas. No permitieron a la querella en la primera audiencia preguntar por qué habían premiado a Stolfd con un ascenso ni tampoco hilar los conflictos que después sufrió la comunidad y la organización en el mismo barrio y con la misma fuerza de seguridad”, concluyó Levy.