Violencia Institucional //// 18.04.2017
Devoto: presos iniciaron huelga de hambre contra proyecto para endurecer penas

Cambiemos y el Frente Renovador quieren reformar la ley de Ejecución de penas. El proyecto tiene media sanción en Diputados y ahora se votará en Senadores. 

Por Enrique de la Calle

Detenidos en el penal de Devoto iniciaron una nueva huelga de hambre en reclamo contra la reforma a la ley 24660 de "Ejecución de penas" que se discutirá en el Senado y que tiene media sanción en Diputados. De aprobarse el proyecto que impulsan el PRO y el Frente Renovador se restringirán derechos a los reclusos. Una norma similar fue sancionada en la provincia de Mendoza y fue declarada inconstitucional: además de aumentar la población carcelaria no redujo los índices de delitos en la provincia. Mendoza tiene la tasa más alta del país. 

¿Qué propone la reforma? Restringe el acceso a la educación y la salud de los detenidos y limita las salidas anticipadas. Desde el colectivo "Frente sin reserva", que reúne a organizaciones que rechazan los cambios, recuerdan que un proyecto similar fue aprobado en Mendoza en el año 2012. "Aumentó la población carcelaria en un 60% y también aumentó el delito. Además fue declarada inconstitucional", describieron en un spot que hicieron circular en las redes. "Más encierro no es más seguridad", concluyeron. 

Entre quienes critican la reforma se sumó el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires: se trata de medidas "de comprobada ineficiencia para resolver la conflictividad social asociada a la infracción de contravenciones y leyes penales y dar respuesta a la demanda de la sociedad", afirmaron en un documento. 

Distintas facultades de la UBA integran el Centro Universitario de Devoto (CUD) que brinda 5 carreras universitarias y talleres de formación a 300 internos. Con la reforma, los presos podrían perder ese derecho, crucial para la reinserción social de los reclusos. Las estadísticas son elocuentes: la tasa de reicindencia baja del 60% a menos del 10% entre los egresados del CUD.