Violencia Institucional //// 25.01.2018
A dos meses del fusilamiento de Rafael Nahuel, convocaron a una movilización en Bariloche

El joven fue asesinado por la espalda por la Prefectura. En su momento, la ministra Bullrich habló de un "enfrentamiento armado", lo que fue desmentido por las pericias. 

A dos meses del asesinato de Rafael Nahuel, a manos de efectivos federales, en la localidad de Villa Masacardi, Bariloche, la familia del joven convocó a una movilización al Centro Cívico de la ciudad para exigir justicia. De esta manera, la concentración será en Brown y Onelli a las 18h. La convocatoria se realizó luego de que la familia del joven visitara al Papa Francisco en Temuco, Chile.

Cabe recordar que Nahuel fue asesinado por un impacto de una bala de plomo de parte de la Prefectura, que impactó en su abdomen. Su muerte ocurrió en el marco de una feroz represión llevada adelante por esa fuerza en Villa Mascardi. El accionar violento de la fuerza de seguridad ocurrió en el contexto de la reivindicación territorial realizada por comunidades originarias locales. Rafael tenía 22 años y ese sábado 25 de noviembre de 2017 se encontraba expresando su apoyo a la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu.

Al momento de su muerte, la Red de Apoyo Comunidades en Conflicto —MAP— denunció el "fusilamiento de un miembro de la comunidad mapuche y otros dos heridos con balas de plomo en Villa Mascardi, Río Negro, a manos de la Prefectura". En ese primer momento, la responsable política de la prefectura, la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bulrrich, desmintió a las víctimas y aseguró que se trató de un "enfrentamiento armado". Las pericias desmintieron esa versión: solamente se encontraron restos de balas de la prefectura. Además, Nahuel fue herido por la espalda. 

Por su parte, al momento del hecho, Alejandro Palmas, integrante de Colectivo al Margen, sostuvo ante la prensa que Rafael "era un pibe de barrio al que le gustaba jugar al fútbol y la cumbia". Además, detalló que "estaba desocupado. No pudo hacer estudios y estaba tratando de encontrarle la vuelta para llenar la olla". El referente social explicó que el joven "no era ni RAM ni terrorista".