Violencia Institucional //// 21.09.2018
Condena histórica a seis prefectos por torturas a militantes de La Poderosa

Se trata de los integrantes de las fuerzas de seguridad que secuestraron y torturaron a los jovenes Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya, en la Villa 21.24.

Imagen de Emergentes

Hace dos años seis prefectos secuestraron y torturaron a Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya, integrantes de La Garganta Poderosa. Desde entonces, la familia, la organización y las y los amigos emprendieron el camino de la lucha por la justicia que culminó en esta sentencia histórica.

Los oficiales Antúnez, Benítez y Ertel fueron condenados a 10 años y 6 meses de prisión, mientras que los prefectos Sandoval, Marsilli y Falcón fueron condenados a 8 años y 11 meses de cárcel. El ministerio de Seguridad aseguró que se trata de ‘seis manzanas podridas’ y desvinculó a los prefectos pero no inició una investigación interna.

Según informó Marcha Noticias, durante la declaración Marsilli optó por el silencio. Antúnez está arrepentido del “error” que le arruinó la vida. Sandoval negó haber participado y “quiere conocer a su hija que nació”. Para Ertel se trató de “un hecho al voleo”. Ramón Falcón quiere “estrecharles la mano” a Iván y Ezequiel. Benítez pidió que lo entiendan, que es “una persona que se puede equivocar”, que no tomó en cuenta “los valores que le inculcó su familia”. 

Tras conocerse la sentencia, la abogada de los jovenes, Gabriela Carpineti, se refirió al fallo en las redes sociales y enfatizó: "Gracias a Ivan, Gracias a Ezequiel. Gracias a La Poderosa. Los responsables de esta reivindicacion historica. Gracias a los que nos creyeron y acompañaron siempre, sin luces ni camaras, y a los que no tambien. Al pacto de impunidad le gano nuestro pacto de amistad. Un poderoso abrazo, desde la fe y la esperanza de contribuir a un mundo sin verdugueados ni verdugueadores".

Por su parte desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) emitieron un comunicado de prensa y destacaron: "El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 9 de la Capital Federal condenó a seis integrantes de la Prefectura Naval Argentina a penas de entre diez y ocho años por encontrarlos culpables de haber torturado a los jóvenes Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya en septiembre de 2016. Las querellas estuvieron a cargo de Gabriela Carpineti y Nahuel Berguier, por La Poderosa, y Agustina Lloret y Florencia Sotelo, por el CELS."

Además, añadieron: "El proceso judicial que hoy concluyó mostró las prácticas policiales de hostigamiento y humillaciones que sufren cotidianamente los jóvenes de la Villa 21-24 y de Zavaleta, y que en algunos casos llega a situaciones extremas como las torturas que sufrieron Iván y Ezequiel. La mayor parte de estos hechos quedan impunes porque no son conocidos ni denunciados. Pero en este caso ocurrió algo diferente, gracias a la presencia de una organización como La Poderosa con capacidad para visibilizar el hecho y a funcionarios judiciales que desde el primer momento se tomaron en serio lo que los jóvenes contaron".

En este mismo sentido se expresó Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, en las horas previas a la sentencia en un texto publicado por la Garganta Poderosa. "No hay otra palabra para describir todo lo que sufrieron Iván Navarro y Ezequiel Villanueva por parte de las Fuerzas que debieran cuidarlos: ¡Torturas! Sin eufemismos, un caso extremo de violación a los Derechos Humanos que no podemos aceptar para nuestro pueblo", sostuvo.

"Cuando las Madres repetimos una y otra vez ese Nunca Más, estamos pidiendo una vida digna para ellos, para ustedes, para cada uno de los habitantes que tiene nuestro país", sintetizó.

El momento del fallo